Volver al listado

Luces para Aprender lleva la electricidad e Internet a las escuelas de Iberoamérica

Libros, cuadernos, pizarras o pupitres nos parecen las cosas más básicas en un aula, pero solo porque damos por supuesta la luz, algo esencial y que, sin embargo, todavía falta en muchas escuelas del mundo. La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) puso en marcha hace ya un año la iniciativa Luces para aprender, con la que llevarán energía solar (y con ella, conexión a Internet) a 66.000 escuelas iberoamericanas. 

¿DÓNDE Y PARA QUÉ?

El proyecto se está desarrollando en Iberoamérica porque se calcula que en esta zona existen cerca de 90.000 centros educativos sin energía eléctrica, la mayoría de ellos en México, Brasil, Perú, Honduras, Nicaragua y Colombia. La OEI destaca que en estos lugares la ausencia de electricidad supone un problema de infraestructuras básicas para la enseñanza y que, además, es una importante barrera para el acceso equitativo a las tecnologías de la información y la comunicación.

Las escuelas en las que trabaja Luces para Aprender se encuentran fundamentalmente en pueblos aislados, ya el objetivo que se busca con el proyecto es reducir este aislamiento y la brecha digital que ha dejado a estas zonas rezagadas en cuanto a avances tecnológicos. Además, las escuelas rurales se convertirán en el punto de encuentro para el ocio y la cultura de toda la comunidad, favoreciendo así el desarrollo social y económico de la región.

GRABA UN VIDEO Y COLABORA

La implementación en las escuelas se apoya en donativos y eventos solidarios en los que puedes colaborar. Pero, además, puedes sumarte a la iniciativa a través de la creatividad y las TIC. En el marco del proyecto se están elaborando diversos materiales audiovisuales que reflejarán las diferentes realidades de la educación en Iberoamérica, tanto en las escuelas sin electricidad como en otros centros, incluidos los de España.

Para participar, colegios y estudiantes pueden darse de alta en el formulario que aparece en la web de Luces para Aprender y enviar una grabación en video de tres minutos como máximo, contando cómo se estudia en su centro, la forma en la que imaginan una escuela sin luz o alguna iniciativa para lograr el acceso a la energía de cualquier colegio del mundo.

Con una selección de los videos que se reciban se producirá una película, como reflejo de la situación de la educación en toda la región iberoamericana y, sobre todo, como ejemplo de las posibilidades que ofrece la tecnología para la colaboración y la solidaridad entre las personas y los pueblos.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *