Volver al listado

Siete ideas para animar a tus hijos a dibujar

El dibujo empezó como forma de expresión humana mucho antes que la escritura, y se ha utilizado para contar historias, recordar hechos relevantes o, simplemente, para representar el mundo que nos rodea. La capacidad de los más pequeños para pintar es espontánea, se desarrolla sobre todo alrededor del año y medio de edad y tiene muchos beneficios. Sin embargo, con la edad los niños van abandonando el lapicero y dejan de dibujar. Por eso, tu labor es esencial para potenciar el gusto de tus hijos por el dibujo y animarles a que sigan practicándolo a lo largo de los años. Te damos algunas ideas y consejos.

BENEFICIOS DEL DIBUJO

Dibujar es divertido, una afición y un entretenimiento, pero además tiene beneficios para tus hijos. Entre otros usos del dibujo, sirve de:

  • Pasatiempo al alcance de la mano. El dibujo puede practicarse en cualquier momento y lugar, ya que no necesita herramientas especiales, por lo que resulta una forma sencilla y accesible de llenar ratos de ocio.
  • Forma de expresión. Al dibujar, tus hijos representan lo que ven, sienten o piensan, por lo que a través de esta práctica pueden comunicarse contigo, mostrar preocupaciones o, sencillamente, afianzar su visión del mundo.
  • Práctica manual. El dibujo ayuda a mejorar el manejo de los dedos y las manos, y mejora la coordinación motora y la percepción visual. En último término, incluso contribuye a que los niños escriban mejor, ya que mejora su habilidad para trazar formas.
  • Ejercicio mental. Al dibujar se practica geometría, perspectiva y visión espacial, pero también se trabaja la resolución de problemas y se desarrolla la imaginación y la creatividad. 

SIETE IDEAS PARA ACERCAR A TUS HIJOS AL DIBUJO

Hay niños a los que les encanta dibujar, pero pierden interés con el tiempo. Otros no se deciden a intentarlo, no les gusta o se desaniman porque no logran el resultado esperado. Cualquiera que sea el caso de tu hijo, puedes ayudarle siguiendo alguna de las siguientes estrategias.

    1. Anima a tu hijo a intentarlo. A veces no se atreverá a dibujar porque le parecerá complicado o no sabrá por dónde empezar. Sentaos juntos ante el papel y anímale a que dibuje algo que vea en la habitación, a su familia, su clase, lo que quiera hacer en las próximas vacaciones… También puedes elegir una fotografía de un animal que le guste o la portada de su cuento favorito y pedirle que trate de representarlo con sus pinturas.
    2. Dale ideas pero también autonomía. Puedes explicarle alguna técnica o darle ideas generales, pero lo mejor es que tu hijo emprenda el camino del dibujo por su cuenta, sin presión ni exigencias, para que disfrute elaborando sus propias creaciones.
    3. Conviértelo en un juego compartido. Prepara cartulinas con fotografías sencillas y jugad a dibujar lo que aparezca y tratar de que el otro lo adivine. O simplemente pídele que piense en un objeto, animal o lugar y lo dibuje para que tú lo adivines y luego cambiad los papeles. También podéis elaborar juntos un gran mural, dibujando mano a mano, de modo que estrechéis lazos y os divirtáis juntos a través de este arte.
    4. Innova en los materiales. Si el niño se ha cansado de las pinturas, prueba con rotuladores, pintura de dedos, acuarelas, tizas, materiales diferentes para incorporar como collage, sobre tela o cristal… A veces cambiar de útiles de dibujo es una manera simple y efectiva de despertar el interés por esta práctica.
    5. Recurre a la tecnología. Otra idea es incorporar los nuevos instrumentos TIC. Pueden serviros algunas de estas aplicaciones para dibujar en la tableta o el móvil:
      Drawing Pad, un cuaderno virtual con diversas pinturas y pegatinas.
      Doodle Buddy, similar a Drawing Pad, más sencilla y gratuita.
      Art for Glow, para hacer dibujos luminosos.
      Colouring Book, y PicsArt, para dibujar o colorear.
      Squiggle Fish, que permite dar vida virtual a criaturas del mar dibujadas en papel.
    6. Responde de forma positiva. Uno de los beneficios que puede tener el dibujo en la infancia es su contribución a la autoestima y la seguridad que tiene tu hijo en sí mismo. Por eso tu respuesta ante sus dibujos es fundamental. Muestra interés en sus creaciones, pídele que te cuente qué está dibujando y felicítale. Por ejemplo, puedes exponer los dibujos en algún espacio de al casa, a la vista, para demostrar cuánto te gustan.
    7. Ayuda a tu hijo y corrígele. Aunque reconozcas su esfuerzo y le apoyes, también debes enseñarle. Por eso, cuando vaya avanzando en su afición al dibujo y se sienta más seguro, explícale cómo puede mejorar o enséñale pequeños trucos para perfeccionar los detalles. De este modo le ayudarás a superarse y contribuirás a que el dibujo le plantee nuevos retos y le resulte más divertido. Las webs siguientes tienen ideas sencillas para guiarle en su aprendizaje:
      Animales con formas básicas para los más pequeños
      Para aprender a dibujar animales, objetos o personajes de sus series favoritas.
      – Galerías de Pinterest con muchos recursos y ejemplos: 1, 2 y 3
      – Canales de YouTube con lecciones en vídeo: 1 y 2

 

Más información:

• Reportaje ¿Por qué dejamos de dibujar? sobre las ventajas del dibujo y su enfoque en la educación 
• Videoconferencia sobre los 8 beneficios del dibujo de la psicóloga Judit Cueto
• Artículo en Superpadres con información sobre el dibujo y otras actividades creativas en niños de entre uno y tres años  

Equipo Superpadres.com para aulaPlaneta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *