compártelo:

Una idea para acercar a estudiantes y abuelos y practicar con las TIC

experiencia50

Inmaculada Contreras, profesora de Plástica, y sus alumnos de 3º de ESO y 3º de Diversificación del IES Antonio Calvín de Almagro (Ciudad Real) llevaron a cabo el curso pasado un precioso proyecto llamado La arruga es bella. Los estudiantes realizaron una serie de entrevistas a los ancianos mediante las cuales aprendieron a conocer y valorar a las personas mayores. De este modo, gracias a las nuevas tecnologías, la iniciativa aunó vejez, juventud, sabiduría y cariño.

La idea se enmarcaba en un proyecto más amplio, Apreciando arrugas, surgido a raíz de la película Arrugas, una adaptación del cómic homónimo de Paco Roca. Fue la propia Inmaculada la que se implicó en el proyecto y quiso mover a sus alumnos a participar y sensibilizarse acerca del papel de “los abuelos” en su vida. Al mismo tiempo, consiguió que aprendiesen a utilizar herramientas de la Web 2.0 que luego seguirían aplicando a lo largo del curso. 

TODA LA ACTIVIDAD, EN SMORE Y PASO A PASO

El proceso fue sencillo y efectivo. Inma creó una actividad que diseñó y publicó online con Smore, una herramienta que permite elaborar documentos a modo de carteles con texto, imágenes, enlaces y videos. El documento sirvió para introducir la actividad y sus objetivos, y explicar a los alumnos paso a paso lo que debían hacer:

  1. 1. Seleccionar a dos ancianos de su familia o a los que conocieran.
  2. 2. Entrevistarles y grabar la entrevista con un móvil o una cámara, ya fuera en video o únicamente el sonido. Si los ancianos estaban lejos y no podían contactar personalmente con ellos, podían usar un programa de videoconferencia como Skype, llamarles por teléfono o escribirles una carta o un correo electrónico y anotar sus respuestas.
  3. 3. Subir la entrevista a la Red: a Youtube, si era un video, o a Goear, si era audio. Si la entrevista era escrita, tenían que subirla a Scribd.
  4. 4. Pedir a los entrevistados que les contasen un recuerdo imborrable de su infancia o juventud y redactar un escrito explicándolo.
  5. 5. Hacer una fotografía a los dos protagonistas y vincularla con Thinglink a algo que les gustase o caracterizase, para conocerlos un poco más: una de sus canciones preferidas, su película o actor/actriz favoritos, la receta de su comida preferida, etc.
  6. 6. Enviar un correo electrónico a la profesora con: los enlaces al video, audio o escrito de la entrevista, la fotografía y la pequeña redacción adjunta sobre el recuerdo. 

Además, la actividad incluía tutoriales de las herramientas que los estudiantes tenían que utilizar.

EL RESULTADO: UN HOMENAJE ONLINE A LOS MAYORES

Como destaca Inma, la sociedad actual “arrincona” a nuestros mayores, los deja de lado como “un trasto viejo que está por casa” o se aprovecha de ellos, “no de su experiencia o de sus saberes, sino de su capacidad de trabajo, que brinda la oportunidad de más tiempo libre o más dinero si hacen de niñeras de sus nietos, por ejemplo”. “Me niego categóricamente a esta visión, y pensé que emprender esta aventura ayudaría a mis alumnos, a medio largo plazo, a tener un recuerdo imborrable de sus mayores”, recuerda. “Además, quería trabajar una serie de herramientas TIC y favorecer el talento de mis chicos que, aunque no lo sepan, lo llevan en el ADN, a pesar de su miedo a equivocarse o el desconocimiento de una aplicación concreta”.

Pese a los obstáculos y reticencias que surgieron al inicio del proyecto, el resultado ha conquistado a alumnos, padres, abuelos y profesora. “Ahora que mis alumnos lo ven completado, ahora que ven el conjunto, se dan cuenta de que había algo grande implícito en la actividad; ahora sí, surgen las emociones cuando ven el logro total de todos, un homenaje a los mayores lleno de afecto y de consideración para con ellos”, explica Inma.

Solo hay que echar un vistazo a los entrañables trabajos de los estudiantes, que aparecen ordenados y orgullosos en la pestaña superior de la web del proyecto. Allí conocemos, por ejemplo:

Más información:

1 Comentario

  1. Pingback: Una idea para acercar a estudiantes y abuelos y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *