Volver al listado

Aprovecha las posibilidades educativas de la comunicación multimodal

Como su propio nombre indica, la comunicación multimodal es aquella que se vale de los diferentes modos comunicativos humanos disponibles para transmitir uno o varios mensajes. En los últimos tiempos, esta forma comunicativa está siendo estudiada en aras de una mayor interactividad entre seres humanos e interfaces electrónicas, para así podernos relacionar de forma más precisa y fidedigna con las Inteligencias Artificiales (IA) que habitan nuestros dispositivos tecnológicos, y que suelen usar el lenguaje audiovisual, e incluso el corporal, para comunicarse con sus usuarios. Es un campo de estudio de la comunicación que ha encontrado terreno abonado en el sector educativo para desarrollarse de forma plena en un futuro próximo, permitiendo el aprendizaje de otras tantas alfabetizaciones capaces de preparar al alumnado para un mundo en el que la comunicación ha dejado de ser, mayoritariamente, hablada o escrita.

Lenguaje y aprendizaje

La comunicación multimodal no parte de la acumulación de posibles modos comunicativos, sino de la interacción que se produce entre todos ellos. De esta forma, lenguajes diferenciados entre sí como son el verbal, el escrito o el visual, por citar solo tres de las muchas posibilidades existentes, pueden generar una única forma comunicativa que se valga, simultáneamente, de estos tres lenguajes para expresar un mensaje con una mayor concreción que de hacerlo por separado, cuestionando de paso la predominancia histórica del lenguaje escrito. Si tenemos en cuenta además las posibilidades interactivas propias de la Web 2.0., (que, a través de la audiovisualización como lenguaje primordial, permite a sus usuarios la creación de contenidos propios, difusión de estos contenidos e incluso su reformulación posterior), Internet se ofrece como un espacio idóneo para el desarrollo de la comunicación multimodal y su aprovechamiento.

La cobertura de todos los lenguajes posibles para transmitir un mensaje determinado al alumnado permite, además, que estos puedan aprender a través del lenguaje con el que se sientan más cómodos, haciendo más efectivo su proceso de aprendizaje gracias al grado de personalización que se alcanza a través de la comunicación multimodal. Lo que implica, a su vez, un aprendizaje en alfabetizaciones igualmente múltiples, que son básicamente las siguientes:

  • Alfabetización tecnológica. Es la base de todas las alfabetizaciones que se filtran a través de las TIC: la tecnológica implica conocer el funcionamiento de estos dispositivos y sus programas informáticos. Pese a su importancia, esta alfabetización quedaría incompleta a todas luces en ausencia de una visión crítica de estas tecnologías y su utilización.
  • Alfabetización informacional. Entendida como la capacidad para ordenar, evaluar y analizar críticamente la información contenida en un mensaje, sea cual sea su canal comunicativo de transmisión, esta es una alfabetización básica en tiempos mediatizados como los actuales, y más aún cuando se trata de información proveniente de la Red.
  • Alfabetización comunicacional, o capacidad para comunicarse con los demás, sea a través de la Red o fuera de ella, teniendo en cuenta el contexto en el que se produce ese acto comunicativo.
  • Alfabetización audiovisual, entendida como la capacidad para entender el sentido y valor de una o varias imágenes, y cómo estas construyen una historia, o una idea, determinadas.
  • Alfabetización crítica. La gran olvidada, quizás por su transversalidad, pero también una de las más importantes sea cual sea el contexto comunicativo en el que se aplique. Implica un desarrollo del sentido crítico y del uso de la razón que permite discernir la moralidad (o su ausencia) de determinados mensajes o contextos comunicativos.

Pero, una vez establecidos estos principios que permiten el buen desarrollo de la comunicación multimodal en el proceso educativo, ¿cómo puede esta introducirse en el aula?

Cómo educar a través de la comunicación multimodal

Por su condición de lugar comunitario, propicio al debate y a un cierto grado de control del contexto en el que se produce el aprendizaje del alumnado, la escuela es un sitio privilegiado para la enseñanza a través de la comunicación multimodal, y por tanto de las alfabetizaciones que de ella se desprenden. Un extremo que queremos ayudaros a conseguir a partir de los siguientes consejos:

  • Apostad por la transversalidad en vuestras materias, de este modo será más fácil cubrir los diferentes modos de comunicación e incentivar las diferentes alfabetizaciones que sean necesarias para resolver las situaciones que planteéis a vuestros alumnos.
  • Aprovechad el entorno escolar y elementos de actualidad como noticias o temas más o menos candentes. La educación informal es una de las grandes bazas de la comunicación multimodal, debido precisamente a que no está planificada pedagógicamente y por lo tanto requiere de diferentes alfabetizaciones, y de capacidad para adaptarlas a situaciones no educativas, para poder abordarla.
  • Utilizad las posibilidades de las TIC para el trabajo cooperativo y colaborativo, inherentes a la Web 2.0., ya que de esta forma implicaréis más a vuestro alumnado y lo pondréis en contacto con lenguajes hipertextuales y hasta híbridos de texto, imágenes, audio y, combinando los dos últimos, también audiovisual.

¿Ponéis en práctica la comunicación multimodal en vuestro centro? ¿De qué forma la abordáis en clase? Compartid vuestras experiencias con nosotros, y este post con vuestros contactos.

Para saber más:

Artículo: Alfabetización multimodal: usos y posibilidades, por Javier González García.

Artículo: Alfabetización tecnológica multimodal e intercultural, por Antonio Bautista García-Vera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *