Volver al listado

El 55% de los jóvenes cree que la violencia está justificada para alcanzar sus objetivos

El 27% de los adolescentes confiesa haber insultado a conocidos o amigos a través de las redes sociales, y el 55% cree que la violencia está justificada para alcanzar sus objetivos. Son algunas de las conclusiones extraídas del informe Adolescentes y Social Media: 4 generaciones del nuevo milenio. Se trata de un estudio promovido por la Confederación Española de Centros Educativos (CECE) y por la Comisión Europea, que analiza las formas de vida de los jóvenes de España y de Italia. La investigación se ha centrado en los aspectos más importantes que explican ciertos comportamientos violentos y en el consumo que los adolescentes hacen de contenidos violentos en las redes sociales. El informe forma parte de una campaña que tiene como objetivo reducir el contenido violento al que se exponen los menores cuando utilizan las redes sociales a través de la formación mediática. Una de las conclusiones extraídas es que la familia es esencial para evitar o prevenir la violencia en sus hijos y señala que si un adolescente está respaldado por sus padres, estará menos dispuesto a insultar a sus compañeros o a utilizar la violencia para afrontar situaciones personales.

Los datos señalan que el 42 % de los adolescentes dedican más de tres horas al día a las redes sociales y que el 72 % tiene algún perfil en alguna de ellas. Cifras que chocan con la actividad real que realizan en la red. El 80 % utiliza Internet de forma pasiva, es decir, se dedica a consumir contenidos, mientras que tan solo el 14 % los genera subiendo fotografías o videos. El informe apunta que el 17 % de los adolescentes consume pornografía en Internet y el 22 % tiene contacto virtual con extraños.

Sin embargo, Reynold Rivera, miembro de la ONG Intermedia Consulting y responsable de la investigación, asegura que las redes sociales no son las causantes del comportamiento violento de los adolescentes. En esta entrevista, Rivera afirma que “el perfil de los adolescentes online refleja bastante bien su vida offline”. Es decir, cuando un niño es violento en su vida cotidiana tiene más posibilidades de demostrar la misma actitud en Internet. Rivera señala que “las redes sociales son un hábitat de la vida cotidiana del adolescente, no es diferente de su vida offline. Por lo tanto, los riesgos y conductas que desarrollan online son la consecuencia de su vida offline”.

Por todo ello, el informe propone que Gobiernos e instituciones promuevan iniciativas para ayudar a las familias y los centros educativos a crear espacios de comunicación, diálogo y trabajo para formar a los adolescentes en el uso de los medios.

Más información:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *