Volver al listado

Cinco tendencias educativas para 2016

Cinco tendencias educativas para 2016

Los próximos años, según los expertos, van a ser decisivos en el ámbito educativo tanto en lo que se refiere a innovación pedagógica y estrategias de enseñanza como a la extensión de los servicios y tecnologías digitales. Ya en los últimos cursos hemos visto la generalización de nuevas metodologías como la flipped classroom y el aprendizaje por proyectos, así como el desembarco de los ordenadores y los libros de texto digitales en los centros escolares. ¿Cuál será el próximo paso en este camino hacia la educación del futuro? Avanzamos cinco tendencias que ya apuntaron en 2015 y que creemos que serán una realidad en 2016, para que estés preparado y te animes a innovar en tu aula.

CINCO CLAVES EDUCATIVAS PARA ESTE AÑO

  1. 1. El proceso de enseñanza-aprendizaje se personalizará. Con unas aulas tan heterogéneas como nuestra sociedad y la importancia de ofrecer una adecuada atención a la diversidad, el aprendizaje individualizado y adaptado a cada alumno resulta esencial en 2016. Para ello, este año hay que optar por clases más participativas, escuchar y descubrir las necesidades de cada niño, por ejemplo a través de la aplicación de teorías como las inteligencias múltiples de Howard Gardner. La finalidad es conseguir que todos los alumnos asimilen, comprendan y afiancen los contenidos, para lo que es necesario adaptar el aprendizaje a sus capacidades o formas de aprender, sus intereses o su ritmo de aprendizaje. Gracias a la personalización se puede desarrollar al máximo el talento de cada estudiante y sus ventajas son múltiples, como explica Javier Tourón en este artículo.
  2. 2. Los profesores apostarán por las nuevas metodologías. La pedagogía inversa, flipped classroom, o el aprendizaje por proyectos ya se han implantado en multitud de centros a lo largo de 2015. Este año los docentes seguirán poniendo en práctica estas y otras metodologías innovadoras para sacar lo mejor de sus alumnos, motivarles y ejercitar todas las competencias y destrezas para convertirlos en adultos formados y preparados. Los próximos pasos pueden ser, por ejemplo, la gamificación de las aulas o el aprendizaje basado en juegos, que dan un enfoque lúdico a la enseñanza y aprovechan el potencial de la diversión y las recompensas para aprender. En los siguientes enlaces tienes más información, para que te animes a probar en 2016 estas dos metodologías:
    Ventajas del aprendizaje basado en juegos o Game-Based Learning (GBL)
    Cómo aplicar el aprendizaje basado en juegos en el aula
    Grandes preguntas sobre la gamificación de la educación
    Cómo aplicar la gamificación en educación
    Gamificación en un aula de Secundaria 
  3. 3. Los alumnos aprenderán de forma activa. El 2016 será el año del aprendizaje experimental o enseñanza orientada a la acción, learning by doing, con la que los niños se convierten en protagonistas de su propio aprendizaje y pueden relacionar la teoría y los conceptos aprendidos con la realidad que les rodea, llevándolos a la práctica. Resulta mucho más motivador para los alumnos, les permite “saber hacer”, “aprender a aprender” y construir un aprendizaje significativo y trabaja, entre otras habilidades y destrezas, las siguientes:
    – Creatividad
    – Autonomía y espíritu emprendedor
    – Resolución de problemas y superación de errores
    – Paciencia, esfuerzo y perseverancia
    – Pensamiento crítico
    El aprendizaje activo puede desarrollarse a través de multitud de propuestas y metodologías, entre las que destacan el aprendizaje basado en proyectos, en retos o en problemas. Una de las aplicaciones más novedosas del aprendizaje experiencial aprovecha al máximo el potencial de las TIC a través de la robótica o la programación, animando a los estudiantes a que desarrollen sus propias creaciones informáticas y tecnológicas. Es el caso, por ejemplo, de los Clubes maker@domus del museo científico coruñés Domus, en los que colabora aulaPlaneta.
  4. 4. Las aulas serán más flexibles. Un estudio realizado en una treintena de centros escolares británicos en 2015 ha demostrado que una clase bien diseñada y con espacios adecuados mejora el aprendizaje de los estudiantes hasta en un 16 %. Las nuevas formas de aprender exigen que las aulas se adecuen al trabajo en grupo o a la pedagogía inversa o flipped classroom, incluyan distintos rincones o espacios de aprendizaje y potencien su flexibilidad para adaptarse a cada situación y momento. El Colegio Claver, por ejemplo, ha rediseñado y flexibilizado sus aulas este curso para que se ajusten a su innovadora forma de trabajar. Este reportaje y este artículo dan ideas para crear espacios de aprendizaje eficaces.
  5. 5. Las TIC serán esenciales y los alumnos estudiarán en cualquier momento y lugar. En 2016 son ya una realidad el e-learning y el aprendizaje móvil o en movimiento, mobile learning. Las TIC y los nuevos dispositivos electrónicos permiten a los integrantes de la comunidad educativa relacionarse, informarse, estudiar, trabajar y comunicarse en diversos espacios, reales y virtuales. Esta posibilidad rompe las fronteras del aula y abre un inmenso abanico de opciones para los alumnos, pero también para los profesores, que encuentran un nuevo espacio para su formación permanente, cada vez más necesaria en un mundo en constante cambio. Entre otras posibilidades, gracias a las ya imprescindibles TIC y el aprendizaje a distancia y móvil surgen los entornos educativos digitales como aulaPlaneta, accesible en cualquier momento y lugar, las clases online, los cursos masivos en línea, las lecciones virtuales, los espacios colaborativos en red, el almacenamiento y la documentación compartida en la nube, la comunicación instantánea y multidireccional… Y todo ello está, nunca mejor dicho, al alcance de la mano en portátiles, móviles y tabletas. Además, mientras se profundiza en cualquier tema o materia, el aprendizaje a través de las TIC e Internet permite mejorar la competencia digital. Estos documentos de la UNESCO y esta recopilación de artículos de Edutopia sobre aprendizaje móvil tratan el tema desde diversas perspectivas y dan algunos ejemplos de prácticas interesantes.

Más información:

Diez tendencias emergentes en educación y tecnología para 2016

Ocho tendencias educativas que no debes perder de vista

Diez tendencias de educación del siglo XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *