Volver al listado

Jesús Gámiz: “En un mundo donde la tecnología se encuentra al nivel en el que nos desenvolvemos diariamente, la enseñanza debe ir, cuando menos, al mismo ritmo”

Jesús Gámiz es profesor de Secundaria y Bachillerato en el IES Severo Ochoa de La Chana (Granada). En su labor diaria, este docente ha apostado por las nuevas tecnologías como herramienta eficaz para preparar a sus alumnos para “los retos profesionales que les planeta la vida actual” y como reflejo de su realidad. “En un mundo donde la tecnología de la información y los recursos de formación personal se encuentran al nivel en el que nos desenvolvemos diariamente, la enseñanza de aula debe ir, cuando menos, al mismo ritmo”, señala. Entre los instrumentos que Jesús utiliza para integrar las TIC en sus clases destacan el Cuaderno de estudio y la plataforma aulaPlaneta, con los que lleva trabajando varios años: empezó en la asignatura de Ciencias Sociales de 4.º de ESO y ahora los utiliza también en Historia del Mundo Contemporáneo de 1.º de Bachillerato.

aulaPlaneta: ¿Cómo encaja aulaPaneta en su apuesta por las TIC?

Jesús Gámiz: aulaPlaneta está representando un papel ciertamente coherente con el desarrollo formativo de nuestros alumnos. La pluralidad de recursos que componen su oferta didáctica no se había conocido hasta el momento en las plataformas educativas. Me parece especialmente acertado que, ante el indudable despliegue de contenidos y enlaces específicos a puntos de información complementarios, se haya pensado en un enfoque novedoso que permita al alumno acometer por sí mismo el manejo de la información. La virtud esencial de este sistema radica, desde mi punto de vista, en que posibilita al estudiante enfocar su trabajo desde varias ópticas, que le permitan seleccionar su propia “hoja de ruta” a la hora de afrontar el estudio de cada unidad didáctica.

¿Cómo utiliza aulaPlaneta en clase?

El sistema es distinto en función del nivel educativo. En el caso de alumnos de ESO, sigo las pautas propuestas en la plataforma casi en su totalidad. Es decir, tras una primera fase de presentación de la información del tema, desarrollo la explicación pormenorizada de aquellos aspectos que considero prioritarios, en función de la programación de aula de cada unidad, para terminar con la fase de evaluación. Es importante señalar, en relación con la evaluación, que se ha producido una importante mejora al incorporar más actividades en las que los alumnos han de desarrollar sus destrezas instrumentales, particularmente la lectura y la expresión escrita. Pienso que se cubren así las premisas establecidas para acometer el programa oficial de corrección lectora y escritura.

¿Y en el caso de Bachillerato?

Es una realidad muy distinta a la de la ESO, en sus planteamientos didácticos y programáticos. En mi experiencia al aplicar el sistema de trabajo de aulaPlaneta con alumnos de Bachillerato valoro como aspectos fundamentales la profundización en la adquisición de destrezas, a las que ahora se le debe dar una forma operativa más estructurada (comentarios de texto, análisis de imágenes, documentos audiovisuales, etc.), a la vez que profundizar en los contenidos. A mi entender, el programa de aulaPlaneta puede ser utilizado en varios aspectos de la estrategia de aprendizaje o estrategia didáctica de Bachillerato:

  • Como recurso introductorio a los temas a impartir.
  • Como recurso práctico para la realización de determinadas tareas de compilación por parte de los alumnos.
  • Como recurso de aproximación a la evaluación, de pre-evaluación o repaso del tema.
  • Como recurso de síntesis explicativa de cada unidad.

Hoy por hoy, y hasta una posible y futura adaptación completa del Cuaderno de estudio a este nivel educativo, el despliegue de recursos que ofrece aulaPlaneta para la ayuda al estudio del Bachillerato es excelente.

¿Qué ventajas supone el uso de aulaPlaneta para los estudiantes? ¿Qué respuesta recibe de ellos?

Para los estudiantes, una forma novedosa de trabajar dentro y fuera del aula siempre es bien recibida, especialmente si además les resulta atractiva. Por otra parte, a mí me gusta recordar siempre que, cuando el profesor trabaja a gusto en el aula, el alumno aprende más. Este aspecto se manifiesta inmediatamente en que, en el desarrollo habitual de un tema, se rompe la pasividad tradicional del alumnado, que ahora quiere opinar y preguntar sobre aspectos que le llaman la atención y que antes le pasaban desapercibidos.

Y para el profesor, ¿qué beneficios tiene?

Las diferentes opciones que aporta aulaPlaneta tienen un aprovechamiento de gran interés desde el punto de vista del trabajo del profesor. Indudablemente nuestro enfoque del trabajo se modifica de forma sustancial. Con el sistema tradicional, la incesante búsqueda y actualización de recursos es la tónica general de nuestro trabajo diario, y ahora podemos contar con una plataforma de posibilidades excelentes. Pienso, además, que uno de los grandes aciertos ha sido diseñar un programa que permita intercalar las propuestas que se ofertan con las propias, que llevamos utilizando con éxito desde hace tiempo.

Además, entre el profesorado sabemos que uno de los grandes problemas que deben superar nuestros alumnos en la actualidad es precisamente el exceso de información a la que puede acudirse. Una selección pautada de la misma, como la que aulaPlaneta propone, es de agradecer por su alto nivel de operatividad.

¿Cómo desarrolla una clase con aulaPlaneta?

Como he comentado, no es lo mismo trabajar con alumnos de ESO que de Bachillerato. En cualquiera de los casos, no obstante, hay que empezar por descargar la clase en el ordenador, dadas las características de la conexión a la red en centros como el nuestro, que nos impiden trabajar online a la velocidad deseada. A partir de aquí, se trata de desarrollar el programa antes definido: exposición y desarrollo de los contenidos básicos de aproximación al tema por parte del profesor, desarrollo de los mismos por parte de los alumnos en el aula, trabajo en casa de la información seleccionada y, finalmente, evaluación. Para llevar a cabo todo este proceso, en mi caso, suelo seguir esta secuencia:

  • Visualización del documental inicial, que sitúa al alumno en el tema que se va tratar, sustituyendo así la tradicional lectura del texto introductorio del libro impreso. A continuación, solemos resolver de forma oral, con intervenciones espontáneas de los alumnos, el cuestionario inicial propuesto. Resulta muy interesante porque los propios alumnos suelen plantear cuestiones sobre aspectos que les han llamado la atención o que les sonaban por alguna causa. Este recurso también es útil para incluirlo entre las actividades de repaso al acabar el tema, aunque con un desarrollo algo más extenso por parte del profesor.
  • A continuación, son fundamentales los recursos interactivos, pues comienzan a dar respuesta a algunas de las cuestiones previas planteadas, además de introducir el desarrollo más pormenorizado de la unidad.
  • Después incluyo el material que haya elaborado con antelación y que en mi caso suele consistir en una presentación de diapositivas con abundantes esquemas y documentación gráfica. Estos recursos se intercalan con los de aulaPlaneta del tipo “comprende”, “entiende”, “descubre”. Es importante destacar que gran parte del efecto positivo que puedan tener las presentaciones expositivas del tema radica en que se basen en los contenidos de la “Ficha del alumno” y en el mismo orden. Con esto se facilita la tarea de repaso de la información y el estudio de cada apartado. Como acto final en el aula, la herramienta “Mapa conceptual” resulta de gran utilidad si se repasa en clase, tanto la versión escrita como la muda. En mi caso particular, me gusta que los alumnos lo copien en clase, e incluso lo completen con algún apartado pertinente. El diseño abierto de la utilidad lo permite.
  • Finalmente es el turno de la evaluación. En el caso de nuestro centro educativo, un 30 o 40% de la calificación final de cada unidad temática se basa en los trabajos y en las actividades de recopilación o desarrollo que deben realizar los alumnos. De esto se desprende que debe dedicarse enorme atención al diseño y evaluación de las actividades que deben realizar los alumnos. Creo que en aulaPlaneta se ha avanzado mucho en este apartado, desde el momento en que se han multiplicado las actividades de “Refuerza tu aprendizaje”. Los beneficios derivados de estas opciones de trabajo creo que están sobradamente comprobados por todos los compañeros que utilizan la plataforma y que en su día sugerimos que se ampliaran.

¿Hay algún recurso o tipo de actividad que destacaría especialmente de la plataforma aulaPlaneta?

Creo que el bloque que forman los ejercicios de “Refuerza tu aprendizaje” y el banco de recursos para el estudio del alumno son una enorme ayuda para el profesorado, pues permiten proponer actividades de aprendizaje y refuerzo con la tranquilidad de que el alumno va a encontrar todo lo necesario para su desarrollo. En Bachillerato son particularmente útiles estos recursos, por las propias exigencias de la asignatura y el nivel académico con el que se trabaja.

Más información:

Web del IES Severo Ochoa

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *