Volver al listado

Monta una pequeña emisora de radio en el aula con aulaPlaneta

Hace ya un tiempo, desde este mismo espacio, os enumeramos una serie de pasos para la introducción de programas radiofónicos creados por y para vuestros alumnos con fines educativos, que llegaron a servir de guía para la organización de una radio educativa impulsada por el profesor y asesor pedagógico Esteban Gabriel Santana y que contó con la colaboración de hasta 30 centros escolares de las Islas Canarias. Así, y con la intención de refrescar el interés generado por esta iniciativa para la creación de una radio escolar, os ofrecemos un nuevo artículo en el que desgranaremos los beneficios pedagógicos que se derivan de la inserción de la radiofonía en el aula, y del buen papel que esta puede jugar en el desarrollo educativo de vuestros alumnos.

Apuntes sobre la radioeducación

A pesar de que la autoría sobre la invención de la radiofonía sigue siendo objeto de una larga polémica, que enfrenta a aquellos que opinan que fue idea de Guglielmo Marconi en 1894 con los que afirman que realmente fue Nikola Tesla quien dio con la manera de propagar el sonido a través de las ondas electromagnéticas, sí sabemos que la primera transmisión radiofónica tuvo lugar en la Nochebuena de 1906, pese a que no fue hasta 1920 que la radio comenzó a ser vista como una forma de entretenimiento. Desde entonces, las formas de consumo radiofónico han variado enormemente de la mano, especialmente, de los cambios sufridos por los aparatos receptores que permiten, a día de hoy, que prácticamente cualquier pueda escuchar un programa de radio en directo desde aparatos portátiles y, si lo hace a través de Internet, en directo, diferido o bajo la forma de podcasts, puede hacerlo desde dispositivos de uso tan cotidiano como un teléfono móvil. Pero no solo la forma en que se reciben las ondas ha cambiado, también lo ha hecho la manera y la finalidad con las que estos programas se emiten y crean, abriendo las puertas a formas radiofónicas de bajo coste para sus impulsores cuya elaboración resulta sencilla y fácilmente gestionable por usuarios, que no requieren excesivos conocimientos tecnológicos para poder utilizarlas con efectividad. Nuevas formas de creación radiofónica que han hecho posible la introducción de esta práctica en las escuelas con los objetivos pedagógicos que os planteamos a continuación:

  • Siempre que la dirección de estas creaciones radiofónicas sean lo bastante elásticas e integradoras, ofrece a los alumnos la posibilidad de expresarse en sus propios términos, tratando temas que les interpelan y que pueden generar un productivo debate regido por las normas propias del código de conducta radiofónico.
  • Mejora la motivación del alumnado a través del vínculo emocional que genera la creación de uno o varios programas radiofónicos.
  • Por su propia naturaleza, hace las veces de un aprendizaje por proyectos para los alumnos y alumnas. Lo que implica, a su vez, que pueden trabajarse cualquiera de los temas que componen el currículo escolar.
  • Desde una perspectiva educativa, la radio en el aula se convierte en una herramienta pedagógica transversal que permite ejercitar todo tipo de competencias; desde la lingüística hasta la informacional, pasando por la alfabetización mediática o la digital.
  • Pese a la sencillez que ofrecen las nuevas tecnologías para la elaboración de programas radiofónicos, que hasta no hace demasiado tiempo requerían de una mínima infraestructura básica que solo quedaba al alcance de unos pocos, el trabajo en equipo sigue siendo necesario. Por eso, y sacando virtud de la necesidad, la elaboración de un programa en clase promueve el aprendizaje colaborativo y la socialización entre el alumnado.

Cómo crear un estudio de grabación en el aula

Pero dicho esto, y teniendo en cuenta que en otro artículo ya os hablamos sobre los pasos a seguir para la elaboración de un programa de radio por parte de vuestros alumnos, es muy probable que se os haya ocurrido la siguiente pregunta: teniendo en cuenta los beneficios educativos que ofrece ¿cómo puede construirse un estudio radiofónico en un aula? Una cuestión a la que intentaremos dar respuesta a través de los siguientes pasos que os permitirán, dentro de lo posible, la creación de un espacio de grabación para los programas radiofónicos de vuestros alumnos:

  • Necesitaréis de un espacio en el que poder grabar el programa en cuestión, por lo que debería ser, dentro de vuestras posibilidades, un sitio más o menos silencioso y sin eco.
  • Uno o varios micrófonos, y si es posible, una mesa de mezclas de sonido con algunas entradas para micrófonos y otras para líneas de música. Igualmente, serán necesarios unos auriculares para que todos los implicados en la dirección del programa puedan escuchar si el sonido se escucha correctamente o no.
  • Un aparato de grabación sonora, que puede ser desde un ordenador hasta una grabadora portátil con una entrada de línea de sonido conectada con la salida del mezclador que os hemos comentado en el punto anterior.
  • Un programa de digitalización sonora como Real Producers, que permita la gestión, edición y formato para la difusión del archivo de sonido resultante de todo el proceso de grabación. Para conseguirlo, os recomendamos encarecidamente la instalación de una tarjeta de sonido capaz de lograr el resultado que deseéis.

¿Existe alguna radio escolar en vuestro centro? ¿Habéis montado alguna pequeña emisora en vuestras clases, para dinamizarlas? Compartid con nosotros vuestras experiencias y los resultados de las mismas, así como este post con todos vuestros contactos.

Para saber más:

Artículo: Modalidades educativas de la radio en la era digital, por Juan José Perona Pérez y Mariluz Barbeito Veloso.

Artículo: De la escuela en la radio a la radio en la escuela, por Gustavo Villamizar Durán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *