Volver al listado

Fotografía se escribe con acento: cazadores de errores ortográficos en la calle

Sonreír sin acento, hueco sin “h” o llegar con “y” son faltas ortográficas que se encuentran en la calle. Pablo L. Mede, profesor de Secundaria de la escuela Juan de Valdés de Madrid, se asustó al ver un cartel en el metro con un error ortográfico, lo fotografió y lo mostró en clase. “Algunos no me creían”, cuenta en su blog, “así que les animé a encontrar ellos mismos las faltas”, y así los convirtió en “cazadores de gazapos”. Los estudiantes fotografían los errores, luego los enseñan en clase a través de una pizarra digital y Pablo publica las imágenes en un blog para que quede constancia y se compartan. El blog se llama [sic] y contiene todas la fotografías con las faltas ortográficas encontradas en la calle, en los libros o en las revistas. El nombre de la página tiene sentido. La Real Academia Española define “sic” como aquello que aparece “en impresos y manuscritos españoles, por lo general entre paréntesis, para dar a entender que una palabra o frase empleada en ellos, y que pudiera parecer inexacta, es textual”.

REGLAS PARA CAZAR FALTAS ORTOGRÁFICAS

Para publicar una fotografía en el blog hay que seguir unas instrucciones muy sencillas propuestas por el profesor, tales como “que la imagen esté enfocada”, “que se especifique la edad del autor” o “que no aparezca ninguna persona”. Las imágenes se organizan por temática (publicidad, libros, cartas del menú…) y en todas se especifica dónde se ha encontrado el error (metro, calle…), cuál es falta y la firma del alumno “cazador”. El blog, además de almacenar las fotografías, ofrece una lista de webs donde se pueden consultar las normas ortográficas, y una lista de los diccionarios que pueden visitarse online para consultar dudas. “Nunca imaginé que la ortografía pudiese ser tan divertida. Cada día iré publicando las ‘cazadas’ que me vayáis mandando”, escribe Pablo en el blog.

Se trata de una fórmula innovadora de realizar una actividad con un componente didáctico muy importante. El hecho de que los alumnos deban encontrar los errores les mantiene atentos, les motiva a leer, les obliga a distinguir cuál es el error y qué sería lo correcto. Por otro lado, la publicación de sus trabajos en el blog hace que, al involucrarse en el contenido de un medio no convencional, se sientan protagonistas de la actividad y, tal como afirma Henry Jenkins, que se fomente la “cultura participativa y la inteligencia colectiva”. Jenkins, doctor en Comunicación y Arte y decano de las facultades de Comunicación y Periodismo y Artes Cinematográficas de la Universidad del Sur de California, define la convergencia mediática como la convivencia de los nuevos medios digitales con la cultura participativa, cada vez mayor, protagonizada por comunidades de usuarios. En este caso, los alumnos de Pablo y todo aquel que participe en el blog [sic] forman parte de esta comunidad que, según Jenkins, ve Internet como “un vehículo para la resolución colectiva de problemas”.

FOMENTO DE LA ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA

Este tipo de prácticas son recomendables en el aula dado que los alumnos ya están familiarizados con estas herramientas y aprovechar ese dominio fomenta la alfabetización mediática. En la Guía para radios y televisiones sobre la promoción del contenido generado por el usuario y la alfabetización mediática e informacional de la UNESCO, Martin Scott, investigador de la Asociación de Medios de Comunicación de la Commonwealth, llama “participación colaborativa” a este tipo de iniciativas participativas. Los alumnos participan aportando material y son ellos mismos los que generan el contenido del ejercicio en base a la propuesta del docente y a través de las TIC.

Más información:

 

1 Comentario

  1. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA » Archivo del weblog Diez infografías para evitar las faltas ortográficas - Escuela Infantil GRANVIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *