Volver al listado

Descubre las ventajas de implementar dinámicas de grupo en el aula

Entendemos por dinámica grupal toda aquella actividad estructurada que tiene como objetivo último el cohesionar a los componentes de un grupo de personas, a través de su puesta en práctica. Una metodología, con algunos puntos en común con la gamificación o las llamadas comunidades de aprendizaje, que ha sido, es, y muy probablemente será utilizada en entornos que van desde lo empresarial hasta lo pedagógico, aunque, sea cual sea su ámbito de aplicación, siempre lo es a partir de una serie de características o factores básicos que son compartidas por todas estas dinámicas de grupo.

Beneficios colectivos

Más allá de este grado de cohesión, que por lo general viene motivado por las personas foráneas al grupo que fomentan la dinámica de grupo (como, en el caso de la educación, los docentes a cargo de cada grupo clase) esta metodología aplicada en el aula, como método educativo o para la resolución de conflictos, ofrece una serie de beneficios que, aplicados desde el sentido común y una visión pedagógica basada en principios éticos y morales, pueden resultar muy enriquecedores para el conjunto del alumnado participante. Virtudes que podríamos resumir de la siguiente manera:

  • Toda dinámica de grupo genera sentimiento de pertenencia, a través de una toma de conciencia que pasa por asumir la importancia que tiene el grupo para cada uno de sus miembros y viceversa.
  • Esta metodología resulta altamente motivadora para todos los miembros del grupo, que a la manera del aprendizaje por proyectos se implican en la resolución de los objetivos propuestos por la dinámica grupal. Por esta razón, es importante que los docentes impulsores de estas metodologías tengan en cuenta el alcance y repercusión de los objetivos que motivan la dinámica en cuestión, ya que si bien la motivación es un valor pedagógico en sí mismo considerado, puede ser aplicado a objetivos educativamente neutros o directamente perniciosos para los participantes de la dinámica grupal o de aquellos que les rodean pero que no son parte de la misma.
  • Estas dinámicas promueven el autoconocimiento través de la observación del propio comportamiento y del de los demás, dentro de los parámetros y normas de conducta marcados por las dinámicas de grupo y sus necesidades.
  • Estimula el aprendizaje cooperativo entre los diferentes participantes de la dinámica grupal, gracias al aprendizaje en habilidades sociales que implican las dinámicas de grupo para el trabajo en equipo en las que se basa esta metodología.

Pero, a pesar de estas cualidades, toda dinámica grupal requiere de una implantación adecuada no solo para para poder desplegar sus virtudes pedagógicas, si no también para poder funcionar como actividad colectiva.

Funcionamiento de una dinámica grupal

Toda dinámica grupal, pedagógica o no, viene referida a lo que ocurre en el interior de un grupo cuyos miembros comparten, de un modo u otro, un objetivo marcado. Una tarea que constituye, a grandes rasgos, de brújula para los usuarios de estas dinámicas ya que orientan al grupo y sus actividades hacia la consecución de la tarea encomendada. Lo que suele darse a partir de tres ejes fundamentales:

a) Eje temático: las dinámicas grupales suelen coincidir, por lo general, con los contenidos a trabajar durante el curso, por lo que se recomienda que la elección de la temática de la dinámica de grupo esté relacionada de un modo u otro con alguno de los aspectos educativos que pueden encontrarse en dichos contenidos.

b) Eje técnico: referido al modo de organización sistemático y metodológico que haya sido elegido por el docente impulsor de la dinámica grupal, para que la consecución de la tarea elegida se dé de forma eficaz tanto desde una perspectiva práctica como, sobre todo, educativa.

c) Eje funcional para sus participantes: debido a su naturaleza grupal, las dinámicas de grupo parten de la cooperación entre sus miembros para cumplir un objetivo. Lo que a su vez implica que cada uno de ellos y ellas asuman un rol diferenciado para, en combinación con el de los demás, puedan garantizar tanto el éxito de su tarea como la participación de todos ellos en su consecución.

Pero estas características más o menos comunes a toda dinámica grupal no significa que todas estas sean iguales en su funcionamiento. Generalmente suelen desarrollarse de formas diferente, debido a una serie de factores que varían de una experiencia a otra y que también deben tenerse en cuenta de cara a una planificación de una dinámica de grupo, tal y como os enumeramos a continuación:

  • Factores individuales como la personalidad, actitud o valores de cada uno de los miembros del grupo que se pretende dinamizar, así como su relación, previa a su constitución, con el resto de los miembros del grupo.
  • Factores metodológicos, relacionados con la materia en la que se introduzca la dinámica grupal en cuestión y la orientación que vosotros, docentes al cargo del aula en ese momento, le deis.
  • Factores contextuales y ambientales como, por ejemplo, el tipo de centro educativo en el que quiere implementarse la dinámica grupal, las relaciones laborales existentes en él o los recursos con los que se cuenten, entre muchos otros.

¿Utilizáis dinámicas de grupo en vuestras clases? ¿Os resultan útiles de cara a mejorar el aprendizaje y la coordinación entre vuestros alumnos? ¡Compartid vuestras experiencias con nosotros, y este post con vuestros contactos!

Para saber más:

Fragmento: Dinámica de grupo, por B.A. Andreola.

Página web. Gestiopolis: Dinámicas de grupo: técnicas de animación grupal.

1 Comentario

  1. arturo valadez pizarro -

    Esta muy bien el material teórico de las diferentes formas de aprendizajes.
    Como dicen en mi rancho del dicho al hecho hay mucho trecho.
    Ahora hay que aplicar los conocimientos en cada lugar y saber aplicar los conocimientos.
    Animo en hora buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *