Volver al listado

Davinia Hernández-Leo te ofrece 7 argumentos sobre el potencial de la práctica docente en comunidad

Con frecuencia, en nuestra práctica docente, proponemos actividades a nuestras alumnas y alumnos para que trabajen en equipo. En la mayoría de las ocasiones lo que buscamos es que mediante el debate, la explicación entre iguales, la regulación mutua, etc. se den procesos de aprendizaje más profundos. Aunque lo realmente importante para el aprendizaje es la calidad del proceso, lo habitual es que esta calidad tenga un impacto importante en la calidad de la tarea o el producto elaborado por los alumnos durante la actividad.

A pesar de la amplia aceptación de las bondades del aprendizaje en colaboración, sorprende que los propios profesores no aprovechemos el potencial del trabajo cooperativo o en comunidad. Aquí van algunos argumentos que deberían animarnos a cambiar esta tendencia:

  1. 1. Reflexionar más sobre nuestra propia docencia. Si trabajamos en comunidad con otros profesores, necesitaremos una descripción razonablemente detallada de nuestras acciones docentes y las actividades didácticas que proponemos a nuestros estudiantes. De esta manera, podremos compartirlas con otros profesores en nuestra comunidad. Sin duda, el proceso involucrado en describir nuestra docencia nos permite reflexionar sobre ella.
  2. 2. Reutilizar más y mejor el trabajo realizado. Si nuestras acciones docentes están documentadas, podremos repetirlas nosotros mismos más fácilmente en cursos sucesivos. También será más fácil para otros entenderlas y adaptarlas para su propia práctica docente. Y, recíprocamente, nosotros podremos reutilizar ideas de acciones y actividades docentes de otros profesores.
  3. 3. Mejorar la coherencia docente recibida por nuestros estudiantes. Si los profesores en el contexto de nuestra comunidad educativa compartimos las descripciones de nuestras acciones docentes, podremos seguir y conocer mejor la docencia que están recibiendo nuestros alumnos en otras asignaturas o cursos. Lo esperable es que este conocimiento compartido pueda redundar en una mayor coherencia (más alineada y complementaria) de práctica docente en la comunidad.
  4. 4 Diseñar actividades que integren diversas materias. El trabajo en comunidad permite que profesores de diversas materias identifiquen oportunidades a la hora de formular actividades integradas donde los alumnos deban aplicar conocimientos y habilidades de diversas materias para resolver una tarea o un problema.
  5. 5. Atreverse con iniciativas de innovación docente más ambiciosas. Si los proyectos de innovación docentes son definidos, consensuados y llevados a cabo en comunidad, sus probabilidades de éxito son más altas. En casos de dificultad la frustración es baja, ya que es compartida por los miembros de la comunidad. El apoyo mutuo y el intercambio de experiencias son clave en la resolución de posibles problemas y en el acompañamiento anímico previo a los logros.
  6. 6. La tecnología nos facilita el trabajo. Cada vez caben menos excusas para que los profesores no trabajemos en comunidad. Las tecnologías de la información y las comunicaciones en general lo posibilitan. Hay conocimiento sobre el apoyo a comunidades de práctica y a redes sociales en otros ámbitos. Afortunadamente, las tecnologías educativas comienzan a reconocer la importancia del trabajo cooperativo entre profesores y a incorporar herramientas dedicadas a este fin.
  7. 7. Al contrario que en el caso del aprendizaje en colaboración, lo importante del trabajo en comunidad entre profesores es la calidad del producto resultante que implementaremos con nuestros alumnos. Sin embargo (y aquí va un séptimo argumento), no es desdeñable el “efecto secundario” que obtendremos en nuestro propio aprendizaje y desarrollo personal como profesores durante el proceso.

Más información:

Davinia Hernández-Leo para aulaPlaneta

1 Comentario

  1. Pingback: Davinia Hernández-Leo te ofrece 7 argume...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *