Volver al listado

Siete películas para ver en Halloween con tus hijos

Nacida como una fusión netamente estadounidense de la tradición celta, Halloween nació de la unión de la fiesta en honor de la deidad druídica Samhain con la cristiana de Todos los Santos. En la actualidad, Halloween se está convirtiendo en un fenómeno que ha traspasado fronteras para encontrar su acomodo en muchos otros países del globo, con realidades y tradiciones que poco o nada tienen que ver con las de los Estados Unidos. Un grado de popularidad muy criticado por quienes la consideran una invasión cultural en toda regla, pero que ha seducido especialmente a los más jóvenes con su sentido de lo carnavalesco y su inofensiva celebración del caos. Sin ánimo de alimentar la polémica, desde aulaPlaneta nos unimos a la fiesta con un listado de siete películas para ver con los más pequeños de la casa en una sesión cinéfila en la que un escalofrío puede resultar tan divertido como una carcajadae igual de educativo ¿Truco o trato?

  • Frankenweenie, de Tim Burton: una lista de películas infantiles capaces de aunar lo amablemente travieso con lo macabro estaría incompleta en ausencia del director que probablemente haya trabajado esta combinación con más ahínco en toda la historia del cine. Remake animado del mediometraje del mismo nombre que fue dirigido por el propio Burton en 1984, este film de 2012, filmado en blanco y negro, narra las peripecias de Victor, un niño que pierde a su querido perro Sparky en un accidente y lo resucita mediante un frankensteniano Una tenebrosamente divertida historia de amistad que oculta una interesante reflexión sobre el alcance moral de nuestras acciones.
  • Coco, de Lee Unkirch y Adrián Molina: y de Halloween pasamos a su equivalente mexicano, y mucho más vivaracho, con Coco, uno de los últimos éxitos de la factoría Pixar. Coco narra el viaje al más allá de Miguel, un niño aspirante a músico que accidentalmente entra en el mundo de los muertos. Un lugar lleno de color y paradójica vida en el que la memoria es el valor más preciado, y lo único capaz de aliviar el dolor que la pérdida de los seres queridos supone para los vivos.
  • La familia Addams, de Barry Sonnenfeld: a poco de estrenarse la adaptación animada de la clásica y excelente tira cómica firmada por Charles Addams, nunca está de más recuperar el primero de los dos largometrajes protagonizados por los Addams en la década de los noventa. Una apuesta por lo bizarro como más que válido estilo de vida, llevada a cabo por Sonnenfeld con un esperpéntico y efectivo sentido del humor, una impresionante dirección artística y un reparto para enmarcar, encabezado por un inolvidable Raul Juliá en la piel de Gomez Addams.
  • Monster House, de Gil Kenan: estrenada sin pena ni gloria pero acreedora a lo largo de los años de un creciente status de película animada de culto, Monster House narra las aventuras de D.J. Walters, un niño de doce años convencido de que la misteriosa casa del señor Nebbercracker oculta algo terrible. Junto a otros dos niños del vecindario se adentrará en los oscuros misterios del hogar del anciano, donde descubrirá que, muchas veces, lo monstruoso es cuestión de punto de vista.
  • El alucinante mundo de Norman, de Chris Butler y Sam Fell: también conocida por su título original, el más corto Paranorman, esta joya venida del estudio de animación Layka (responsable entre otros de Los mundos de Coraline o la posterior Kubo y las dos cuerdas mágicas) se ha convertido con el tiempo en una de las mejores y más complejas producciones infantiles de los últimos años ¿Los motivos? Un sentido del humor capaz de aunar ternura y negrura, un excelente pulso narrativo o un grado de sensibilidad hacia la diferencia entendida como una cualidad digna de respeto, pero también como el germen de un peligroso resentimiento cuando se torna en marginación.
  • Casper, de Brad Silberling: adaptación en imagen real de los ya míticos dibujos animados de 1945 The Friendly Ghost, esta película producida por Steven Spielberg a buen seguro entretendrá a aquellos que deseen celebrar un Halloween cinematográfico por primera vez. La película cuenta la historia de amistad entre el bondadoso fantasma Casper y la joven Kat (Christina Ricci), cuyo padre (Bill Pullman) es contratado como cazafantasma para expulsar a la familia de espectros que parece haberse adueñado de una casa. Vista hoy puede parecer inocente, pero para los más pequeños funciona tan bien como en el momento de su estreno, en 1995.
  • Bitelchús, de Tim Burton: y cerramos el círculo con otra de las muchas películas firmadas por el director de Eduardo Manostijeras que podrían ingresar sin problemas en este listado. En esta ocasión nos hemos decidido por su segunda incursión en el campo del largometraje: Bitelchús, una comedia coprotagonizada por un Michael Keaton que roba la función interpretando a Beetlejuice, un bufonesco espíritu que se gana a la vida como asustador a sueldo. Un film inclasificable, lleno de escenas para el recuerdo y que ya aboga por una visión del cine en que el horror y lo festivo van de la mano, tal y como se desarrollaría plenamente a lo largo de la carrera de Burton.

¿Celebráis Halloween en vuestra escuela o con vuestros hijos? ¿Qué películas recomendaríais para pasar una noche tan especial como esta? Compartid vuestras preferencias con todos nosotros, así como este post con vuestros contactos.

 

Para saber más:

Video: La verdadera historia de Halloween. Orígenes y fiestas paganas.

Texto: Introducción metodológica a la muerte y los miedos en educación infantil, por Isabel González y Agustín de la Herrán.

Video: Todo sobre los miedos en la infancia, por Marga Santamaría para el II Encuentro de Conecta con tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *