Volver al listado

Escuela Octavio Paz y aulaPlaneta por una innovación educativa

La escuela Octavio Paz, un centro público de educación infantil y primaria del barrio de Navas (distrito de Sant Andreu) Barcelona y recientemente galardonado con el premio Baldiri Reixac 2017, lleva a cabo un proceso de transformación educativa a todos los niveles. Esta evolución, entre otras cosas, incluye una alianza con el área de educación del Grupo Planeta, aulaPlaneta, para implementar su programa de mejora. Los principales propósitos son aplicar metodologías activas en las aulas para situar al alumnado en el centro del proceso de aprendizaje y dar una respuesta integral a las nuevas necesidades sociales y culturales. Para conseguirlo, todo el claustro está implicado en un intensivo plan de formación y ha puesto en marcha el trabajo por proyectos de investigación, los ambientes de aprendizaje entre grupos de distintos cursos, los espacios competenciales específicos como la lectura a través de la resolución de problemas o la geometría en inglés, y la integración de las TIC a todos los niveles. Su director Xavier López cuenta en qué consisten todos los avances que implica la llegada de este nuevo aliado hacia la renovación educativa. “La educación evoluciona, junto con la sociedad, por lo tanto, en Octavio Paz no podíamos quedarnos atrás”, asegura López. Así pues, según el director, la irrupción de aulaPlaneta en el centro supone “una oportunidad brillante para nuestros alumnos”.

Una innovación a todos los niveles

Obviamente, un proyecto de innovación docente no surge de la noche a la mañana. Sin embargo, en la escuela Octavio Paz ha contribuido el hecho de contar con un equipo directivo motivado, unos docentes y personal de servicios implicados, la colaboración de las familias y unos buenos resultados académicos previos. Todos estos factores, sumados al apoyo, formación y recursos de aulaPlaneta han permitido a la escuela plantearse una vuelta de tuerca al proyecto pedagógico y a la reorganización de horarios y espacios. “Este proceso ha sido como un rompecabezas. Todas las piezas son importantes”, explica el máximo responsable del centro. De tal manera, se trata de un proyecto vivo, en constante crecimiento y revisión, en el que su objetivo final es dotar al alumnado de sentido crítico, de autonomía y de herramientas necesarias para vivir en la sociedad actual.

Los dos protagonistas, la escuela Octavio Paz y aulaPlaneta, son conscientes de que un plan de innovación no es únicamente la adquisición de materiales o dispositivos. Por ese motivo, el primer paso fue realizar un análisis de las necesidades y encontrar las soluciones que mejor se adaptasen al proyecto del centro, así como un diagnóstico de la competencia digital del personal. A continuación, se han definido las acciones a seguir en los diferentes ámbitos del programa de mejora: formación, recursos, plan TAC, acompañamiento y medición de resultados. Por lo que se refiere a la formación, los especialistas de aulaPlaneta están trabajando con el equipo del centro la competencia digital, en coherencia con el plan de formación en la formulación de buenas preguntas, la evaluación competencial y el trato global de las competencias artísticas.

La alianza también implica el acceso al servicio de recursos didácticos educativos digitales que los maestros y alumnos podrán utilizar en su labor cotidiana. El curso en competencias digitales docentes facilitará la integración de las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en fomentar la competencia digital del alumnado para que este sepa sacar el mejor provecho de las herramientas digitales: ir mucho más allá de lo que es el uso de los dispositivos, y sí el saberlos utilizar para informarse adecuadamente, comunicar y crear, proteger su identidad en las redes, etc. Según López es una manera de abrir camino a “nuevas alfabetizaciones, como la digital y la audiovisual”, a modo de pauta para otras actividades que se lleven a cabo en el futuro. En definitiva, la unión con aulaPlaneta, dice Xavier López, “nos ha servido para mejorar todo aquello que ya se estaba haciendo bien”, y adaptarlo a los nuevos tiempos:

  • Cambios en los roles alumnos-docente: la nueva metodología pone al alumno en el centro del aprendizaje y el maestro se convierte en un guía y facilitador de este aprendizaje.
  • Creación de espacios transversales de aprendizaje en educación primaria: concretamente de lengua y matemáticas donde los grupos (alumnos de primero y segundo, de tercero y cuarto y quinto y sexto) trabajan mezclados en base a actividades centradas en competencias. De esta forma, los alumnos trabajan comprensión lectora junto a la resolución de problemas o la expresión escrita con las magnitudes.
  • Creación de ambientes de aprendizaje en educación infantil: en este caso se trata de ambientes temáticos relacionados con el trabajo de las emociones, el juego simbólico o la educación artística. En estos espacios se investiga y se experimentar en grupos heterogéneos.
  • Proyecto de escuela: se trata de un proyecto de investigación en el que toda la escuela está implicada con un enfoque globalizador que fomenta el aprendizaje significativo. Aquí lo importante es el camino que realiza el alumno, sus reflexiones, que se formule preguntas, la comunicación y el compartir los resultados etc. De esta forma se fomenta también el aprendizaje cooperativo, la motivación y la difusión del conocimiento compartido. El curso pasado la escuela centró su proyecto en los colores y este año lo dedican a los zapatos de forma que visitan museos, exposiciones, zapaterías y reciben visitas de expertos en el tema como podólogos, diseñadoras de moda, zapateros…

Además, la colaboración y acompañamiento de aulaPlaneta en el proceso de transformación pedagógica de la Escuela Octavio Paz se materializa en nuevo mobiliario para dotar los espacios antes mencionados, y nuevas herramientas en forma de tablets y portátiles para llevar a cabo este nuevo plan de innovación que implica a las TIC. “Estos recursos permiten hacer cosas que sin ellos no podían hacerse”, opina López. “Como por ejemplo vehicular los procesos de enseñanza y aprendizaje, facilitar la comunicación entre los diferentes agentes educativos y ser una herramienta colaborativa, informativa y organizativa”, añade el director.

La escuela Octavio Paz fue inaugurada el año 1995 por todo un Premio Nobel (el mismísimo Octavio Paz) y en la actualidad cuenta con más de doscientos alumnos. Es un centro abierto y comprometido con su entorno más cercano como el propio barrio, la ciudad, el país y, finalmente, el mundo. Prueba de ello son el Proyecto de Intercambio Social y Cultural con una escuela de Xalapa (en Méjico, un país cuya cultura está muy presente en Octavio Paz), o su integración en el proyecto de innovación Xarxes per al Canvi promovido por el Consorci d’Educació de Barcelona, Rosa Sensat y el ICE de la Universidad Autònoma de Barcelona. Un programa, este último, basado en el informe de la UNESCO Repensar la educación que busca acompañar a los centros, dar formación y generar redes de colaboración entre ellos.

Esperamos que el modelo de la Escuela Octavio Paz sirva como referente e inspiración para otras escuelas que quieran dar el paso a nuevos modelos educativos. Por nuestra parte os recomendamos seguir la evolución de la escuela en las redes sociales y, como siempre, que nos expliquéis vuestras experiencias.

Por último, nos gustaría agradecer al personal y alumnos de la escuela la buena acogida que nos depararon el día que la visitamos. ¡Muchas gracias y ánimo con el proyecto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *