Volver al listado

Buenos lectores, mejores alumnos

Recientemente el Gremio de Editores publicaba su informe titulado La Lectura en España, que supone una revisión de la última “fotografía” que se hizo el año 2012 sobre los hábitos de lectura en el territorio español. Si bien acostumbramos a identificar el acto de leer con abrir un libro, el informe va más allá y también contempla la lectura de blogs, páginas webs o periódicos. Esto implica que un 92% de la población es “lectora”.

Sin embargo, si desglosamos estos resultados no son tan alentadores ya que en los últimos cinco años (2012-16) las cifras se han estancado. Para empezar, un tercio de la población (37-38%) nunca lee un libro, del 63% caracterizado como lector, un 47% (otra cifra que continúa igual desde el 2012) es considerado como lector frecuente, al leer al menos una vez a la semana. Por último, el lector tipo es una mujer de entre 30 y 55 años con estudios universitarios y que vive en una gran ciudad con lo que podemos decir que existe un sesgo socioeconómico entre los lectores. Además, el número de librerías y de puntos de venta de prensa ha disminuido pero, por otro lado, la oferta y variedad en el mundo editorial es mayor que nunca, han emergido con fuerza los clubes de lectura y hemos comenzado a interrelacionar contenidos culturales gracias a las narrativas transmedia. Podemos decir que las conclusiones extraídas son cuanto menos desiguales.

Los jóvenes y la lectura

¿Y qué dicen los datos sobre nuestros jóvenes? Pues resultan bastante más halagüeños: un 97,7% de los jóvenes entre 14 y 24 años son lectores mientras que entre 10 y 13 la cifra es del   84,6%. Además, en el último informe PISA los resultados en lectura han aumentado en 8 puntos, situándose en paralelo con el resto de países de la OCDE (hay que decir que los resultados generales han descendido). Sin embargo, el mantra sobre la falta de lectura por parte de los jóvenes se sigue repitiendo a la par que se cuestiona la necesidad y la forma de enseñar literatura. Lo que es cierto es que ha habido un desplazamiento en los modos de leer (muy vinculado a lo transmedia) en donde se alternan los soportes y plataformas ya sea la televisión, la web o el cómic.

Ya sea leyendo un libro o un blog lo importante es el acto de leer. A nadie se le debería escapar que la lectura tiene grandes beneficios, ya seamos adultos, adolescentes o niños. Es por ello que queremos recordaros la importancia de la lectura desde diversas ópticas:

1) El placer de leer

Sí, simplemente deberíamos leer por placer, debería ser una de las motivaciones principales por la que nuestros hijos o alumnos leyeran. Cuando hacemos algo por placer establecemos un vínculo con la curiosidad, aspecto intrínsecamente relacionado con la creatividad y el aprendizaje, además, el placer es algo personal e intransferible, forma parte de nuestra intimidad y de nuestra memoria como un descubrimiento que realizamos. Por si fuera poco, a nivel cognitivo, activamos operaciones mentales vinculadas al descubrimiento, la relación, la simulación o al simple fantasear por lo que potenciamos los procesos intelectuales.

2) Educación literaria y cultural

La formación cultural y el fomento de la sensibilidad artística (y estética) también deberían ser un motivo por el que fomentar la lectura además de representar una fuente de conocimiento. Es por ello, que parte de este fomento de la lectura pasa por una enseñanza literaria que consiga aumentar la curiosidad y predisponer favorablemente a esta formación para dotar a nuestros alumnos e hijos de autonomía a nivel cultural.

3) La relación con la sociedad

Si bien la diversidad literaria implica una mayor fragmentación también la lectura forma parte de nuestro imaginario colectivo. Respecto al pasado nos permite establecer una relación con nuestra historia cultural ya que Literatura e Historia frecuentemente han ido de la mano. Respecto al presente nos permite romper con modas y con el sentido de la inmediatez que gobierna nuestros días. Y respecto al futuro nos puede ayudar a crear una sociedad más cosmopolita, abierta e intercultural en ese proceso imparable que es la globalización.

4) El vínculo con la lengua

Aunque pueda parecer algo demasiado evidente no esta de más recordar que la lectura está vinculada con la lengua (algo vivo y cambiable) y eso nos permite dominar, entender y extender las posibilidades del lenguaje.

5) La comprensión lectora

La comprensión lectora se ha convertido en todo un reto para el profesorado (especialmente al ser evaluada en las pruebas PISA), se trata de la piedra de toque de la lectura: comprender un texto. La importancia de la comprensión lectora es clave a la hora de elaborar reflexiones, discutir entre lectores, interpretar lo leído, sintetizar, ejemplificar, debatir, etc. Se trata de herramientas que utilizamos en nuestra vida diaria y por ello un mayor fomento de la lectura nos debería ayudar en este aspecto capital.

 

Los profesores y la lectura

Parte de este fomento lector sucede en casa, donde deberíamos inculcar el hábito tanto por tener libros en casa como por dedicar un tiempo a leerlos. Otra parte también corresponde a los docentes, como siempre hay multitud de recursos y consejos a los que nos gustaría añadir algunas consideraciones:

  • En la formación literaria el profesor debe ser un guía, nos debe ayudar a crear un mapa lector progresivo y a leer literariamente recorriendo diversos textos. En muchas ocasiones el alumno necesitará un bagaje previo en forma de introducciones, conceptos o conocimientos, es aquí donde el profesor juega un papel determinante.
  • El fomento de la lectura debería ser un equilibrio entre educación y motivación (por ejemplo, entre Harry Potter y Pérez Galdós). Es por ello que el criterio de selección deber ser abierto y flexible, con un canon amplio que permita establecer entornos significativos y que tenga en cuenta los diferentes ritmos de aprendizaje.
  • Debemos establecer entornos lectores, ya sea en la propia aula o visitando la biblioteca del centro, donde los alumnos puedan escoger y relacionarse con los libros sin que resulte una obligación.
  • Podemos realizar multitud de actividades relacionadas con la lectura, los comentarios de texto pueden ser de mucha utilidad pero ¿qué tal una obra de teatro o una lectura poética?.

Esperamos que este artículo os resulte estimulante ya que la lectura debería ser una parte capital de nuestra formación tanto siendo niños como una vez hayamos crecido. Desde aulaPlaneta esperamos vuestros comentarios y planes lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *