Volver al listado

“Queremos que los alumnos sean capaces de aprender por sí mismos”

Los constantes cambios y avances que vive la sociedad del siglo XXI pronostican un futuro totalmente incierto. En la actualidad, es muy difícil prever cómo va a evolucionar la tecnología, la economía e incluso las relaciones sociales, por tanto, ¿cómo sabemos si realmente estamos preparando a los niños y niñas para afrontar el día de mañana? Este es uno de los interrogantes que muchos centros intentan abordar mediante la transformación e innovación del sistema educativo. En el colegio público CEIP Juan de Vallejo (Burgos), los docentes quieren fomentar el desarrollo de la autonomía e iniciativa personal de sus alumnos mediante herramientas didácticas originales. Según José María Tejadas, profesor y responsable TIC del centro, buscan la mejora de los hábitos del aprendizaje para garantizarles el éxito en sus proyectos tanto individuales como colectivos.

¿Cuándo decidieron iniciar un proceso de innovación?

La apuesta por procesos innovadores en el centro viene casi desde su creación. Su claustro ha estado siempre implicado en proyectos de innovación, y se ha convertido en centro piloto para la experimentación de procesos y herramientas didácticas, por lo que podemos decir que la innovación está vinculada a la propia esencia del centro.

¿Qué cambios se han realizado en el centro durante los últimos años?

La principal transformación ha venido de la mano de la integración progresiva de las TIC en todos los procesos del centro, especialmente en el proceso de enseñanza-aprendizaje. A esto habría que añadir la implementación de nuevas metodologías como el aprendizaje cooperativo, las estrategias y rutinas de pensamiento o el desarrollo de la inteligencia emocional.

¿Cómo se han introducido las tecnologías en el proceso de aprendizaje?

Las tecnologías se han ido introduciendo en el proceso de aprendizaje de forma progresiva durante los últimos diez cursos hasta conseguir la eliminación de los libros de texto en formato de papel en los niveles de 5º y 6º de Primaria. Se establecieron en un primer momento indicadores para concretar los contenidos, procedimientos y actitudes que debían alcanzarse en cada nivel o curso desde Infantil hasta 6º de Primaria.

¿Qué medían estos indicadores?

Marcaban la progresión que iba desde el acercamiento a las herramientas y contenidos didácticos, hasta la utilización de los mismos para un aprendizaje autónomo en los últimos cursos de Primaria.

¿Qué papel juega aulaPlaneta en este proceso?

aulaPlaneta siempre ha sido nuestro aliado en este camino hacia la integración de las tecnologías en el aprendizaje, ya que desde el principio integramos en el centro sus contenidos  y recursos digitales como apoyo al proceso de aprendizaje, para consolidarse en los últimos cursos como herramienta principal de contenidos didácticos en 5º y 6º.

¿Cuáles son vuestras funcionalidades favoritas?

Durante este tiempo, hemos utilizado de forma sistemática sus contenidos digitales e incluso hemos experimentado y testeado algunas de sus herramientas colaborativas que próximamente se van a generalizar.

¿Ha supuesto algún cambio en la actitud de los alumnos esta transformación en el sistema de aprendizaje?

Fundamentalmente el cambio más generalizado que hemos observado es el del enorme desarrollo de la autonomía e iniciativa personal de los alumnos, acercándose mucho a ese objetivo básico de la educación que consiste en que los alumnos sean capaces de aprender por sí mismos. A esto se puede añadir la mejora en los hábitos de aprendizaje; resumir, esquematizar, repasar, reflexionar sobre sus propios errores, etc. y la posibilidad de llevar a cabo proyectos individuales o en equipo con todas las garantías y apoyos necesarios.

¿Cómo perciben esta transformación las familias?

Las familias perciben esta transformación de forma desigual. Mientras la mayor parte de ellas valoran esta nueva forma de aprender muy positivamente, otro sector tiene muchas reticencias ya que consideran que los alumnos se “despistan” más con estos métodos. Así mismo es generalizado el temor ante la falta de continuidad al pasar a la etapa de Educación Secundaria, ya que la utilización de contenidos y herramientas digitales es mínima en esta etapa y presentan muchas dudas ante el hecho de que sus hijos se puedan adaptar bien a este cambio.

¿Es este temor infundado?

Así es. La realidad, plasmada en los resultados académicos de nuestros alumnos en dicha etapa, confirma que la adaptación a otros métodos más tradicionales se realiza sin ningún problema y que los alumnos siguen utilizando por su cuenta las herramientas digitales como apoyo a su aprendizaje fuera del aula.

¿Cuál ha sido vuestra última iniciativa?

Hemos iniciado un proyecto en el que los alumnos de 5º y 6º de Primaria utilizan tablets personales para todas las asignaturas, trabajando básicamente con los contenidos y recursos digitales de aulaPlaneta, a los que se añaden los de elaboración propia y otros servicios. Nuestro objetivo es consolidar este proyecto, integrando herramientas colaborativas en el mismo entorno que los contenidos digitales, así como sistematizando los entornos de aprendizaje cooperativo y nuevas metodologías en los que estamos inmersos a nivel de centro.

¿Qué retos tienen pendientes para el futuro?

Nos planteamos el horizonte de la ampliación de este proyecto a 4º de Primaria. También la cooperación con los centros de Secundaria más cercanos para que la implantación de las tecnologías en los procesos de aprendizaje, en esta etapa, aumente y se consolide como práctica habitual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *