Volver al listado

Mapas: cómo enseñar a tus hijos a leerlos mientras juegan

España está situada dentro del continente europeo a 40 ° latitud  N y a 4º longitud O. Como en este caso, cualquier punto de la superficie terrestre puede localizarse a través de sus coordenadas geográficas, pero para ello hay que tener muy claro cada uno de los conceptos.

Esta información sería imposible de entender y visualizar sin la ayuda de los mapas, que constituyen representaciones gráficas y métricas de la Tierra. Estos permiten consultar las distancias que hay entre distintos países, ciudades o zonas del planeta. También informan sobre el territorio que nos rodea y sus accidentes geográficos, ríos, zonas climáticas, etc.

Los mapas son herramientas muy útiles, ya que permiten que nos situemos en un espacio y podamos interpretar cómo llegar a ciertos lugares, conocer nuevas rutas y explorar zonas. Por estos motivos, saber leer mapas es una habilidad productiva y educativa para los niños, ya que les ayuda a recorrer e interpretar la naturaleza de los distintos territorios, así como los lugares que habitan.

Los mapas clásicos están impresos en un papel donde aparecen las coordenadas, las escalas de las montañas o los ríos, la situación de los países, las ciudades o pueblos y las carreteras, entre otras cosas. La leyenda es la parte informativa que permite interpretar la información contenida en el mapa. Sin embargo, en los últimos años el avance de las nuevas tecnologías ha permitido desarrollar mapas muy completos e interactivos que, mediante la ayuda del GPS, informan de la situación del usuario, e incluso de la distancia que existe entre este y algún punto concreto del territorio. Esta técnica se denomina geolocalización y es posible gracias a herramientas informáticas que, como el GPS, señalizan en un mapa tu posición o la de otros. GoogleMaps, por ejemplo, ofrece muchas posibilidades a la hora de consultar distintas ubicaciones, desde la tuya hasta la de cualquier lugar que te interese. Otro ejemplo de mapa innovador e interactivo es GoogleEarth, una aplicación de la misma familia que GoogleMaps con la que exploras, a través de imágenes por satélite en 3D de mucha definición,  edificios, montañas, ríos o mares. También es interesante la herramienta MiTierra Maps, un recurso para descubrir enclaves naturales de nuestro país a través de un mapa interactivo.

Sean cuales sean los intereses de tus hijos, puedes utilizar los mapas para mejorar su aprendizaje, y usar sus aficiones y gustos para estimular sus ganas de aprender y de realizar un buen uso de ellos. Para que puedan incorporarlos como una herramienta indispensable en sus estudios y su aprendizaje vital, solo debes enseñarles a  comprender y utilizar algunos conceptos básicos como los símbolos, las distancias o las direcciones que en ellos se muestran.

A continuación, te proponemos algunos consejos para que tus hijos sepan sacarle partido a los mapas y para que aprender a leerlos se convierta en una actividad para realizar en familia.

CONSEJOS

1- Elabora un mapa de tu casa o de tu barrio. Leer mapas requiere un pensamiento abstracto que los niños adquieren cuando tienen entre 7 y 8 años. Para introducirlos en esta tarea, puedes dibujar un mapa de vuestra casa o incluso del barrio donde vivís. En él puedes incluir iconos parecidos a los de los mapas reales y números con las distancias que hay entre los distintos puntos. En un lado debes incluir una leyenda en la que figure el significado de cada icono, como en los mapas reales.

2- Enséñales a utilizar una brújula. Ya sea el instrumento tradicional o una aplicación para smartphone o tableta, es bueno que tus hijos aprendan para qué sirve y cómo se utiliza. De este modo sabrán situarse en el espacio y localizar los puntos cardinales que luego pueden reconocer en un mapa.

3- Señala los países en un globo terráqueo. Tener un globo terráqueo en casa ayuda a que tus hijos asimilen la idea de que la Tierra es redonda, y a que observen la distancia que existe entre los países en una representación del mundo a escala tridimensional. Mediante el globo terráqueo, tus hijos aprenderán dónde está situado cada continente, qué océanos y mares rodean los países y qué países les gustaría visitar.

4- Utiliza el smartphone, el ordenador o la tableta. Estos dispositivos soportan aplicaciones ideales para que tus hijos consulten los mapas de forma virtual. A través de ellas puedes proponerles, por ejemplo, que busquen su casa en GoogleEarth y la observen a través del mapa en tres dimensiones. También pueden consultar qué distancia existe de casa al colegio, y cuál es el camino más corto para llegar.

5- Utiliza el mapa en tus excursiones. Antes de hacer un viaje o una excursión es recomendable que enseñes a tus hijos un mapa del lugar que vais a visitar. Una vez en la zona,  puedes ir consultando el mapa con ellos. Otra idea es planear una ruta conjuntamente escogiendo el mejor camino según el mapa. En este sentido, te puede interesar consultar el artículo Viajar aprendiendo: cómo realizar un viaje educativo con nuestros hijos de aulaPlaneta.

Más información:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *