Volver al listado

Ana Isabel Álvarez: “La escuela no puede quedarse anclada en el pasado”

Durante los últimos años, son muchos los centros que han apostado firmemente por la renovación y transformación del sistema educativo actual. De esta manera, la educación se enfrenta al reto de adaptarse a la realidad del siglo XXI; donde los descubrimientos tecnológicos y científicos son constantes, el acceso a la información cada vez es más rápido y las relaciones sociales, económicas y laborales cambian a un ritmo vertiginoso. Un ejemplo de esta voluntad de innovación educativa es el colegio público CEIP Fregacedos en Fuenlabrada (Madrid). Ana Isabel Álvarez, maestra y responsable TIC del centro, reconoce la necesidad de individualizar el aprendizaje y motivar a los alumnos.

¿Por qué decidieron iniciar un proceso de innovación?

Decidimos iniciar un proceso de innovación después de observar y detectar la necesidad de evolucionar como docentes. La escuela no puede quedarse anclada en el pasado como está pasando. Sin embargo, creo que, más que una decisión, fue un proceso de cambio hacia el presente de los alumnos y alumnas de nuestro centro.

¿Qué cambios se han realizado en el centro durante los últimos años?       

El principal cambio ha sido pasar de trabajar con el libro de texto clásico a no tener libros en papel. Además, este último curso, hemos implantado el iPad en 1º y 2º de primaria y tabletas en 5º y 6º. El curso que viene, incluiremos a los alumnos de 3º y tan solo 4º seguirá trabajando con libros de texto. Utilizamos dos plataformas diferentes para cubrir todos los cursos, en el caso de 5º y 6º aulaPlaneta.

¿Cómo se han introducido las tecnologías en el proceso de aprendizaje?

Como comentaba, la introducción de las nuevas tecnologías es total. Los niños y las niñas del centro estudian y trabajan cada uno con su dispositivo. No solo con las plataformas correspondientes, sino utilizando todas las opciones que la herramienta pone a su disposición para solucionar cualquier necesidad que surja en el devenir de cada día.

¿Qué papel juega aulaPlaneta en este proceso?

En los cursos en los que aulaPlaneta está presente (5º y 6º), su papel es básico para nosotros. Es la herramienta diaria a través de la cual estudiamos a en el colegio y en casa. Utilizamos todo su potencial, desde asignar tareas hasta modificar los contenidos.

¿Qué cambios han notado en el aprendizaje y la actitud de los niños y niñas?

Ahora el aprendizaje es mucho más motivador y autónomo, cada uno de nuestros alumnos y alumnas marcan su propio ritmo. Gracias a ello, también podemos acercarnos a los alumnos que les cuesta llegar a los contenidos mínimos requeridos por la administración, así como a los alumnos de alto rendimiento, o que sin llegar a serlo son más creativos o con una actitud más positiva ante el estudio.

Nos consta que el Centro Territorial de Innovación y Formación (CTIF) está realizando una labor de apoyo a los centros, ¿cómo valoran su servicio?

Los cursos del CTIF empiezan a estar orientados en esta nueva forma de enseñar, por lo que, poco a poco, nos acercarán las herramientas de una manera más cotidiana.

¿Qué ventajas ofrecen sus actividades y apoyo?

La ventaja más importante es la posibilidad de ofrecer un aprendizaje individualizado, asignatura pendiente en la educación. Cada alumno y alumna aprende a un ritmo diferente y esto nos permite ir al compás de cada uno.

¿Qué retos tienen pendientes para el futuro?

El reto principal es incluir a todos los profesores en este proyecto precioso y también muy costoso. Queremos que el docente que elija nuestro centro como destino, lo haga porque es un centro diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *