Volver al listado

Aprender en casa: ¿cómo motivar a tus hijos?

Interesarse por lo que hacen tus hijos, hablar con ellos, pedir que colaboren en las tareas de casa o volcarse en sus estudios son actitudes que fomentan un buen clima familiar y al mismo tiempo ayudan a mejorar el aprendizaje y el rendimiento escolar. Así lo afirma Ramon Casals, catedrático de Matemáticas, profesor de instituto y autor de Prevenir el fracaso escolar desde casa, obra en la que asegura que Lo que se vive en casa condiciona de manera importante la vida escolar de hijas e hijos”. Según Casals, el gusto de los niños por el estudio mejora hasta un 20 % si los padres ponen interés en lo que hacen sus hijos, y un 7 % si el clima familiar es favorable.

En este sentido, el autor advierte a las familias que es muy importante que sus hijos se sientan atendidos. No se trata de estar encima las 24 horas del día, pero sí de fijarse en cuáles son sus carencias para ayudarles en situaciones concretas y proporcionarles las herramientas necesarias para que puedan solventar el problema. Es cierto que en muchas familias la falta de tiempo influye en la atención que reciben los hijos, pero Casals asegura que cualquier actividad puede impulsar el esfuerzo escolar si se plantea como un juego. Desde escribir la lista de la compra, hasta leer los carteles de la calle o ayudar a escoger los productos en el supermercado. Por otro lado, recuerda que proporcionar un ambiente de trabajo y un lugar adecuado para el estudio es fundamental para conseguir su concentración. Asimismo, insiste en “retirar las tecnologías que le distraen: televisión, móvil, consolas y, si tiene que utilizar el ordenador para sus tareas, controlar el uso de Facebook o Youtube, porque mi experiencia es que los que van peor en los estudios coinciden con los más adictos al Facebook o al WhatsApp”.

Hoy por hoy, la situación económica de muchas familias impide que los hijos puedan disponer de profesores particulares o asistir a actividades extraescolares de refuerzo con la intención de mejorar el rendimiento escolar. Sin embrago, es cierto que desde casa y adoptando ciertas actitudes, esas mismas familias pueden colaborar en gran medida en la mejora del aprendizaje de sus hijos y en la transmisión de determinados valores fundamentales. A continuación te proponemos algunos consejos para ayudar a tus hijos en las tareas escolares y conseguir motivarlos en el aprendizaje. Puede interesarte también el artículo Los deberes: un hábito que da buenos resultados, o Superpadres: formación online para mejorar la educación de tus hijos, de aulaPlaneta.

 CONSEJOS

1- Busca un lugar adecuado para el estudio. Un ambiente relajado y correcto es imprescindible para asegurar la concentración de tu hijo a la hora de estudiar o hacer los deberes. Es recomendable que se le adjudique un espacio concreto en la casa y que él mismo lo reconozca como su lugar de trabajo. Lo ideal es que esté lejos de elementos de distracción como la televisión o la videoconsola. También es recomendable que tú mismo dispongas en la casa de un rincón de trabajo donde trabajar o leer el periódico. De esta manera, tu hijo reconocerá ese espacio como lugar de concentración y no le resultará extraño disponer de uno propio.

2- Plantea actividades cotidianas como juegos de aprendizaje. Escribir la lista de la compra o contar cuántos cartones de leche hay en el carro son juegos que pueden motivar a tus hijos en el aprendizaje. Al mismo tiempo que se sienten partícipes de las actividades de casa, entienden que su papel es importante dentro de la familia, lo que refuerza su autoestima y su motivación para la vida diaria.

3- Recurre a recursos interactivos online. Buscar en internet juegos y ejercicios es una buena manera de que practiquen en casa. Existen muchos recursos interactivos en la red que pueden ayudarles en el aprendizaje y resultarles muy motivadores, dada su condición de nativos digitales. En aulaPlaneta, por ejemplo, dispones de cientos de recursos online destinados a todas las asignaturas escolares que puedes utilizar en casa con tus hijos. Si resuelves las actividades con ellos, ese puede ser un buen momento para interesarte por su destreza digital.  Si  ellos mismos te enseñan el manejo tecnológico del recurso mientras realizan una actividad, sentirán que valoras su conocimiento en este ámbito.

4- Fomenta la lectura. La lectura es imprescindible en el desarrollo de un niño, así que es bueno que lean en casa y se acostumbren a ello. Puedes proponer que lean libros de texto sencillos o con temáticas que les motiven para que les atraiga la lectura. Crear un ambiente de lectura en la familia también ayuda. Por ejemplo, si tu hijo te ve leyendo, él también lo hará porque asimilará que esa acción es importante. Después de la lectura, puedes hacerle preguntas sobre su contenido para que desarrolle su comprensión lectora.

5- Habla con el profesor. Mantener relación con el profesor y preguntarle sobre tu hijo es imprescindible. Los profesores pasan muchas horas con los niños y saben cuáles son sus carencias o virtudes. Es una manera más de conocer a tu hijo y ayudarle en lo que necesite.

 Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *