Volver al listado

Cinco falsos mitos sobre los libros de texto digitales

Los últimos avances tecnológicos y científicos han propiciado que vivamos en una época de cambio constante. Se habla de revolución en la sociedad, en la comunicación, en la política, en la educación… Los libros de texto no escapan a este fenómeno. La irrupción en el mercado de nuevos dispositivos digitales ha favorecido el desarrollo de los libros de texto digitales, llamados a ser los sucesores de los impresos. Los que se oponen a este cambio esgrimen distintas razones para escapar de esta inevitable evolución. Te presentamos, y desmontamos, los cinco mitos más extendidos sobre los libros de texto digitales.

CINCO MITOS SOBRE LOS LIBROS DE TEXTO DIGITALES

  1. 1. Son como los libros de texto en papel, pero consultables a través de un ordenador o tableta. Trasladar los libros impresos a la pantalla y no aprovechar las posibilidades que brinda la web 2.0 es un error. Los buenos libros de texto digitales ofrecen un sinfín de posibilidades que los diferencian de las versiones impresas: son ricos en material multimedia, totalmente personalizables por el profesor, interactivos, facilitan el trabajo colaborativo, son hipertextuales y están en constante actualización. Mucho más que simples libros de texto impresos. Si quieres un ejemplo, echa un vistazo a los Cuadernos de estudio de aulaPlaneta
  2. 2. Los niños no pueden trabajarlos ni hacer anotaciones. Esta idea también es errónea. Los buenos libros de texto digitales permiten a los alumnos subrayar y realizar anotaciones de manera digital, con la ventaja de que luego, si lo desean o se equivocan, las pueden borrar. Las dudas, los trucos de memorización, los datos curiosos que el profesor comenta en clase… todo pueden apuntarlo en el libro de texto digital. Algunos apostillarán que así no aprenden a escribir en papel… En contra de esta afirmación hay que decir que el libro de texto digital es una herramienta más que no impide al alumno llevar una libreta o cuaderno donde pueda anotar y apuntar a mano lo que desee.
  3. 3. El libro de texto digital abre la puerta a las distracciones de la Red. Este es el miedo de muchos profesores. Sin embargo, lo que abre la puerta a las distracciones de la Red no es la herramienta, sino el aburrimiento, la pasividad en clase. Esta desconexión de los alumnos puede evitarse si se les implica en su propio aprendizaje, si se les anima a ejercer en clase un rol activo. Son varias las metodologías que permiten este cambio: el aprendizaje por proyectos, el aprendizaje colaborativo, la pedagogía inversa o flipped classroom, etc. Los buenos libros de texto digitales favorecen y facilitan su aplicación en el aula.
  4. 4. Para estudiar es mejor el libro en papel. La creencia de que leemos mejor en papel está muy extendida. A menudo no se tiene en cuenta que el cerebro es muy flexible, y no es lo mismo preguntar a un nativo digital que a personas cuya educación ha estado ligada al libro impreso. Además, los libros de texto digitales incluyen numerosos elementos para potenciar la memoria fotográfica, como imágenes, recursos gráficos y vídeos, y muchos de los recursos interactivos que integran potencian un aprendizaje más significativo, más basado en la comprensión y en la aplicación de los conocimientos al mundo real, y menos en la memorización. Por otro lado, alumnos con necesidades especiales, como los disléxicos, leen con más facilidad los textos digitales al permitir los dispositivos aumentar el tamaño de la letra.
  5. 5. Son más caros porque hay que comprar una tableta o un ordenador. Al contrario, la conexión a un servicio educativo digital como aulaPlaneta, que da acceso a nueve asignaturas de seis cursos de Primaria y Secundaria, puede abaratar el coste de los libros hasta en un 70 %. Hay que considerar la inversión en la tableta o en el ordenador como algo imprescindible, ya que los alumnos del siglo XXI se enfrentan a un panorama laboral donde estas herramientas son básicas. Además, estos dispositivos, junto con los libros de texto digitales y las distintas herramientas, recursos y materiales 2.0, son fundamentales para que desarrollen su competencia digital y adquieran autonomía a la hora de aprender. 

Más información

Página oficial de aulaPlaneta

Canal de youTube de aulaPlaneta

Artículo Cinco claves para elegir un buen libro de texto digital 

2 Comentarios

  1. Domingo -

    Buen artículo de marketing para vender las bondades de Aula Planeta, las mismas que utilizan sus comerciales cuando nos visitan en los centros.

    Lo cierto es que los profesores necesitamos tener acceso a información y estudios que contrasten estas afirmaciones.

    1. Equipo aulaPlaneta
      Equipo aulaPlaneta Post author -

      Estimado Domingo:
      Te proponemos distintos documentos y estudios que pueden respaldar los datos ofrecidos en el artículo.
      – Es una realidad que los profesores demandan en los libros de texto digitales algo más que un pdf: que sean ricos en contenidos audiovisuales e interactividad. Así lo corrobora, por ejemplo, el estudio La integración de las TIC y los libros digitales en la educación, realizado por aulaPlaneta y la Universidad Autónoma de Barcelona a partir de 1.057 encuestas a profesores, 5 dinámicas de grupo Y 22 entrevistas en profundidad.
      Por otro lado, la diversidad de formatos y lenguajes de los recursos que ofrecen los libros digitales va en consonancia con teorías como la de las inteligencias múltiples de Gardner o los estilos de aprendizaje, recogida entre otros por Neil Fleming en su modelo VARK , ya que facilita a los alumnos distintas formas de aproximarse al conocimiento y favorece así su aprendizaje.
      Por eso aulaPlaneta incluye en sus Cuadernos de estudio multitud de contenidos audiovisuales, interactivos y posibilidades de personalización de los contenidos que favorecen y facilitan tanto la enseñanza como el aprendizaje.
      – Los Cuadernos de aulaPlaneta posibilitan tomar apuntes, realizar anotaciones e incluso subrayar los libros de texto digitales. Pero no son los únicos. También otras marcas punteras como Moodle o iBooks 2 de Apple lo permiten.
      – La UNESCO defiende la necesidad de fomentar la alfabetización mediática e informacional (MIL) en las escuelas para fomentar el acceso equitativo a la información y el conocimiento. A través de su Curriculum para Profesores sobre Alfabetización Mediática e Informacional explica a los profesores cómo enseñar a los alumnos a utilizar de manera adecuada los medios de comunicación y la información, lo que incidiría en el modo en que utilizan los libros de texto digitales e Internet en el aula. La Unión Europea, del mismo modo, considera esencial asegurar que todos los ciudadanos europeos pueden comprender y usar los medios digitales y promueve proyectos para el uso de contenidos digitales en la educación. Por otro lado, distintas experiencias metodológicas de carácter activo demuestran que si los alumnos se implican en su aprendizaje, no se aburren y no recurren a la distracción, como las recogidas en la sección Educación y TIC de nuestro blog.
      – En cuanto al tema económico, organismos como la CEAPA declaran que cada año las familias gastan entre 250 y 300 euros en libros de texto impresos. Los Cuadernos de estudio de aulaPlaneta suponen un ahorro del 70 % respecto a estas cifras. Por otro lado, dispositivos tecnológicos como los ordenadores o las tabletas son ya una necesidad en las familias. Según el Estudio General de Medios (EGM), en 2012 un 94% de los niños de 13 años ya consultaba Internet, y el 80 % de niños de los 4 a los 13 años lo hacía desde casa, lo que implica disponer de un dispositivo tecnológico en el hogar. También puedes encontrar datos al respecto en el Informe de Sociedad de la Información en España 2014 de Fundación Telefónica, o el Eurostat.

      Esperamos haber aportado suficientes datos para contrastar lo que se dice en el artículo. Gracias por compartir tu opinión.
      Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *