Volver al listado

Aprendizaje servicio convierte a los alumnos en técnicos informáticos

Como parte del proyecto Aprendizaje servicio, los alumnos de 2º de Bachillerato del IES El Palo de Málaga han dedicado varios meses a reparar sus propios ordenadores. El objetivo era aplicar a casos reales lo aprendido en clase de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), a la vez que realizaban un servicio esencial: reparar los ordenadores del alumnado cuyas familias no pudieran costear el arreglo y ayudar en la tarea de mantener los ordenadores del IES operativos.

UN TALLER EN EL AULA

El proyecto Aprendizaje servicio nació de una necesidad práctica detectada por los propios protagonistas de la historia. Hacía meses que las averías en los ordenadores familiares y del instituto les impedían trabajar correctamente. Como cuenta en su blog José María Ruiz Palomo, profesor de la asignatura TIC en la que surgió la idea, decidieron que podían subsanar el problema “prestando un servicio a la comunidad”, es decir, “promoviendo el bien colectivo a la vez que se labraban su futuro individual”.

Por eso, gracias a la labor coordinada de todos, el aula se convirtió en un auténtico taller donde cada cual realizaba su trabajo de manera eficaz e independiente. En una mesa, Manu trabajaba para averiguar por qué la pantalla de un portátil no reaccionaba, mientras Ila reparaba los cables del equipo que tenía entre manos para intentar que se encendiera. Por su parte, Antonio y Adrián extraían una a una las piezas de una torre que no funcionaba correctamente. “Hemos tenido que desmontar todo el ordenador y sacar el ventilador con cuidado para darnos cuenta de que lo que no funcionaba era el microprocesador”, relata Antonio en un video que grabaron en clase.

COMO UNA EMPRESA DE VERDAD

José María indica que en el aula intentaban “que el trabajo se parezca al de una empresa real” y para ello seguían un proceso establecido cada vez que se enfrentaban a un nuevo equipo informático para reparar:

  • • Recepción del equipo y registro de la entrada rellenando un formulario en el que se anotan datos de contacto y la descripción del problema.
  • • Diagnóstico del problema.
  • • Reparación del equipo.
  • Entrega del equipo y registro de salida.

APRENDER, APLICAR Y ENSEÑAR

La idea ha sido un éxito y el balance demuestra que ha beneficiado a los estudiantes por partida doble: los ordenadores se reparan y los jóvenes aprenden. El primer trimestre los alumnos recibieron clases formativas básicas sobre cómo resolver fallos y errores en los equipos informáticos, pero ahora el trabajo lo hacen solos con el apoyo de Omar Touré, voluntario del proyecto, que les asiste en las dudas técnicas. Omar asegura que esta iniciativa consolida la formación informática de los alumnos y los lleva a alcanzar un “nivel óptimo de conocimientos”.

Como colofón a un trabajo bien hecho, entre todos los alumnos participantes en el proyecto crearon la web donde publican los trabajos de reparación realizados. De este modo, otras personas pueden consultar los pasos que han seguido en la reparación si tienen un problema similar y aprender a repararlo ellos mismos.

Más información:

1 Comentario

  1. Pingback: Bienvenidos a nuestro Blog |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *