Volver al listado

La Malvesía y Torrealedua integran la tecnología y las nuevas metodologías en plena naturaleza con aulaPlaneta

La Malvesía y Torrealedua integran la tecnología y las nuevas metodologías en plena naturaleza con aulaPlaneta

La EFA La Malvesía y la EFA Torrealedua, ubicadas en Llombai (Valencia), son dos escuelas familiares agrarias que ofertan los niveles de Secundaria y Formación Profesional y que asientan sus pilares sobre el desarrollo rural y la promoción y defensa del modo de vida de los pueblos de la zona. Integradas en la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (FECEVAL), que agrupa a centros de educación privados en todos los niveles de enseñanza, ambas escuelas han apostado por la innovación metodológica y el uso de las TIC en sus aulas, propósitos a los que desde el pasado curso contribuye el servicio digital aulaPlaneta, que utilizan de manera habitual en todos los niveles.

El medio natural y el cuidado de la tierra y el medio ambiente, parte esencial de ambos centros, no están reñidos con el aprovechamiento de los avances tecnológicos al servicio de la educación, las nuevas metodologías y la personalización del aprendizaje, que estas escuelas consideran claves para preparar a sus alumnos para la sociedad en la que vivirán, trabajarán y seguirán aprendiendo. Como explica Ignacio Hernández, director de la EFA La Malvesía, en el medio rural puede resultar difícil acceder a ciertos contenidos específicos, pues no cuentan con amplias bibliotecas o espacios culturales, y las TIC, lejos de sustituir a otras fuentes de información o al contacto con el entorno físico, “completan estas carencias sin renunciar al excelente modo de vivir en plena naturaleza”.

La integración de estas escuelas en FECEVAL, además, les permite beneficiarse de los servicios que ofrece la federación, como las gestiones con la Administración, el asesoramiento en distintas áreas, la formación, la asesoría jurídica o los convenios de colaboración con todo tipo de empresas de servicios, tutelando su funcionamiento y logrando las mejores condiciones tanto de calidad como económicas, siempre con el objetivo de anticiparse a las inquietudes y necesidades de los centros adscritos.

TIC PARA EL APRENDIZAJE EN LA MALVESÍA

La implantación de nuevos dispositivos y del uso de las TIC en la EFA La Malvesía ha sido paulatina. En el caso de las tabletas, por ejemplo, Ignacio Hernández explica que primero las utilizaron los profesores en el aula, después se adquirieron algunas para el alumnado y finalmente se incorporaron al trabajo diario de los estudiantes, que las utilizan de manera individual o grupal. El uso de las TIC nacía de una realidad detectada en las propias aulas: responder a las necesidades de los estudiantes nativos digitales. “Entendemos que los alumnos son personas acostumbradas a recibir altas dosis de estimulación, a través de móviles, consolas o plataformas de televisión, y en una clase magistral no sólo no atendían, sino que ni siquiera aprendían”, explica el director. “Pensamos que debíamos adaptar los estímulos pedagógicos a la nueva forma de acceder al conocimiento de nuestros alumnos”. Además de motivar a los estudiantes, Ignacio añade que las TIC ofrecen posibilidades de aprendizaje muy interesantes, acceso instantáneo a conocimientos y noticias, facilitan el trabajo colaborativo, ahorran en peso y espacio en las mochilas de los estudiantes… Dentro de esta apuesta tecnológica, el director apunta que aulaPlaneta se adecua perfectamente a la forma de trabajar del centro ya que, frente a propuestas de libros de texto tradicionales en papel, les da “más libertad a la hora de seleccionar los contenidos y competencias clave” y “resulta más económico para las familias de los alumnos”.

El uso de aulaPlaneta se intensifica en la segunda media hora de clase en la EFA Torrealedua, un tiempo que se dedica a que “los alumnos realicen tareas en el aula, bien en grupo, bien de forma individual, en lugar de llevar deberes a casa”. También utilizan la plataforma para completar las explicaciones del profesor, gracias a la diversidad de lenguajes y recursos que aporta; el Banco de actividades les permite promover el trabajo activo de sus alumnos, y el Banco de contenidos resulta una base de datos muy útil “para los trabajos de ampliación o de investigación” que realizan los estudiantes.

La Malvesía y Torrealedua integran la tecnología y las nuevas metodologías en plena naturaleza con aulaPlaneta

TABLETAS Y ATENCIÓN PERSONALIZADA EN TORREALEDUA

También en el caso de la EFA Torrealedua se decidieron por implantar las tabletas como respuesta a las exigencias de la era digital actual. “Con el uso de las tabletas captamos más la atención del alumnado, aumentando tanto su motivación como su autonomía personal y creatividad”, apunta Ana Amezcua, directora de esta escuela. “Internet ofrece una gran cantidad de información sobre cualquier tema, factor que los alumnos deben aprender a manejar y, además, las tabletas ofrecen aplicaciones educativas muy interesantes que permiten profundizar en cualquier asignatura de manera didáctica y divertida”.

Gracias a estos dispositivos, los medios audiovisuales e Internet, alumnos y profesores utilizan diversas aplicaciones y la plataforma aulaPlaneta. La directora explica que aulaPlaneta se usa en casi todas las aulas, ya que resulta “sencillo de utilizar” y “permite un aprendizaje más personalizado e individualizado para cada estudiante”. “Los profesores pueden asignar tareas y ver en cada momento si los alumnos están cumpliendo con su deber”, destaca. “Muchas de las actividades son autocorregibles, por lo que automáticamente nos permite seguir de forma instantánea el aprendizaje de los alumnos y hacer hincapié en aquellos puntos que peor han asimilado”.

Además, Ana señala que aulaPlaneta “permite un aprendizaje más personalizado, pues los alumnos pueden ir a su propio ritmo”. “Dentro de cada clase, los profesores pueden crear sus propios grupos de estudiantes según su nivel de destrezas y asignar diferentes tipos de actividades a cada grupo”, indica. Otra ventaja para los profesores es la gran cantidad de material que ofrece, lo que “ahorra tiempo en la preparación de las clases”. “Además los temas se pueden modificar, se puede añadir contenido y actividades y cambiar el orden de los puntos”, destaca.

APRENDIZAJE POR PROYECTOS

Como explica el director de la EFA La Malvesía, el compromiso de su escuela con las metodologías activas, el aprendizaje colaborativo y, especialmente el trabajo por proyectos, viene de lejos. “Mantenemos una larga tradición de casi medio siglo en la que siempre hemos trabajado con proyectos”, apunta. “De hecho, nos sorprende que trabajar por proyectos se presente ahora como el último grito en educación, cuando siempre nos hemos dedicado a ello”. Gracias a esta gran experiencia, cuentan con una amplia gama de proyectos ya desarrollados, muy trabajados, adecuados a su realidad y garantizados, ya que han demostrado lograr resultados positivos en el aprendizaje de los alumnos. En algunos casos, como en Ciencias sociales o en Lengua castellana y literatura, suman a estos proyectos los propuestos por aulaPlaneta, que adaptan a sus necesidades específicas.

Junto al trabajo por proyectos, en el centro ponen en práctica otras innovaciones metodológicas, en las que indican que “aulaPlaneta encaja a la perfección”. “Toda metodología que sirva para mejorar o completar nuestro estilo pedagógico siempre es bienvenida”, destaca Ignacio. “Depende del momento del curso, de la edad de los alumnos o de la asignatura, utilizamos trabajo colaborativo, proyectos competenciales, flipped classroom, pedagogía por rincones, avance por objetivos, incluimos las TIC en el aprendizaje o utilizamos herramientas de video y audio”.

TRABAJO COOPERATIVO

También la EFA Torrealedua es consciente de la importancia que tiene aplicar las nuevas metodologías en el aula y, por ejemplo, trabajan habitualmente de manera cooperativa, un enfoque metodológico para el que han formado específicamente al profesorado. “Para nosotros no solo es importante enseñar el contenido de las diferentes materias, sino conseguir que los alumnos adquieran otras habilidades que van a utilizar en el día a día y les van a hacer mejores personas”, apunta la directora. “El esfuerzo, la autonomía, la confianza o la ayuda a los demás son solo algunos de los valores que permite el trabajo cooperativo”.

Además, Ana añade que el curso que viene pondrán en marcha un proyecto que incluye el cuidado de un huerto escolar para, de nuevo, unir la naturaleza con la innovación a través del trabajo compartido de alumnos y profesores.

 

Más información:

Página web de la EFA La Malvesía

Página web de la EFA Torrealedua

Facebook de la EFA La Malvesía 

•  Facebook de la EFA Torrealedua 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *