Volver al listado

Códigos QR: nuevos escenarios de aprendizaje

Con tan solo un clic pueden descubrir el título de un libro, quién es su protagonista, qué aventuras va a vivir e incluso escuchar la opinión de sus compañeros sobre la historia. Eso es justo lo que hacen en Estados Unidos los alumnos de Primaria de las Yukon Public Schools de Oklahoma: obtener información sobre los libros de la biblioteca pública de su ciudad utilizando los códigos QR. El procedimiento es sencillo. Los estudiantes registran pequeños cortes de voz mientras opinan y explican su experiencia durante la lectura de un libro, luego la biblioteca reúne las grabaciones. A continuación se genera un código QR para cada libro donde se almacenan los audios de los alumnos. Los códigos se colocan junto a una fotografía de la portada del libro y se distribuyen por la biblioteca. Los estudiantes solo tienen que escanearlos con un smartphone o una tablet, y escuchar los comentarios de sus compañeros. De esta manera conocen la trama del libro y varias opiniones que les animarán a leer el ejemplar o bien, a buscar otro que les atraiga más. Gigi, una alumna de la escuela, cuenta que le parece más entretenido conocer los libros a través de las voces: “Me encanta cuando algún compañero viene y te comenta que le ha gustado tu grabación”. 

La iniciativa surge de la Asociación de Bibliotecasde Oklahoma (OLA, en sus siglas en inglés), que cada año organiza esta actividad para alentar a los estudiantes a leer libros, potenciar sus habilidades comunicativas a través de las grabaciones y compartir las experiencias utilizando dispositivos tecnológicos. Adán Zodrow, coordinador de desarrollo profesional del centro educativo y diseñador de la actividad, asegura que el proyecto ha tenido un gran éxito entre los alumnos y que es un “método excelente para que los estudiantes desarrollen sus habilidades de alfabetización tradicionales, junto a sus habilidades de alfabetización digital.”

Mar Pérez-Sanagustín, doctora investigadora en el Departamentode Ingeniería Telemática de la Universidad Carlos III de Madrid, asegura que “los códigos QR tienen un gran potencial para la educación. Estas etiquetas, cuando se asocian a un objeto o localización física, añaden una capa de información digital que extiende y transforma el espacio físico en espacios digitales aumentados. Estos espacios permiten nuevos escenarios de aprendizaje más participativos, donde la experiencia del alumno también se ve aumentada a través de la interacción con las etiquetas.”

Numerosos estudios recientes han analizado los usos y los beneficios de los códigos QR en contextos educativos. Por ejemplo, según Andrew Ramsden, jefe de Desarrollo de eLearning de la Universidad de Bath, en el ReinoUnido, estos códigos pueden ser un material didáctico útil para integrar juegos de realidad alternativa, aumentar la experiencia de aprendizaje de los estudiantes y generar nuevos materiales para el aula además de los impresos.

Las Yukon Public Schools y la OLA se basan en estas premisas para realizar la actividad. El proyecto no se limita a la biblioteca o el aula, sino que las grabaciones y la actividad se han convertido en un concurso anual. Los audios se almacenan junto al nombre del autor en un blog, al que los alumnos pueden acceder desde casa. Todos aquellos estudiantes que hayan leído tres o más libros y hayan escuchado más de tres grabaciones, tienen la opción de votar el mejor comentario.

Más información:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *