Volver al listado

Cómo y porqué introducir la alfabetización audiovisual en el aula, según la Academia de Cine

Periódicamente, desde este espacio recordamos la importancia de una formación en alfabetización audiovisual y el cine para alumnos de todas las edades. Una educación que no sólo afecte a aspectos relacionados con la interpretación de imágenes y sonido desde una perspectiva mediática, sino que incluya, también y sobre todo, desde una óptica creativa. Lo que, en un sentido muy parecido, ha defendido desde hace años la Academia de Cine Español en un extremo que hace unas pocas semanas se ha visto concretado con el anuncio de la publicación del documento Cine y Educación, que parte de la intención de implementar el estudio del cine (español) en el aula como una asignatura más, con el aprendizaje de competencias en alfabetización audiovisual que ello implica. Pero ¿en qué consiste este documento?

Una vieja demanda pedagógica…

La primera legislación sobre la introducción del cine en el aula data, en el estado español, en 1912 con una Real Orden promulgada por Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes que ponía en valor las capacidades formativas del cine en las escuelas. A partir de esa primera iniciativa, los sucesivos gobiernos democráticos fueron adoptando algunos de los principios recomendados por la Directiva Europea de Servicios Audiovisuales y la UNESCO para asentar una formación en alfabetización audiovisual que incluiría, dando una especial preponderancia al cine español de entre todas las formas de expresión audiovisual existentes, Cine y Educación.Así, y en un acto presidido por Mariano Barroso, presidente de la Academia y autor de películas como Los lobos de Washington (1999) o la más reciente Todas las mujeres (2013), celebrado el pasado mes de marzo, se presentó el mentado documento, elaborado teniendo en cuenta la importancia de una formación para los futuros espectadores que aunase las demandas que, en este sentido, habían sido hechas desde el sector cinematográfico y también desde el educativo.

Este informe plantea una primera fase de implementación del estudio del cine español de forma transversal, a través de actividades paralelas a los contenidos curriculares y obligatorios que se imparten en las escuelas. De esta forma, y dando cabida a iniciativas anteriores que ambicionaban metas muy similares a la que Cine y Educación pretende cubrir, este documento marco queda dividido en tres partes diferenciadas: la primera contiene una explicación teórica sobre porqué debería implementarse este aprendizaje en las escuelas, la segunda comprende un conjunto de iniciativas y posibles itinerarios para su puesta en práctica, y una tercera y última que a su vez está compuesta por un total de cinco anexos, el más destacable (y publicitado) de los cuales ofrece un listado de 100 películas españolas para su proyección en el aula. Planificación pedagógica que, en palabras de Barroso, pretende animar “a las administraciones públicas para que recojan el relevo y que por fin el cine forme parte de los planes educativos desde el ofrecimiento a autoridades estatales y de comunidades autónomas de una hoja de ruta para su implementación.

… y nuevos objetivos formativos

Pero este objetivo parte de otros tantos que no apelan tanto a las altas instituciones como al alumnado que día a día acude a los centros educativos y que quedan recogidos en Cine y Educación a través del llamado Plan de Alfabetización Audiovisual. Un plan que, a su vez, comprende cuatro objetivos formativos relacionados de un modo u otro con la alfabetización audiovisual del alumnado y que os resumimos a continuación:

  1. Introducción del lenguaje audiovisual en el alumnado de todas las edades, así como sus bases estéticas y su evolución histórica desde el primer cinematógrafo hasta el actual aluvión de dispositivos englobables en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que son utilizados a diario por gran parte de la población de forma intuitiva, y sin haber recibido una formación al respecto.
  • A partir de esta formación en alfabetización audiovisual, se busca promover el disfrute del visionado de cualquier formato audiovisual, con un especial hincapié en el cinematográfico, permitiendo al alumnado su plena comprensión y desarrollando su espíritu crítico.
  • El mentado desarrollo de las capacidades críticas del alumnado también influirá en su desarrollo como personas y ciudadanos y ciudadanas con una mínima capacidad para decidir sobre su forma de estar y relacionarse con la realidad en la que vivan y que ,para más inri, muy probablemente se encontrarán considerablemente mediatizadas.
  • Y por último, pero no por ello menos importante en absoluto: la comprensión profunda del lenguaje cinematográfico no sólo permite analizar formatos audiovisuales resultantes o más o menos vinculados al del cine, sino también crear piezas audiovisuales propias, desarrollando la capacidad de expresión del alumnado en lenguaje audiovisual con todo lo que eso implica para el pensamiento lógico, racional, artístico y/o creativo.

Un conjunto de objetivos a largo plazo que sólo pueden lograrse a través de la exposición, más o menos continuada, del alumnado al cine, ya sea a través de la creación de una filmoteca en el aula formada por películas seleccionadas y pensadas para las diferentes edades que comprenden el periodo de escolarización obligatoria o visitas recurrentes a las salas de exhibición entre otras formas de aprendizaje de una disciplina artística que esperemos esté hoy, y gracias a iniciativas como esta, un paso más cerca de su introducción en el aula.

¿Trabajáis la alfabetización audiovisual en vuestras clases? ¿Visionáis películas con vuestros alumnos, dentro o fuera de vuestros centros educativos? Compartid vuestras impresiones con todos nosotros, y este post con vuestros contactos.

Para saber más:

Video: I Encuentro de cine y educación.

Artículo: Niños y adolescentes tras el visor de la cámara, por José-Ignacio Aguaded-Gómez y Jaqueline Sánchez Carrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *