Volver al listado

“Contar con profesores con muchas ganas y compromiso supuso el empujón definitivo”

Cada vez son más los centros que se comprometen con la transformación e innovación educativa con el objetivo de adaptar el proceso de enseñanza-aprendizaje a las necesidades actuales. Desde diferentes ángulos, las nuevas metodologías apuestan por situar al alumno en el centro y activar así sus conocimientos, habilidades y emociones. Para conseguirlo, es imprescindible el empoderamiento de los docentes. El colegio público CEIP Jesús Neira (Pola de Lena, Asturias) es consciente de este requisito, y también del papel fundamental que tienen las nuevas tecnologías como plataforma de trabajo cooperativo. Su director, Rolando Díaz Ordóñez, está orgulloso del trabajo duro de todo el equipo del centro y de la confianza que depositan en ellos las familias.

¿Por qué decidieron iniciar un proceso de innovación?

Nuestro centro es el único de la zona que no disponía de transporte ni de comedor. Además, hay un colegio concertado y dos públicos más casi al lado. Nos decidimos por mejorar la calidad del servicio con nuevas metodologías, nuevas tecnologías y con un comedor que creamos por nuestra cuenta, todo pese a ser un centro público.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de esta transformación?

El contar con un grupo de profesores determinados, gente del pueblo con muchas ganas y compromiso. Eso supuso el empujón definitivo.

¿Qué cambios se han realizado en el centro durante los últimos años?

En primer lugar, llevamos a cabo diversos cambios metodológicos, como la introducción del aprendizaje cooperativo o las agrupaciones flexibles. A todo esto siguió la ampliación de la red wifi por nuestra cuenta y la incorporación de pizarras digitales en todas las clases. Por último, incrementamos las horas de idioma extranjero, con más apoyos en inglés.

¿Cómo se han introducido las tecnologías en el proceso de aprendizaje?

La inclusión de las tecnologías ha servido para cambiar las herramientas del proceso de aprendizaje, así como las rutinas dentro de las clases. Los alumnos en los cursos de 4º a 6º utilizan tabletas y los de 1º a 3º miniportátiles. También usamos centros de interés globalizados y coordinación en la concreción de aula. Además, aprovechamos las tecnologías para practicar robótica o crear historias mediante la animación.

¿Qué papel juega aulaPlaneta en este proceso?

Utilizamos los recursos digitales de aulaPlaneta para extraer los contenidos de la mayoría de las áreas y asignaturas.

¿Cómo perciben esta transformación las familias?

Hay una minoría que ponen algunas pegas, ya que justifican el mal rendimiento de sus hijos con la ausencia de libros en las aulas. Sin embargo, la mayoría están muy satisfechas con esta evolución y con el compromiso que hay detrás. Confían en nosotros porque ven que trabajamos mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *