Volver al listado

Seis pasos para empezar a innovar en tu centro

Nuestra sociedad cambia a ritmo vertiginoso y los centros educativos deben responder a las exigencias que les plantea la nueva educación, en la que las TIC y la innovación tecnológica resultan fundamentales. Con el fin de ajustarse a los nuevos modos de aprender es necesario que cambiemos nuestros modelos educativos y diseñemos una nueva forma de enseñar. Pero, ¿cómo llevar a cabo un proceso de innovación? ¿Por dónde empezar? Te explicamos cuáles son los pasos fundamentales para hacerlo y en qué consiste el Plan de Acompañamiento Integral (PAI) de aulaPlaneta, que apoya a los centros y a toda la comunidad educativa en el proceso de cambio.

INNOVAR, EN SEIS PASOS

  1. Análisis de la situación. El primer paso es estudiar el centro y tomar conciencia de cuál es la situación de partida en aspectos relacionados con la tecnología y las metodologías de trabajo:
  • Materiales disponibles (libros de texto digitales, servicios digitales, materiales propios etc.)
  • Infraestructura (conexión a Internet, ordenadores o tabletas etc.)
  • Enfoques metodológicos que se utilizan
  • Competencia digital y preparación pedagógica del claustro de profesores
  • Otros ámbitos o necesidades importantes del centro relacionados con el currículo, la organización o la comunicación con las familias.

Esta presentación incluye algunas ideas para estimar el nivel de innovación de un centro.  

  1. Diagnóstico y definición de objetivos. Teniendo en cuenta los datos recopilados durante el análisis, el siguiente paso es detectar las fortalezas y necesidades del centro y establecer los objetivos que se quieren conseguir. La finalidad del proceso innovador puede ser la implantación de libros de texto digitales, el uso de recursos TIC y multimedia en el aula o la aplicación de metodologías innovadoras. En cualquier caso, lo importante es tener claro el objetivo primordial y la situación de partida para empezar a trabajar.
  2. Diseño del plan de innovación. El plan variará según las necesidades detectadas y los objetivos establecidos, pero algunos puntos que debe contemplar son:
  • Establecer un calendario de actuación.
  • Fijar unas tareas que deben realizarse en unas fases determinadas, tanto por parte del centro escolar como por los docentes.
  • Determinar qué hay que implementar o modificar para llevar a cabo el proceso innovador: recursos, dispositivos, materiales, infraestructuras y equipamiento, personal, espacios y organización del centro o el aula etc.
  • Designar un coordinador o crear un equipo de coordinación que, junto a la dirección, se encargará de liderar el proceso.

Además, al diseñar el plan de acción, debe tenerse en cuenta a toda la comunidad educativa y, por ejemplo, contemplar un sistema de información a los alumnos y a las familias, para que estén al tanto del proceso.

  1. Formación del profesorado. Los docentes serán los que sustenten el proceso de innovación en el día a día en el aula, por lo que su implicación y su preparación son cruciales. Hay que determinar qué formación necesitan y en qué áreas, y suministrarla. Por ejemplo, pueden requerir preparación relacionada con la materia que imparten, respecto a estrategias didácticas o nuevas metodologías o en competencia digital y uso de las TIC en el ámbito educativo.
  2. Puesta en práctica. Es la parte decisiva del proceso innovador, ya que implica desarrollo y puesta en marcha de las medidas y tareas establecidas. Para lograrlo, la dirección y el equipo de coordinación deben estar atentos para mantener la motivación, respetar el plan establecido y reaccionar ante problemas o dudas que puedan surgir. Los primeros pasos serán complejos, pero la constancia y la organización garantizarán el éxito de la iniciativa.
  3. Evaluación y seguimiento. El proceso de innovación es constante y no termina con una primera aplicación, sino que debe evolucionar y adaptarse a las nuevas necesidades detectadas, corregir posibles errores, sumar propuestas más ambiciosas… Directiva y equipo de coordinación deben hacer un seguimiento de la aplicación del plan innovador, detectar su impacto en el aprendizaje y los resultados de los alumnos o en la satisfacción de la comunidad educativa, y diseñar nuevas acciones para continuar el proceso de transformación y mejora.

PLAN DE ACOMPAÑAMIENTO DE AULAPLANETA A LOS CENTROS

El Plan de Acompañamiento Integral (PAI) de aulaPlaneta permite a los centros escolares innovar con el mejor asesoramiento y apoyo. Con este programa aulaPlaneta ofrece una garantía de éxito a centros, docentes, alumnos y familias en el proceso de cambio hacia un nuevo modelo educativo. En concreto, guía al centro y aporta su experiencia y su soporte en todas las fases: análisis, diagnóstico, formación, puesta en marcha, desarrollo y evolución del proceso innovador y la implantación del servicio digital aulaPlaneta.

Entre otras ventajas, incluye un plan de formación online y/o presencial en habilidades TIC y en nuevas metodologías acorde a las necesidades del centro y de sus docentes; asesoramiento técnico y pedagógico en contenidos e infraestructuras; y un servicio técnico para cualquier duda o problema que se plantee. Ofrece además atención personalizada al centro escolar y al docente en cuestiones de contenidos, formación e infraestructuras, y suministra materiales, herramientas y documentación para mantener informadas a las familias y dar visibilidad al proceso.

 

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *