Volver al listado

La vida secreta del agua: tres alumnos del IES Batalla de Clavijo, ganadores de la Feria de las Ciencias de Google

“Lo bonito que tiene este trabajo es que siempre nos encontramos sorpresas y que lo inesperado y lo desconocido puede aparecer y de hecho aparece en cualquier momento y de este modo aprendemos cosas nuevas.” Los alumnos del IES Batalla de Clavijo, de Logroño, ya hablan como unos auténticos científicos. Y no es para menos. Con su proyecto La vida secreta del agua han logrado proclamarse ganadores de la Feria de las Ciencias de Google de 2012, en la que participan miles de alumnos de más de cien países.

La clave, en su caso, ha sido profundizar en las formas de vida microscópica que existen en el agua y que nos hablan de cuestiones tan dispares como la evolución de los organismos o la calidad de las aguas. Aunque para que hablen, hay que preguntar.   Y eso es lo que hicieron Iván Hervías, Marcos Ochoa y Sergio Pascual, alumnos de entre 15 y 17 años del IES Batalla de Clavijo que, guiados por su profesor de ciencias, Antonio Guillén, se plantearon interrogantes y buscaron respuestas analizando de forma exhaustiva el agua.

“¿Hay muchos seres vivos que no podemos ver? ¿Son muy distintos entre sí? ¿Cómo se alimentan? ¿De qué manera se reproducen? ¿Se mueven? ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo se defienden de sus depredadores? ¿Cómo han evolucionado desde que aparecieron? ¿Pueden vivir durante mucho tiempo? ¿Son diferentes en diferentes tipos de hábitat? ¿El agua limpia y la contaminada tienen los mismos organismos? ¿Realizan algún papel importante en la naturaleza?” Interrogantes que ellos mismos plantean en la presentación de su proyecto y que definen un trabajo impulsado por la curiosidad y el ansia de saber.

Durante más de tres años, los alumnos recogieron y etiquetaron centenares de muestras de agua dulce de más de 75 emplazamientos situados, en su mayoría, en el valle del Ebro. Pasaron horas y horas, acompañados y animados por su profesor, muchas veces durante el recreo, analizando el material y preparando las muestras, que eran grabadas y fotografiadas con el fin de documentar la investigación. Poco a poco el trabajo de campo fue tomando cuerpo, gracias al poder de la TIC.

De entre las más de 50.000 fotografías y centenares de grabaciones realizadas, los alumnos hicieron una selección que ha ido publicándose de forma periódica en Internet a través de la galería de Flickr “Proyecto agua”. La documentación de las imágenes y videos de los distintos microorganismos que allí aparecen corrió a cargo de su profesor, Antonio Guillén, un apasionado del proyecto. “Una gota de agua es como una selva. Así que cada día nos sorprendemos con algo nuevo y aprendemos”, explica. Quizá sea el interés, la pasión y la curiosidad despertada en sus alumnos, así como el buen hacer, lo que ha llevado a la galería a sobrepasar las 400.000 visitas.

Sea como fuere, el proyecto no acabó ahí. A partir de la galería, se llevó a cabo una exposición itinerante, llamada La vida oculta del agua, que tuvo su réplica en el entorno virtual. Y para completar la información ofrecida en la muestra, se elaboró también un folleto.

Sin embargo, el esfuerzo realizado en materia de investigación buscaba una aplicación práctica, y el equipo de investigadores encontró una de carácter medioambiental. Volvieron a hacer preguntas, esta vez a los organismos encontrados en las muestras recogidas, y estos se convirtieron en bioindicadores del nivel de calidad de las aguas que habitaban. Es decir, los alumnos podían catalogar el nivel de calidad de las aguas analizadas en función de los organismos que las habitaban, y así lo hicieron.

Por el momento, la catalogación de las aguas riojanas en cuatro niveles de calidad (limpias, ligeramente contaminadas, contaminadas, y muy contaminadas) es su último hito, pero seguro que con el tiempo sus ansias investigadoras irán más allá. Hasta ahora, su trabajo ha sido objeto de varios premios, las imágenes recopiladas forman parte del proyecto internacional EOL (Encyclopedia of Life), y nutren también Biodiversidad Virtual, un programa dedicado a la catalogación de especies de organismos vivos en la Península.

Este mes de julio, con sus fotos y esfuerzos en la mochila, viajaron a California (Estados Unidos), donde conocieron a otros jóvenes científicos de todo el mundo y se proclamaron ganadores de la Feria de las Ciencias de Google . Eso y mucho más cabe en una gota de agua. Solo hay que mirar con atención por el microscopio.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *