Volver al listado

5 oportunidades y 3 barreras para implantar el aprendizaje móvil

Tal y como os muchos habréis percibido el móvil ha llegado para quedarse. Respecto al campo educativo, en primer lugar, debemos aprender a educar en esta (nueva) sociedad para, posteriormente, comenzar a entender que el aprendizaje móvil tiene muchas oportunidades pedagógicas. Una prueba de ello es que dos tercios de los estudiantes utilizan sus móviles con fines educativos y a esto habría que añadir que las previsiones de crecimiento del mercado móvil para el periodo 2015-20 son al alza.

Es por ello por lo que, si bien os explicamos algunas de sus ventajas como la ubicuidad, la facilidad para comunicarnos o las posibilidades de centrar el aprendizaje en el alumno y varias de las herramientas que os pueden útiles, ahora vamos a intentar ayudaros a implantar un proyecto de m-learning en vuestra escuela con una serie de consejos que os pueden servir tanto como inspiración como aviso para navegantes.

Oportunidades…

Empezaremos con las oportunidades que nos depara el aprendizaje móvil a todos los niveles:

  1. … Para el profesorado

Para el profesorado las posibilidades son muy amplias, aunque las más obvias están centradas en las posibilidades de mejorar las comunicaciones e innovar pedagógicamente. También el aprendizaje móvil nos puede ser útil para la autoevaluación, por ejemplo, grabando nuestras clases o realizando cápsulas de aprendizaje. Esto está directamente vinculado con la práctica reflexiva, el aprendizaje continuo y la posibilidad de crear comunidades de práctica con otros docentes.

  1. … Para la administración de la escuela

Nuevamente vinculado con la facilidad para comunicarnos, podemos implementar el aprendizaje móvil para difundir notas, avisos e informaciones a los padres, eventos y emergencias o la asistencia del alumno (aspecto este, que puede incidir en la reducción del abandono escolar).

  1. … Para el alumno

Obviamente, esta es la mayor oportunidad. Y no lo decimos únicamente nosotros, ya os informamos de que la UNESCO realizó una serie de informes en vistas de las nuevas posibilidades del aprendizaje móvil. Entre estas posibilidades está la de promover el aprendizaje cooperativo, la posibilidad de recibir feedback inmediato, de usar y diseñar aplicaciones educativas y el aprendizaje situado (por ejemplo, en museos) muy vinculado con la realidad aumentada y los códigos QR. También facilita las actividades que impliquen investigación, el trabajo por proyectos o el aprendizaje basado en problemas y, además, establece un vínculo entre el aprendizaje formal y el informal.

  1. … Para el investigador

El proyecto MOTILL (Mobile Technologies in Lifelong Learning), es un proyecto a nivel europeo sobre las mejores prácticas relacionadas con el aprendizaje móvil. En este proyecto se han detectado tres vertientes donde desarrollar las mejores prácticas: la creación de contenido específico (por ejemplo, con el ya citado diseño de apps), la aplicación de nuevas prácticas educativas y pedagógicas (también citado) y, finalmente, el diseño de herramientas e infraestructuras para hacer viable la implantación del mobile learning.

  1. … Para las políticas educativas

Muchas son las posibilidades que se abren a la hora de hacer políticas educativas favorables al aprendizaje móvil. Empezando con la necesidad de formar al docente (y a parte del equipo de la escuela) en y con tecnologías móviles y siguiendo con la necesidad de implantar infraestructuras que posibiliten el m-learning. También sería necesaria la creación y optimización de contenidos para dispositivos móviles mediante la generación de repositorios institucionales, el uso de licencias abiertas, la realización de estándares, el trabajo a nivel multisectorial (por ejemplo, con desarrolladores) y las mejoras en conectividad para asegurar un acceso libre y gratuito.

… y barreras

Tras comprobar las amplias posibilidades que nos ofrece el m-learning, también hemos de tener en cuenta algunas barreras que tendremos que evitar si queremos que nuestra implantación llegue a buen puerto:

  1. ¿Cómo proveer de dispositivos?

Puede parecer muy obvio optar por el BYOD dada la penetración de teléfonos inteligentes en nuestra sociedad, pero también nos podríamos plantear implantar programas de 1:1 (como ya se ha hecho con los ordenadores) para evitar problemas de acceso desigual. Esta provisión la podría llevar a cabo la escuela, la universidad o el estado.

  1. Aspectos tecnológicos

Dado el alto nivel de obsolescencia que presentan los móviles se nos plantean varias problemáticas que van desde quien reemplazaría un móvil que no da más de sí, a la actualización de datos (software y aplicaciones) o a realizar el mantenimiento entre curso y curso. Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta aspectos más prácticos como el tamaño de pantallas, la memoria, las baterías o la idoneidad de una u otra marca que mejor encaje con los aspectos necesarios para educación.

  1. Nuevas (y peligrosas) actitudes

La aparición del móvil ha conllevado la aparición de nuevas actitudes sociales negativas (cuando no delictivas): ciberacoso, sexting o adicciones son algunas de estas nuevas situaciones con las que los docentes han de lidiar. Eso por no hablar de aspectos más mundanos como la privacidad de cada alumno (si usa su móvil) o el posible uso disruptivo que se pueda hacer. En este caso, os podemos dar dos consejos: dejad las normas de utilización del móvil muy claras y, en segundo lugar, promoved usos seguros y responsables con los alumnos.

Desde aulaPlaneta, esperamos que os lancéis con el aprendizaje móvil. Si es así, y os hemos ayudado, esperamos que nos lo contéis y difundáis este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *