Volver al listado

Cinco claves para educar a tus hijos en una sociedad multipantalla

Las pantallas nos rodean en nuestro día a día, en el televisor, los móviles, las tabletas y los ordenadores con acceso a Internet. Son una ventana al mundo que nos ofrece información constante, pero también pueden suponer una amenaza para los más indefensos: tus hijos. No puedes prohibirlas ni evitar todos los peligros que se esconden al otro lado, pero sí puedes regular su uso y, sobre todo, educarles y enseñarles a utilizarlas con precauciones y responsabilidad, para que se conviertan en adultos preparados para el mundo digital y audiovisual. Te damos cinco claves que debes tener en cuenta para educar a tus hijos en la sociedad multipantalla.

RIESGOS DE UN USO INADECUADO

Los nuevos medios digitales y audiovisuales son una herramienta excelente para informarse, comunicarse, aprender y divertirse. Sin embargo, su uso inadecuado puede tener efectos negativos tanto en adultos como en niños y adolescentes. Algunos son:

  • Sobreexposición, abuso e, incluso, adicción.
  • Acceso a contenidos inadecuados, violentos, sexuales, ideológicos, relacionados con armas, drogas…
  • Ciberdelincuencia, engaños, revelación de datos y otros peligros del acceso a la Red sin control adulto.
  • Aislamiento y dificultades para relacionarse.
  • Sedentarismo y problemas físicos.

Por eso es importante que tengas los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías muy presentes en la educación de los más pequeños, para aprovechar todas sus ventajas, evitar los peligros y prepararles para que sean autónomos en su uso y manejo a lo largo de toda su vida.

CINCO CLAVES PARA EDUCAR EN LA ERA DIGITAL

  1. Establece reglas y edúcales en el buen uso. El ocio digital y audiovisual puede y debe formar parte del día a día de tus hijos, igual que forma parte del tuyo, pero debe obedecer a unas normas que lo integren de manera racional en la rutina de la familia, eviten el abuso y prevengan los peligros. Es recomendable establecer un horario en el que tus hijos pueden ver la televisión, jugar a los videojuegos, acceder al móvil o el ordenador para navegar o utilizar apps adecuadas a su edad en la tableta. Por ejemplo, no enciendas la televisión por costumbre al llegar a casa, revisa primero la programación y decide o negocia qué programas veréis, juntos si es posible, y establece a qué hora se irán los niños a la cama. En el caso de Internet, enseña a tus hijos los peligros que pueden esconderse en la Red , utiliza herramientas para protegerles  y edúcales en un uso seguro. Comprueba también las calificaciones de los videojuegos, selecciona aquellos que representen valores positivos, revísalos mientras juegan y explica a tus hijos que deben utilizarlos durante un tiempo limitado y con responsabilidad.
  2. Vigila los contenidos a los que acceden. Internet es un enorme universo donde se encuentra todo tipo de información y las televisiones buscan atraer a una audiencia amplia durante el mayor tiempo posible, por lo que los contenidos que ofrecen en horario infantil en muchas ocasiones no son adecuados. Por eso tu papel resulta esencial para regular la utilización del ordenador, el móvil o la televisión y controlar qué páginas visitan tus hijos, qué aplicaciones utilizan o qué programas ven. Si hay programas, juegos, aplicaciones o contenido que consideras inadecuado, puedes prohibirlos o aplicar el control parental. Por el contrario, puede haber contenidos culturales y educativos muy interesantes, de calidad y adecuados para su edad, que les motivarán, les enseñarán y contribuirán a diversificar sus intereses. Busca ese tipo de programas de televisión, páginas web o portales educativos, videojuegos o apps didácticas y pensadas para niños.
  3. Trabaja el pensamiento crítico. Tanto Internet como la televisión no solo proporcionan entretenimiento e información, sino que también transmiten ideas, comportamientos, actitudes o conceptos que afectan a la forma en la que tus hijos opinan, actúan o ven el mundo. Evita que lo conviertan en un pasatiempo pasivo, explícales que no deben creer todo lo que ven en Internet o en la televisión, anímales a ver de forma crítica los programas de televisión, las páginas que visitan online o los juegos que más les gustan y reaccionen de manera consciente ante ellos. Por ejemplo, pídeles que te expliquen por qué les llaman la atención, qué historia transmiten, qué creen que pretenden los anuncios que aparecen en la web o los cortes publicitarios. También puedes enseñarles a seleccionar la programación y los contenidos ellos mismos, consultando los periódicos, el teletexto o Internet, de modo que aprendan a informarse y decidir con criterio.
  4. Evita la multitarea y la tecnología “chupete”. El uso de dispositivos debe ser consciente, compartido y nunca puede ejercer de niñera de tus hijos. No enciendas la televisión en momentos en los que estéis comiendo o cenando en familia, solo como un ruido de fondo, ni permitas el uso de la televisión, la tableta, el móvil o el ordenador de forma conjunta, lo que contribuirá a la dispersión y a un sobreestímulo que puede resultar muy negativo para el niño o adolescente. Tampoco es recomendable abusar de los dibujos animados, las películas o los videojuegos como si fueran un chupete, es decir, como forma de entretener al niño mientras los adultos se ocupan de sus propios asuntos. Puede resultar una solución en algunos momentos, como un viaje o la cena en un restaurante, pero es mejor evitar este uso de manera rutinaria. ¿por qué razón no deben hacerlo?
  5. Fomenta otras formas de entretenimiento. El ocio digital debe combinarse con el analógico para ofrecer al niño un abanico equilibrado de opciones de entretenimiento. Puedes establecer un horario o, si tus hijos ya son mayores, llegar a un acuerdo para decidir qué momentos se dedicarán a ver la televisión, jugar a videojuegos o usar el ordenador y el móvil, y reservar espacios para otras formas de ocio: leer, escribir, dibujar, disfrutar al aire libre, hacer ejercicio o deporte, utilizar juguetes manipulables o hacer manualidades, practicar juegos de mesa… No siempre resulta sencillo alejarles de las pantallas, pero lo conseguirás si realizas propuestas divertidas, les das opción de decidir y, además, las lleváis a cabo juntos. Estos 70 juegos tradicionales para divertirse en familia pueden darte algunas ideas.

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *