Volver al listado

Cómo educar a tus hijos en la igualdad de género

Cómo educar a tus hijos en la igualdad de género

Repartir por igual las tareas en casa o evitar las diferencias por sexos en juguetes, películas y dibujos animados son acciones cotidianas que pueden contribuir a fomentar la igualdad de género en el ámbito familiar. Aprovechamos los consejos y las advertencias de Lina Gálvez, directora del Máster Universitario en Género e Igualdad en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y experta en este tema, y te damos cinco recomendaciones para que eduques a tus hijos en la igualdad y evites conductas sexistas.

CINCO CLAVES PARA LUCHAR CONTRA EL SEXISMO EN CASA

  1. 1. Estar atentos a los pequeños detalles. Aunque en ocasiones no somos conscientes porque compartimos algunos de sus mismos prejuicios y normas sociales, los niños y jóvenes son sexistas en gestos, formas de hablar, actitudes… Es algo que afecta tanto a niños como a niñas y es fruto de la inmersión en una sociedad que es, de hecho, machista y establece líneas de conducta y patrones de normatividad para cada sexo que tratan de hacerse pasar por naturales pero no lo son. “La socialización implica que aceptemos cuestiones que no son naturales como naturales y por tanto, que no son susceptibles de cambio o que es muy difícil cambiarlas”, explica Lina. “Los avances actuales en biotecnología, con la fecundación in vitro o las clonaciones, nos están demostrando que resulta más fácil aceptar cambios que afectan directamente a lo natural y lo biológico que a lo cultural”. Es importante que, como padres, estéis atentos y luchéis para compensar esa socialización y evitar la separación de roles, lenguajes, actitudes o características para niños y niñas. Trata a tus hijos como personas con sus cualidades y sus preferencias, sean chicos o chicas; huye de los prejuicios y evita el lenguaje sexista. La guía Siete rompecuentos para siete noches puede ayudarte a desmontar estereotipos en algo tan sencillo y cotidiano como los cuentos.
  2. 2. Fomentar la igualdad y el respeto. La educación en estos dos valores es una labor esencial para prevenir el sexismo y debe desarrollarse en el ámbito familiar. Se trata de trabajar la igualdad y el respeto pero, además y sobre todo, cuidar los propios actos, porque los niños y niñas aprenden por observación. “No vale para nada que les digamos a nuestros hijos que no tienen que ser violentos si luego los llevamos al fútbol y nos hartamos de insultar al árbitro o a los contrarios; ni sirve de nada que digamos a nuestras hijas que las mujeres podemos hacer lo mismo que los hombres si luego no dejamos que nuestros maridos se encarguen de hacer la comida, en el caso de que ellos se ofrezcan”, ejemplifica Lina. La experta es clara: “los niños y las niñas deben aprender de sus padres y madres que las relaciones de pareja deben basarse en la igualdad y el respeto, y dar ejemplo es la mejor manera de aprenderlo”. Es importante que promovamos prácticas igualitarias en casa, en el reparto de tareas y en los roles de hombres y mujeres, niños y niñas. La guía Y tú, ¿te apuntas a romper con el machismo? es adecuada para madres, padres e hijos, ya que aborda situaciones de desigualdad en el hogar y anima a reflexionar sobre ellas.
  3. 3. Cuidar la elección de productos y soluciones de ocio. Los cambios en las tecnologías, materiales y procesos productivos han facilitado y extendido la diferenciación de los productos para determinados clientes o grupos de clientes a costes bajos. “La segmentación de estos mercados se ha realizado en muchos casos utilizando la información que se tenía sobre estos grupos y que bebía, en gran medida, de estereotipos que de esta manera se han visto reforzados”, indica Lina. La experta explica que esta situación se aprecia claramente en la oferta audiovisual para la infancia. “El efecto, además, se multiplica con el desarrollo de dispositivos electrónicos que permiten un uso individualizado de distintas alternativas de ocio y pueden permitir que dos hermanos, una niña y un niño, estén simultáneamente viendo dos propuestas audiovisuales diferenciadas pensadas y diseñadas para niñas en un caso, y para niños en el otro”. Así surgen, por ejemplo, dibujos animados que se dirigen a las niñas y otros que lo hacen exclusivamente a los niños, una opción que no existía hace unos años. “Ahora, las niñas solo ven las películas de princesas, incluidos los clásicos de Disney, que desde el año 2000 pasaron a formar parte de una línea de productos llamada ‘las princesas Disney’, perdiendo su individualidad o su condición de plebeya en muchos casos, y siempre vinculadas a un príncipe azul que si bien ahora es menos salvador que antes, no deja de estar omnipresente salvo en raras ocasiones”, apunta Lina. “Mientras que los niños abominan de esos productos y para ellos están pensados los productos de súper héroes y piratas que además normalmente no tienen pareja”. La guía Juegos y juguetes para la igualdad, este decálogo para elegir juegos y juguetes y el estudio Educándonos frente a la televisión te darán algunas ideas para detectar el sexismo en las compras o en el consumo de actividades lúdicas y de ocio. Y este reportaje recopila diez personajes infantiles de dibujos, películas o cómics que promueven la igualdad.
  4. 4. Educar en la sexualidad y las relaciones igualitarias y responsables. Las relaciones de pareja, afectivas y sexuales, son un entorno clave en el que fomentar la igualdad. Lina advierte que “la iniciación sexual de los chicos en muchos casos no es ni en la escuela ni en la familia sino a través del porno encontrado en Internet”. La experta indica que esto, unido a una educación social en la desigualdad crea “disfuncionalidades en la adolescencia” que ya se están empezando a ver, con “relaciones violentas y vejatorias” que también beben, por ejemplo, de la cultura de los videojuegos, “hipersexualizada y violenta”. El estudio Jóvenes y género. El estado de la cuestión, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, deja claro que todavía hay mucho por hacer, y en ese camino, la educación afectivo-sexual igualitaria resulta esencial y debe afrontarse no solo en la escuela sino, sobre todo, en casa. La guía Y entonces, ¿qué digo?, pensada para ayudar a padres y madres a hablar con sus hijos sobre sexualidad, o las publicaciones Trátame bien, Cómo compartir la vida en igualdad, y Guía de los buenos amores, pensadas para los propios jóvenes, pueden ayudarte a transmitir a tus hijos la importancia de establecer relaciones sexuales y de pareja seguras, responsables e igualitarias.
  5. 5. Cuidar el uso de Internet y las redes sociales. Las tecnologías se enmarcan en la sociedad en la que se desarrollan y en la que se utilizan y, por lo tanto, su uso puede contribuir también a la igualdad o la desigualdad, según cómo aprovechemos sus oportunidades. “Por ello resulta fundamental la educación que reciban los niños y niñas en la escuela y en la familia, porque si esa educación fomenta los valores de igualdad y respeto y combate los estereotipos sexistas, las redes pueden ser un gran espacio de expansión de la igualdad”, anota Lina. “Pero si, por el contrario, la educación que han recibido banaliza a las niñas, las cosifica, convierte a los niños en seres violentos y competitivos para poder llamarse hombres y anula el respeto por lo diferente, por el diferente, entonces las redes sociales serán lo que ahora son en muchos casos: espacios de violencia, control e individualización”. La experta indica que “en las redes sociales tener amigos es fácil y también lo es borrarlos si no son como tú, no piensan como tú o no te ríen las gracias”, con lo que “no se genera una cultura de la tolerancia y el respeto, de tender puentes para encontrarse”. Además, Internet y las nuevas tecnologías pueden ser otro instrumento de control y maltrato psicológico en casos de violencia de género. El estudio La desigualdad de género y el sexismo en las redes sociales profundiza en cómo se moldean las identidades de género y como se construye la igualdad o desigualdad de género en las redes. La iniciativa Netiquétate repasa las reglas de respeto y educación en la Red y la web Violencia Sexual Digital da claves para detectar, prevenir y erradicar cualquier tipo de violencia online.

Más información

Educatolerancia

Educar en igualdad

Estereotipos y coeducación

La coeducación, un desafío para madres y padres

Coeducación: relación Familia – Escuela 

Equipo Superpadres.com para aulaPlaneta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *