Volver al listado

Un 10 % de los alumnos españoles no alcanza el nivel básico de conocimiento en matemáticas, lectura y ciencias

Según los resultados de las pruebas PISA 2012, un 10 % de los alumnos españoles no alcanza el nivel básico de conocimiento en matemáticas, lectura y ciencias. Los malos resultados afectan sobre todo a estudiantes con malas condiciones socioeconómicas, de origen inmigrante o aquellos que han repetido un curso, y a las chicas en matemáticas. Este es uno de los resultados del informe Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito, publicado en febrero por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio examina los datos de PISA 2012 y centra la atención en los alumnos de 15 años que no han alcanzado un nivel suficiente (considerado nivel 2) en las pruebas internacionales, es decir, “aquellos que no alcanzan el nivel básico de conocimiento que se requiere para participar plenamente en una sociedad moderna”. El informe señala que estos estudiantes tienen una mayor probabilidad de abandonar la escuela y mayor dificultad para conseguir trabajos bien remunerados. Y recuerda que el éxito del alumnado joven en un país redunda en beneficios no solo sociales y culturales, sino también económicos.

Por este motivo, el estudio trata de establecer cómo afectan al bajo rendimiento de los alumnos aspectos como la formación de los padres y su actitud hacia la escuela, las prácticas del centro escolar o las políticas educativas del país, y qué medidas pueden tomar los diversos actores para ayudar a los estudiantes a mejorar su rendimiento.

Un 10 % de los alumnos españoles no alcanza el nivel básico de conocimiento en matemáticas, lectura y ciencias

RESULTADOS GENERALES

El informe de la OCDE contempla los datos conjuntos de todos los países que integran la organización y extrae algunas conclusiones interesantes:

  • Uno de cada cuatro alumnos de 15 años no alcanza el nivel básico de conocimientos y habilidades en al menos una de las tres asignaturas evaluadas en PISA. Un 25 % falla en matemáticas y un 20 % tiene un rendimiento bajo en lectura y ciencia.
  • Algunos grupos tienen más riesgo de tener un bajo rendimiento: las alumnas, los alumnos de origen inmigrante o que estudian en un idioma que no es el que se habla en su casa, aquellos que viven en zonas rurales o con familias monoparentales, los que han repetido curso, no se formaron en edad preescolar o faltan a clase.

RESULTADOS EN ESPAÑA

En el caso de España, el porcentaje de alumnos de 15 años con bajo rendimiento es similar a la media de la OCDE. El informe indica que en España la probabilidad de tener bajo rendimiento en matemáticas es mayor para las chicas, los estudiantes socioeconómicamente desfavorecidos o de origen inmigrante, los que no han recibido educación preescolar (o solo un año o menos), los que han repetido un curso o están matriculados en Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

Estos son algunos detalles destacables sobre los datos obtenidos en nuestro país:

  1. 1. El 24 % de los estudiantes tuvo un bajo rendimiento en matemáticas (la media de la OCDE es 23 %), un 18% en lectura (igual que la media de la OCDE), un 16 % en ciencias (frente al 18 % de la media de la OCDE), y un 10 % en las tres materias (la media es del 12 %).
  2. 2. En total, más de 95.000 estudiantes españoles de 15 años tuvieron un bajo rendimiento en matemáticas, y unos 42.000 estudiantes tuvieron un bajo rendimiento en las tres asignaturas (matemáticas, lectura y ciencias).
  3. 3. El porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento en matemáticas aumentó 1 punto porcentual entre 2003 y 2012, el de lectura se redujo 3 puntos porcentuales en este mismo periodo, y en ciencias se redujo en 4 puntos entre 2006 y 2012.
  4. 4. Un 40 % de estudiantes socio-económicamente desfavorecidos en España tuvo un bajo rendimiento en matemáticas, frente al 8 % en el caso de los estudiantes favorecidos.
  5. 5. Uno de cada tres alumnos de 15 años había repetido al menos un curso en España en 2012 (32,9 % frente a 12,4 % de la media de la OCDE) y, según los datos de este último informe, un 52 % de los estudiantes españoles que repitieron curso tuvieron un bajo rendimiento en matemáticas, mientras que el porcentaje es solo de un 9 % entre los que nunca habían repetido curso.
  6. 6. Al igual que ocurre en el resto de la OCDE, los estudiantes españoles de bajo rendimiento faltan a clase con mayor frecuencia. En 2012, un 43 % de los estudiantes españoles con bajo rendimiento en matemáticas perdieron un día entero de colegio al menos una vez (la media de la OCDE es de un 23 %), lo que supone uno de los porcentajes más altos de los países que participaron en PISA 2012.
  7. 7. Los estudiantes españoles de bajo rendimiento en matemáticas dedicaron en 2012 una media de 4,7 horas a la semana a hacer deberes, 2,3 horas menos que los que superaron el nivel básico de aptitud.
  8. 8. Los estudiantes de colegios socioeconómicamente desfavorecidos en España tienen una probabilidad 2,6 veces mayor de tener un bajo rendimiento que los estudiantes de colegios favorecidos (por debajo de la media de 11,3 de la OCDE).
  9. 9. Un 29 % de los estudiantes en España que asisten a colegios públicos tuvieron un bajo rendimiento en matemáticas, frente al 15 % de los estudiantes en colegios concertados y el 10 % de los estudiantes en colegios privados.
  10. 10. Según las estimaciones de la OCDE, si todos los estudiantes españoles de 15 años alcanzasen al menos el nivel básico de rendimiento en PISA, el PIB de España en 2095 podría ser un 15 % más elevado.

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR

Para solucionar el bajo rendimiento y evitar en la medida de lo posible el fracaso escolar, la OCDE destaca que los gobiernos deben convertir este tema en una prioridad educativa y destinar a ello recursos adicionales. Recomienda que las medidas se adapten a las circunstancias de cada sistema educativo, y lista algunas medidas generales que pueden ser de ayuda:

  • Crear un entorno de aprendizaje en las escuelas que sea exigente y ofrezca apoyo a los estudiantes.
  • Ofrecer refuerzo escolar tan pronto como sea posible.
  • Animar a los padres y las comunidades locales a involucrarse en la vida escolar.
  • Inspirar a los estudiantes para que saquen el mayor rendimiento posible a las oportunidades educativas.
  • Identificar a los estudiantes de bajo rendimiento y diseñar una estrategia adecuada a su perfil.
  • Ofrecer refuerzo individualizado a los colegios y las familias desfavorecidas, a los estudiantes de origen inmigrante, a aquellos que hablen una lengua minoritaria o provengan de zonas rurales.
  • Atacar los estereotipos de género y dar apoyo a las familias monoparentales.
  • Reducir las desigualdades en el acceso a la educación preescolar y limitar la separación de los alumnos por nivel académico.
  • Implicar a en la educación a todos los actores: políticos, profesores, padres y estudiantes.

Más información

Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito, Resultados principales 

Informe completo en inglés

Resumen de datos sobre España

Infografía con las principales conclusiones

2 Comentarios

  1. Pingback: Enseña matemáticas de forma personalizada con Matic, de aulaPlaneta - Educación en América Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *