Volver al listado

Abandono escolar: ¿qué hacer si tus hijos quieren abandonar los estudios?

Siempre ha existido entre los padres el temor a que llegara el día en que sus hijos se les acercasen y les confesasen que no querían seguir estudiando. La situación de crisis económica actual, en la que el acceso al mercado laboral por parte de los más jóvenes se hace más y más difícil, ha causado una preocupación creciente de familias y administraciones por el abandono escolar.

Hoy en día, en las sociedades del conocimiento, la etapa de formación y educación de los jóvenes constituye un período esencial para el desarrollo de su identidad, personalidad y concepción propia de la realidad. Por ello, y por la necesidad que dicta nuestra forma de vida de seguir educándose y formándose en la edad adulta, es preciso trabajar por que los hijos consigan superar esas etapas de forma satisfactoria.

En un sentido amplio, el abandono escolar es el proceso por el cual alguien abandona sus estudios. Sin embargo, no es lo mismo abandonar los estudios superiores –una carrera universitaria, por ejemplo–, que los estudios postobligatorios de Bachillerato o Formación Profesional. Cuando se habla de abandono escolar prematuro, que es el más preocupante desde el punto de vista social, se hace referencia a aquellos alumnos que abandonan el sistema educativo antes de terminar la ESO, sin obtener el título.

Cabe remarcar que el abandono escolar prematuro es el que más afecta al desarrollo de la autonomía personal y la adquisición de competencias básicas, y por eso debería ser el más preocupante para las familias. Es importante intentar por todos los medios que los adolescentes acaben, como mínimo, la etapa de educación obligatoria y obtengan su título.

La implicación de toda la familia en las decisiones que afectan al futuro académico de los hijos es un primer paso en la buena dirección. Pese a tratarse de una situación complicada, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte.

CONSEJOS

Considera la necesidad de que tus hijos acaben la etapa de escolarización obligatoria y obtengan su título de ESO. En un futuro pueden necesitarlo y más adelante conseguirlo puede convertirse en una ardua tarea.

Ten en cuenta que el sistema educativo trata de dar una respuesta adecuada a las exigencias sociales, pero no olvides la posibilidad de que tus hijos reciban educación no formal o aprendan un oficio.

Visita los servicios de orientación del centro educativo de tus hijos para recibir consejos acerca de las diferentes opciones de educación formal y no formal disponibles. Asimismo, los servicios de orientación académica y profesional de las administraciones locales también ofrecen información útil.

Anima a tus hijos, si finalmente dejan la educación formal de manera prematura, a que no descarten la opción de recibir educación no formal como cursillos, ciclos educativos o programas formativos extraordinarios.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *