Volver al listado

Aprendizaje adaptativo: una formación a medida

La introducción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el mundo educativo supuso un pequeño terremoto para el sector docente. Entre muchas otras cosas, puso en duda el rol clásico del profesorado como fuente de conocimientos ahora disponibles en Internet, incrementó las capacidades para la multitarea de los estudiantes disminuyendo a cambio sus niveles de concentración… Pero también trajo consigo nuevas oportunidades para la formación para toda la vida (más conocida por el anglicismo “long-life learning”) y una muy significativa mejora en todo lo referido a entornos de aprendizaje a distancia planteados teniendo en cuenta las características específicas de cada alumno y que podemos agrupar bajo el paraguas general del aprendizaje adaptativo.

Un sistema de aprendizaje que se presenta al estudiante de forma selectiva y adaptada a sus intereses y capacidades, fomentando su motivación, centrándose en sus ejes de mejora y creando un itinerario más o menos específico para cada uno de sus usuarios. Esta formación se ve complementada, siempre dentro de una base de contenidos comunes para todo el alumnado, por una serie de opciones a elegir por el estudiante y que afectan a parte de los contenidos a aprender, su presentación, evaluación e itinerario. Un grado de personalización que se consigue gracias a lo que conocemos como learning analytics o analíticas del aprendizaje: una aplicación del Big Data que recoge, mide y compara el rastro de datos dejado por los usuarios de una página o plataforma determinada para adaptar sus contenidos a las necesidades específicas de, en este caso, uno o varios estudiantes. Lo afilado de su análisis implica que el grado de adaptabilidad  al usuario de estas plataformas sea incomparable al de entornos ajenos a las TIC y han hecho del aprendizaje adaptativo uno de los sistemas de aprendizaje a distancia y autoaprendizaje de mayor uso, gracias a plataformas como los MOOCs (Massive Online Open Courses), la Khan Academy o, de forma más específica en lo que a contenidos se refiere, Matic de aulaPlaneta.

 

Características de un aprendizaje adaptado

Pese a que el aprendizaje adaptativo filtrado por las TIC parte de una serie de bases comunes a todos sus programas, tomemos como modelo esta plataforma de aulaPlaneta, Matic, planteada como una herramienta educativa en red para secundaria y que ofrece un sistema de aprendizaje de matemáticas adaptado a las necesidades y capacidades de cada alumno. El promedio de mejora de sus usuarios respecto a su aprendizaje anterior al uso de Matic es del 8,3%, incluyendo los que lo han utilizado en el aula y también fuera de ella, lo que demuestra su efectividad pero ¿cuáles son sus características?

  • Adaptabilidad a partir de un conjunto de algoritmos que aprenden de un constante cruce de datos, el mentado learning analytics, extraídos de la actividad del usuario. Su funcionamiento es muy similar al de muchos buscadores de la Red, que adaptan los resultados de sus búsquedas a la información que tienen sobre sus usuarios aunque, en este caso, la adaptabilidad se produce buscando un mejor aprendizaje del alumno.
  • Relacionado con el punto anterior, permite el seguimiento del proceso de aprendizaje del alumno, que puede ser en tiempo real mientras está teniendo lugar o revisable a posteriori, a partir de gráficos o evaluaciones constantes que permiten al docente comprobar sus progresos y reforzar uno u otro aspecto mediante el feedback presencial o, en el caso de que no sea posible, a distancia.

Beneficios para maestros y alumnos

Como canal de comunicación básico en la relación que se produce entre profesorado y alumnado, todo sistema de enseñanza y aprendizaje funciona de forma diferente respecto a su emisor o gestor, el docente, y a su receptor, el alumno. Y el aprendizaje adaptativo no es una excepción a esta norma. Sus beneficios difieren dependiendo de a quien vayan dirigidos. Siguiendo con el ejemplo de Matic: los itinerarios creados y en continua adaptación, gracias a los mentados sistemas de evaluación y seguimiento, a las necesidades del alumno permiten a estos alcanzar un mayor potencial, pero también a los docentes una mayor personalización de estos procesos, gestionados junto a estas plataformas. Pero, en cualquier caso el aprendizaje adaptativo ofrece un conjunto de beneficios pedagógicos que justifican su utilización tanto por parte de unos como de otros:

  • Gracias a la personalización del proceso de aprendizaje, la motivación del alumno respecto a lo que estudia es mucho mayor, lo que afecta a su implicación en las tareas y supone que su aprendizaje sea, además de adaptado, también significativo.
  • En parte a resultas de lo anterior, este aprendizaje resulta más eficiente para el alumnado pero también para las expectativas de los docentes que la supervisan, ya que su naturaleza adaptativa garantiza una experiencia educativa más completa.
  • Posibilidad de elegir el momento en el que aprender y, en el caso de que se disponga de un dispositivo TIC móvil, también donde hacerlo, beneficiando el aprendizaje constante y, en algunos casos, autodidacta. Aunque, eso sí, en el primero de los dos casos siempre debe hacerse dentro de los parámetros establecidos por el profesorado.

Una serie de cualidades que hacen de este tipo de aprendizaje un gran aliado para la formación de estudiantes y docentes con ganas de seguir aprendiendo. ¿Utilizáis el aprendizaje adaptativo como parte de vuestra actividad docente? ¿Lo habéis usado alguna vez como estudiantes? En cualquiera de los dos casos, os pediríamos que compartieseis vuestras impresiones y experiencias con nosotros, así como este post entre vuestros contactos.

Para saber más:

Individualicemos el aprendizaje para aprender mejor: TEDxBarcelona.

Vídeo sobre Matic, de aulaPlaneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *