Volver al listado

Las ocho claves del sistema educativo italiano

Ubicada en pleno Mediterráneo y formada por la península itálica, el valle del Po y las islas de Sicilia y Cerdeña, Italia ha sido el centro político y cultural de Occidente durante siglos, como demuestra el hecho de que sido el hogar de numerosísimos artistas de reconocimiento internacional a lo largo de la Historia, pero también es el país en el que se encuentran los enclaves del estado del Vaticano y el de San Marino, miembro de G7 y la Unión Europea (UE) y lugar en el que se encuentra la Universidad más antigua del lado occidental del globo: la de Bolonia, que fue fundada en el año 1088. Sirva como apunte de la importancia que la educación tiene en este país transalpino, que se vertebra a través de un sistema educativo que fue establecido en 1946 y que os resumiremos en los siguientes ocho puntos:

  1. La educación obligatoria abarca desde los 6 hasta los 14 años. A su vez, este periodo de obligatoriedad está compuesto por la Escuela Primaria, de cinco años de duración, la Escuela Media, que dura tres años. Tras este periodo obligatorio y gratuito los alumnos pueden optar a la escuela secundaria superior, donde pueden elegir entre tres tipos de centros educativos: los liceos, especializados en arte, humanidades o ciencias, los Institutos técnicos, que combinan el aprendizaje práctico y teórico de economía y conocimientos técnicos, y los Institutos profesionales, que ofrecen una educación eminentemente práctica, de cara a la inserción de sus alumnos en el mercado laboral.
  • Los niños y niñas menores de 6 años pueden asistir a las guarderías a partir de los 3 meses de edad, donde las plazas no están aseguradas. Y más adelante, cuando ya tienen entre 3 y 5 años, puede llevárselos a la llamada escuela materna, de asistencia no obligatoria pero con plaza asegurada para todos los niños.
  • Los materiales para el estudio y los contenidos de los exámenes son decididos por el Ministerio de Educación bajo el asesoramiento del Consejo Nacional de Educación. De este modo, se estandarizan tanto las materias a estudiar como los exámenes utilizados para evaluar su aprendizaje, fomentando la igualdad en la educación en todo el país.
  • Los estudios superiores en Italia son generalmente universitarios, y se subdividen en tres ciclos diferentes. Al acabar sus estudios, el alumnado puede optar a: un diploma universitario concedido tras cumplir con 2 o 3 años de estudio, un diploma de licenciatura, que puede conseguirse al culminar estudios de 4 o 6 años, un diploma de especialización, tras un mínimo de dos años de estudio y un diploma de doctorado de investigación, después de un mínimo de tres.
  • A pesar de la larga y respetada tradición educativa del país, Italia está algo por debajo de la media de los países de la OCDE tanto en Ciencias como en Comprensión lectora, aunque se encuentra en la justa media de estos países en lo que concierne a estudios matemáticos. Una tendencia que no solo se da en la población en edad de cursar estudios obligatorios, si no también entre la población adulta.
  • Los colegios italianos son de gestión pública en un 91,9%, lo que implica que los de gestión privada se reducen al 8,1% del total. De estos últimos, aproximadamente la mitad son católicos.
  • El gran atractivo de Italia como destino para estudiantes universitarios la ha convertido en el quinto país europeo con más estudiantes de Erasmus. Para poder acogerlos y ofrecerles una buena educación, muchas universidades están adoptando programas educativos en inglés, pese a que la lengua oficial para los estudios superiores es el italiano.

Las condiciones para optar a las plazas de profesorado disponibles en Italia varían según el nivel educativo en el que se aspira a ejercer como docente. Así, para enseñar en educación infantil y/o primaria, es necesaria una Licenciatura en Ciencias de la Educación Primaria, mientras que para poder enseñar en ciclos de Secundaria y de Educación Superior es necesario haber cursado un grado de tres años más una especialización y un año más de formación práctica.

Para saber más:

Artículo: Estructura del Sistema Educativo en Italia (Resumen).Fragmento: EURYDICE. Comisión Europea. Resumen del sistema educativo italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *