Volver al listado

10 series para repasar Historia este verano

Mucho se ha hablado de la época dorada de la televisión tanto por su altísima calidad, como por la idea de que esta desbancando al cine o por su (supuesto) agotamiento. Contando que cada vez disponemos de mayor acceso y variedad de productos, era cuestión de tiempo que la ficción (más o menos) histórica se hiciera un hueco y que, además, esto sea sinónimo de calidad. Si, ya de paso, permite a los profesores añadir más materiales para trabajar en clase, bienvenida sea esta nueva edad dorada. Por ello, hemos preparado esta selección de series que os pueden ayudar en vuestra clase de Historia.

  1. Antigüedad y época medieval

Si bien podríamos enmarcar Juego de Tronos en este apartado por nutrirse de multitud de referencias históricas, queremos centrarnos en las series plenamente históricas, sin componentes fantásticos. Es por ello por lo que os presentamos una serie para cada uno de los periodos indicados:

  • Roma (2005-2007). Nuevamente debemos citar a Juego de Tronos, posiblemente sin Roma no existiría la serie de George R.R.Martin: al César lo que es del César. Roma abrió el camino de la ficción histórica, de las luchas por el poder y de un tono crudo y realista. Y todo ello sin necesitar la ficción: la Historia supera a la realidad, especialmente, si disponemos de Julio César, Pompeyo o Cleopatra.
  • The White Queen (2013). La Historia de Inglaterra tiene muchos momentos dignos de formar parte de la televisión y la BBC lo sabe. En este caso, la televisión pública británica nos deja con este (shakespiriano) drama histórico centrado en la vida de varias mujeres (la reina Isabel Woodville, Margarita de Anjou o Ana Neville) y sus intrigas palaciegas durante la Guerra de las Dos Rosas entre las casas de York y Lancaster.
  1. La época moderna

Sin lugar a dudas la época moderna fue un periodo de cambios radicales: Humanismo, Renacimiento, la consolidación del poder de las monarquías o las Guerras de Religión son temas que trataremos en clase de Historia. Nosotros, os dejamos con un par de recomendaciones que os pueden ayudar:

  • Wolf Hall (2015). Otra vez la BBC nos trae la Historia a la pequeña pantalla. En este caso, entrando en la modernidad de la mano de la casa Tudor y del infame Enrique VIII. En Wolf Hall asistiremos a las intrigas en la corte de las seis esposas, a la caída en desgracia de Tomas Moro y al (efímero) ascenso de Thomas Cromwell.
  • Gunpowder (2017). Guy Fawkes se ha convertido en un icono mundial gracias a V de Vendetta. Sin embargo, su intento de volar el Parlamento en 1605 no tuvo un carácter libertario o revolucionario, más bien lo contrario. Fawkes perteneció a un grupo de conspiradores católicos que quisieron matar al rey para devolver a Inglaterra a la órbita del Papado. Gracias a esta miniserie podemos asistir a la conspiración y a sus entresijos religiosos en el marco de las guerras de religión.
  1. La época contemporánea

Por razones obvias, la época contemporánea condensa la mayoría de ficciones históricas. Aquí os dejamos con algunos ejemplos:

  • 1864 (2014). La Historia Contemporánea no se entendería sin un concepto clave como es el del nacionalismo. La formación de Alemania e Italia en este periodo se produjo, en parte, a costa de sus vecinos: eso es lo que le sucedió a Dinamarca en la Guerra de los Ducados. Y eso es lo que narra esta serie del canal público danés, la dolorosa derrota de Dinamarca ante la Prusia de Bismarck.
  • Deadwood (2004-2006). Cuando decimos que HBO sentó las bases de esta edad de oro de la televisión es por series como estas (junto con la ya citada Roma). Nuevamente nos encontramos con un drama crudo y directo basado en la historia de Deadwood (Dakota del Sur) que nos permite entender que significó la expansión de los EE. UU. a lo largo del continente: la ausencia de ley, los conflictos sociales y la implantación de un sistema capitalista con bastantes pocos escrúpulos. Además, estamos de enhorabuena, se ha confirmado una película que cerrará definitivamente la serie.
  • Burning Bush (2013). Esta miniserie checa está centrada en la figura de Jan Palach, un estudiante que se quemó a lo bonzo como protesta contra la ocupación soviética de Checoslovaquia. La serie resigue la lucha posterior de una abogada con el objetivo de que la fugura del estudiante no fuera desprestigiada y cayera en el olvido. Guerra Fría, totalitarismo y Primavera de Praga en tres capítulos.
  • The Americans (2013-2018). The Americans narra una historia real de la Guerra Fría sobre espionaje y familia. En esta serie asistiremos a la vida del matrimonio Jennings, perfecta familia americana de día, espías soviéticos a tiempo completo. Podría parecer una mala serie de espionaje si no fuera porque estas células durmientes infiltradas en territorio americano existieron. Nuevamente, Guerra Fría aunque esta vez en los ochenta, cerca del colapso de la Unión Soviética. Lástima que los Jennings no lo sepan.
  1. La II Guerra Mundial

Ríos de tinta y horas de metraje han sido creados para hablar del que sea el conflicto más importante de la historia de la Humanidad. Las series no iban a ser menos.

  • Hijos del Tercer Reich (2013). Esta miniserie alemana significó un soplo de aire fresco en las producciones sobre la II Guerra Mundial al estar enfocada desde la óptica alemana. Concretamente, desde la óptica de cinco jóvenes alemanes con posturas distintas ante la guerra y el nazismo que acabaran por preguntarse el porqué de una guerra que los cambiará para siempre.
  • La guerra del agua pesada (2015). Sin dejar Europa y la II Guerra Mundial, nos vamos a Noruega para asistir a uno de esos sucesos de la guerra que no por menos conocido fue menos importante: la guerra del agua pesada. Con este nombre se conoce a una serie de operaciones realizadas por la resistencia noruega para evitar la producción de agua pesada que hubiera permitido a los alemanes (liderados por Heinseberg) construir la bomba atómica. Un gran ejemplo de lo que significaron las resistencias al nazismo.

Esperamos que esta selección os ayude en vuestra clase de Historia, si además os entretiene, no dudéis en hacérnoslo saber y en difundir este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *