Volver al listado

Alberto Molina: “La educación del futuro debería ser una educación en la que los niños y niñas se divirtieran aprendiendo y los docentes disfrutaran enseñando”

Alberto Molina es profesor de Primaria y secretario en el Colegio Rural Los Castaños, situado en La Alpujarra de Pitres (Granada). La escuela se encuentra a hora y media de su casa, y solo es accesible a través de una escarpada carretera. Desde que consiguió su plaza en 2009, Alberto ha trabajado para implantar las nuevas tecnologías en el centro, hoy dotado de conexión a Internet, pizarra digital, tabletas y la plataforma digital aulaPlaneta. Con sus nuevas metodologías, ha revolucionado la educación en la Alpujarra y abierto el centro educativo al mundo.

aulaPlaneta: ¿Qué aportan las nuevas tecnologías a la educación y el trabajo en el aula?

Alberto Molina: Creo que la introducción de las nuevas tecnologías a la educación ha supuesto una revolución en la forma de trabajar en el aula. Hasta ese momento la labor de enseñar, salvo algunos aspectos, se venía realizando igual que en los últimos siglos.

Sin embargo, con la aparición de las TIC y sobre todo con la de Internet, todo ha cambiado. Desde una pequeña aula en un pueblecito perdido de la Alpujarra, los alumnos/as tienen acceso a todo el conocimiento. Pueden ponerse en contacto, en tiempo real, con alumnos/as de cualquier parte del mundo, o usar infinidad de programas y aplicaciones para desarrollar su proceso de enseñanza-aprendizaje. Y eso me parece maravilloso.

Además, me gustaría apuntar que las nuevas tecnologías han aportado otra gran mejora a los centros escolares desde el punto de vista administrativo. Además de docente, soy el secretario del colegio y cada día tenemos que hacer frente a numerosos procesos administrativos y burocráticos que, sin la ayuda de las TIC serían una labor titánica.

¿Cómo afectan al trabajo y motivación de los alumnos?

Uno de los muchos aspectos positivos de las nuevas tecnologías es lo motivadoras que son para los alumnos y alumnas. Todavía no he conocido a ningún niño/a al que no le guste usar un ordenador o una tablet. Pero eso sí, es muy importante que el docente tenga muy claro la tarea que se va a realizar, y la haya programado, preparado y probado antes. Si no, lo que podría ser una tarea motivadora se puede convertir en una clase caótica.

El uso de las nuevas tecnologías tiene otras muchas ventajas, como son: mayor rapidez para realizar muchas actividades, la facilidad que muestran los niños/as ante el uso de nuevos dispositivos, la comodidad de usar estos dispositivos frente a otras herramientas, etc.

¿Cómo se desarrolla una clase de Alberto Molina?

En mis clases siempre intento, de una manera o de otra, introducir las TIC. Uno de los aspectos buenos de los colegios rurales, que los tiene y muchos, es que suele haber clases con pocos alumnos/as. Las más numerosas no superan los 12 niños/as. Yo utilizo mi tablet para llevarlo todo, desde la gestión del colegio, hasta mis programaciones, guías didácticas, audios y videos de inglés y demás documentos. Y también la utilizo para que mis alumnos/as usen las aplicaciones que previamente me he descargado y quiero que usen en clase.

En las aulas donde hay conexión a Internet y PDI y algunos portátiles, las utilizo prácticamente a diario. Uso la PDI como proyector de los libros guías para que los alumnos puedan seguir las explicaciones o se puedan autocorregir, o cuando quiero enseñar alguna herramienta o aplicación. También usamos los tablets y ordenadores portátiles para la plataforma aulaPlaneta o llevamos a cabo pequeños proyectos o tareas. 

¿Qué permite el trabajo por proyectos que no ofrece la educación tradicional?

Sinceramente creo que es la mejor forma de trabajar en un aula. El problema es que los docentes estamos muy arraigados al libro de texto y a las clases magistrales en las que todos los niños/as están sentados en silencio escuchando las explicaciones del maestro/a.

Entre las muchas ventajas que ofrece frente a la educación tradicional destacaría que enfrenta a los alumnos y alumnas a situaciones reales de la vida, promueve el espíritu investigador, fomenta el desarrollo de las competencias básicas, promueve el trabajo a partir de los conocimientos previos de los alumnos, y por tanto se trata de un aprendizaje significativo, y el niño/a se siente confiado y seguro al sentirse protagonista del desarrollo de su propio aprendizaje.

¿Puedes contarnos alguna experiencia que hayas realizado en el aula?

Cuando aprobé las oposiciones tuve que hacer un curso como parte del año de prácticas. En una sesión del curso apareció el tema del trabajo por proyectos y desde ese momento me empecé a interesar por esta forma de trabajo. He querido introducirla en mi metodología y en este punto me gustaría mencionar a mi amiga y compañera Esther Suárez Medina, que me animó a empezar, y juntos empezamos a introducir pequeños proyectos en nuestras aulas.

Durante este curso, la gran mayoría del claustro del colegio se ha animado a empezar a trabajar por proyectos. Decidimos elegir un proyecto por trimestre. El primero fue La Edad Media y los Castillos. El resultado fue bastante bueno.

En el segundo trimestre estamos trabajando los países y también se están haciendo tareas muy interesantes. Y a nivel personal, hay un proyecto que he realizado en dos ocasiones del que me siento muy satisfecho. Se trata de realizar unos cortos de animación usando la técnica de stop motion. En este enlace de mi blog de aula lo desarrollo más profundamente y están los cortos que mis alumnos/as realizaron íntegramente.

¿Cómo utilizas aulaPlaneta en clase? 

Lo uso como complemento a mis clases. Dependiendo de los contenidos que esté trabajando elijo una unidad y la adapto a mi clase. Aprovecho las explicaciones que vienen en las unidades como complemento de las mías. Selecciono las actividades que me parecen más adecuadas y algunas veces complemento con alguna que yo mismo genero. La verdad es que en ese sentido aulaPlaneta es una herramienta fantástica, ya que te permite editar la unidad y adaptarla a las características de tu alumnado.

¿Cómo reaccionan los alumnos frente al cambio de metodología?

Muy positivamente; como he dicho, a todos los alumnos/as les encantan las TIC y aulaPlaneta les permite aprender de una forma lúdica y amena. Además, el hecho de que ellos mismos se puedan autocorregir hace que el aprendizaje sea más efectivo.

¿Cómo crees que debe ser la educación del futuro? 

Para resumirlo en una frase, diría que debería ser una educación en la que los niños y niñas se divirtieran aprendiendo y los docentes disfrutaran enseñando. Debe ser una educación que prepare a los alumnos y alumnas a ser unos buenos trabajadores en una sociedad laboral cada vez más competitiva y sobre todo a ser buenas personas. Personas creativas e innovadoras que sepan trabajar en equipo y adaptarse a las circunstancias.

¿Qué crees que podéis hacer los profesores para que avance la educación?

Creo que podemos hacerlo todo. Somos los responsables de formar a las futuras generaciones, lo cual me parece una de las grandes labores dentro de una sociedad.

Los docentes tenemos la obligación de intentar ser los mejores en nuestra profesión, como cualquier profesional que se precie, y tenemos que ser conscientes de la gran responsabilidad que tenemos en nuestras manos, cosa que a veces se nos olvida.

¿Cuáles son los principales retos u obstáculos a superar? 

Pues hay muchos. Creo que habría que cambiar los estudios universitarios para ser docente. Habría que endurecerlos mucho más, como pasa en los países donde obtienen las mejores calificaciones PISA.

Otro aspecto que cambiaría es el sistema de ingreso al cuerpo de maestros o profesores. Se trata de un sistema en el que no se demuestra el valor que una persona tiene como docente, sino la capacidad de memoria que tiene un individuo.

Otro aspecto es la formación continua. Una vez que alguien obtiene la plaza piensa que ya está preparado para enseñar durante toda la vida y no realiza ni un solo curso más para intentar ser mejor docente. Pienso que en una profesión como la nuestra y en la época de cambios que estamos viviendo la formación es vital.

También hay que luchar contra la carga de trabajo administrativo, que cada curso aumenta de forma exponencial y hace que le podamos dedicar cada vez menos tiempo a la parte docente y más a la burocrática.

La desmotivación es otro de nuestros caballos de batalla tanto de alumnado, familias, compañeros-as, equipos directivos, etc. Cuando estás en un contexto en el que la desmotivación se extiende como la pólvora, es muy fácil contagiarse.

Pese a estos y otros muchos obstáculos, sigo pensando que tengo el mejor trabajo del mundo y sigo yendo al trabajo con la misma, o más, ilusión que iba el primer día que me llamaron de la Consejería para cubrir una baja en un pueblo que estaba a más de 200 kilómetros de mi casa. Lo único que deseo es que esta ilusión no disminuya con el paso de los años.

Más información:

5 Comentarios

  1. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Alberto Molina: “La educación del futuro debería ser una educación en la que los niños y niñas se divirtieran aprendiendo y los docentes disfrutaran enseñando”

  2. Pingback: Trabajo por proyectos en el CPR Los Castaños, La Alpujarra, Granada | Educación 3.0

  3. Pingback: Educación digitalizada | En el corazón de los libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *