Volver al listado

12 consejos para no sobrecargar la mochila escolar

El peso excesivo que la mayoría de escolares cargan cada día para asistir a clase está provocando, cada vez más, lesiones de espalda en los niños y niñas. Además, este problema genera consecuencias irreversibles y a largo plazo. Para evitar este sobreesfuerzo muscular, se deben tener en cuenta dos aspectos: las características de la mochila y consejos para disminuir al máximo la carga. Así pues, en este artículo presentamos los puntos imprescindibles para poner punto y final a esta polémica que, año tras año, preocupa a los padres y madres.

  1. Escoger una mochila con hombreras anchas y ajustables. Los tirantes de una buena mochila deben tener cuatro centímetros de ancho, además de estar bien acolchados.
  2. La mochila no debe exceder en anchura a la zona donde va ir apoyada, es decir, la zona dorsal alta. Además, para mayor comodidad, debe tener un ajuste anterior con unas bandas sobre el abdomen.
  3. Para evitar sobrecargas en el cuello y hombros, fíjate en que la mochila no sobresalga del ancho de la espalda. La parte superior debe terminar en el cuello a la altura de los hombros y así la postura será correcta.
  4. Colgar la mochila de los dos tirantes y en la zona dorsal, nunca apoyada en la zona lumbar baja y no llevarla de una sola asa.
  5. A la hora de llenarla, tratar de colocar las cosas de más peso en la zona que vaya a estar más en contacto con la espalda.
  6. En España no tenemos estipulado qué es un peso excesivo, pero si nos basamos en la normativa de países como Alemania, Austria o Italia, podemos considerar que transportar más de un 10-15% del peso corporal puede ser perjudicial.
  7. Como consecuencia del apartado anterior, la mochila vacía no debe pesar más de 1,2 kilogramos, para así tener un margen suficiente para dedicarlo a los libros, libretas y material escolar.
  8. Debido a la falta de ejercicio, algunos niños no tienen una musculatura en la barriga y la espalda lo suficientemente fuerte como para cargar con una mochila. Así pues, especialistas recomiendan practicar deporte habitualmente para reforzar los músculos.
  9. Procura que tu hijo sólo lleve en la mochila los libros que sean indispensables para no cargar con peso extra. A lo mejor existe la posibilidad de dejar los más pesados en el colegio o de compartirlos con algún compañero para repartirse el peso entre ambos.
  10. Varios estudios internacionales demuestran que el dolor de espalda es menos frecuente entre los alumnos que disponen de taquillas en sus colegios, ya que les permite almacenar los libros, libretas o incluso diccionarios y así, transportar menos pero y con menos frecuencia.
  11. Una buena costumbre para corregir este tipo de dolores musculares es mantener una postura correcta durante la jornada escolar, como por ejemplo, se recomienda sentarse derecho en la silla pegando bien la espalda al respaldo.
  12. Otra recomendación, es que el mobiliario escolar sea de altura regulable para que se pueda ajustar a la talla de los diferentes alumnos y les permita cumplir las normas de higiene postural.

¿Qué tipo de mochila llevan tus hijos al colegio? Comprueba que se cumplan todos estos consejos para ayudarle a cuidar su espalda. Si lo compartes, entre todos conseguiremos mejorar la situación en las escuelas.

Más información:

El eterno debate de las mochilas

Cómo elegir la mochila escolar

¿Qué llevar en la mochila y cómo?

Las mochilas escolares y el dolor de espalda

El mito del peso de las mochilas escolares

Los peligros de las mochilas pesadas y cómo deben llevarlas los niños

MOCHILAS ESCOLARES

 

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *