Volver al listado

Cinco ideas para hacer una excursión educativa a la montaña

La montaña es el lugar perfecto para buscar un poco de sosiego ante el calor del verano y disfrutar de la naturaleza. Pero, además, podéis sacar el máximo partido a la escapada y aprovecharla para practicar técnicas de orientación, conocer un poco mejor los animales y plantas de vuestro entorno u observar el precioso cielo del verano. Te proponemos cinco ideas para que paséis un día divertido en familia en la montaña y le añadáis un componente interesante y educativo.

CINCO PROPUESTAS MONTAÑERAS

Pasar tiempo al aire libre es esencial para los niños y uno de los mejores lugares para hacerlo es la montaña. El senderismo ejercita el cuerpo y, con estas sencillas ideas, también puedes ejercitar la mente y la curiosidad.

  1. 1. Comportaos como verdaderos exploradores. Antes de la salida a la montaña es una buena idea buscar juntos información sobre la zona que se va a visitar para saber qué animales podéis encontraros durante el paseo, cómo es la vegetación, a qué altura subiréis, cómo es el recorrido y qué avituallamiento necesitaréis, cuál es la previsión del tiempo… La Red de Parques Nacionales, páginas web como Wikiloc o WikiRutas y apps como Naturapps, OruxMaps, WorldSummits o Cimas de España pueden ayudarte. Recuerda que en muchos casos las áreas naturales cuentan con centros de interpretación que resultan muy interesantes, ofrecen mapas o folletos y suelen incluir información adaptada para los niños.
    Ya en la zona, observad los carteles e indicadores que marcan el camino, mirad los mapas de recorrido para interpretarlos juntos, comprobad con la brújula que lleváis la dirección correcta y controlad la altura con el altímetro, cronometrad cuánto os cuesta cada tramo o realizad una pequeña recogida de desperdicios. El paseo será más interactivo y más educativo con estos sencillos hábitos.
  2. 2. Practicad orientación. Este deporte, que consiste en realizar un recorrido y alcanzar una localización mediante una brújula y un mapa, ofrece modalidades de ocio perfectas para practicar a cualquier edad y en familia. Originaria del norte de Europa, es una actividad educativa y muy divertida, que disfrutaréis mayores y pequeños. Además, contribuye al desarrollo psicomotriz y ejercita la resolución de problemas, la autonomía o la capacidad de superación. La Federación Española de Orientación organiza competiciones, recorridos y jornadas, en muchos casos destinadas al público infantil, a través de sus diferentes delegaciones autonómicas.
    Si prefieres una versión más sencilla que permite orientarse con el GPS y añade la emoción de una búsqueda del tesoro, puedes probar con el Geocaching.
  3. 3. Descubrid la ornitología. La observación de las aves es una de las actividades más interesantes y sencillas para practicar con niños, y la montaña resulta un espacio diferente para realizarla. La clave está en buscar una buena localización o hábitat, como los bosques de ladera, la alta montaña y los cortados rocosos. Puedes consultar en las sociedades de ornitología o naturaleza de vuestra región y preguntar por los mejores lugares y las especies que puede haber en cada uno de ellos. Estas mismas asociaciones suelen organizar salidas para niños en las que os explicarán las claves de esta práctica. Además de los prismáticos, podéis llevar con vosotros una caja-nido y colocarla en algún lugar para luego visitarla.
    También es recomendable un buen manual ornitológico: el de la Enciclopedia de Aves de España está disponible como aplicación para Android e iOS.
  4. 4. Convertíos en botánicos. Estudiar las plantas es una de las formas más sencillas de aprender en la naturaleza. Lo ideal es realizar una labor de investigación previa para conocer la vegetación de la zona, así una vez en el camino os resultará más sencillo reconocerla. Hay webs muy interesantes al respecto, como la guía de árboles y arbustos de AsturNatura, Árboles del mundo y Árboles ibéricos. También es muy recomendable la aplicación Arbolapp, desarrollada por el Real Jardín Botánico del CSIC.
    Además, puedes aprovechar la botánica para recordar al niño la importancia de respetar el medio ambiente: no dañéis la vegetación, recoged solo hojas que ya estén en el suelo, no arranquéis flores, vigilad que no dejáis ningún desperdicio a vuestro paso…
  5. 5. Observad las estrellas. Organiza la próxima excursión a la montaña a última hora de la tarde y podréis aprovechar para disfrutar del cielo nocturno en un entorno perfecto por la baja luminosidad y la altura. Hay pocas cosas más fascinantes que encontrar estrellas y constelaciones en mitad de la naturaleza.Antes de la excursión podéis consultar qué se verá ese día en el cielo, recorrer el mapa celeste y aprender a observar las estrellas. Otra opción muy interesante son las apps para el móvil, perfectas para localizar las estrellas sobre el terreno de forma mucho más sencilla: Sky Map (Android  e iOS), Start Chart (Android, iOS y Windows) o SkyORB (Android e iOS).Además, mientras localizáis la Osa Mayor podéis utilizar Amazing Universe Facts para aprender cosas sorprendentes sobre el universo y practicar inglés.

Recuerda que puedes seguir mandándonos tus fotografías de la naturaleza a Instagram con el hashtag #aulaPlanetaExploradores.

Concurso Jóvenes Exploradores aulaPlaneta Instagram

Más información

Senderismo con niños, lo que debes y no debes hacer 

Rutas de montaña para niños, dónde encontrarlas

A la montaña con niños 

Equipo Superpadres.com para aulaPlaneta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *