Volver al listado

Cómo introducir los Derechos Humanos en el aula

La firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos tuvo lugar en París el 10 de diciembre de 1948, por parte de los 58 países que por entonces conformaban la Asamblea General de las Naciones Unidas (de los cuales, 48 votaron a favor, 8 se abstuvieron y 2 estuvieron ausentes). Trajo consigo, tres años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, la primera defensa (declarativa y aún no vinculante) de 30 derechos humanos considerados básicos. Fue un primer paso hacia la Carta Internacional de los Derechos Humanos, firmada en 1966 de forma vinculante para todos los países, y la más próxima en el tiempo Declaración Universal de los Derechos Humanos Emergentes de 2007 que, sin embargo, no eclipsaron la importancia de esta primera Declaración Universal, conmemorada anualmente con el Día de los Derechos Humanos que se celebra cada día 10 de diciembre.

Coincidiendo con esta efeméride, desde aulaPlaneta queremos proponeros diferentes métodos para introducir y trabajar los Derechos Humanos en vuestras clases, poniéndolos en valor en tiempos en los que, pese a estar en boca de todos, su puesta en práctica en muchos lugares del mundo está aún (muy) lejos de ser la ideal.

 

Una aproximación a los Derechos Humanos en el aula

En el año 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas impulsó la celebración del Año Internacional del Aprendizaje de los Derechos Humanos, con la intención de ponerlos en conocimiento de la ciudadanía, y promoviendo tanto un aprendizaje humanista como otro que permita su defensa y protección a través del ejercicio de estos derechos desde edades muy tempranas. Un conjunto de buenas intenciones que os proponemos que introduzcáis en vuestras clases a partir de las siguientes propuestas educativas, de carácter transversal:

  • Aunque pueda parecer una obviedad, cundid con el ejemplo en clase. La mejor forma de que los alumnos respeten los Derechos Humanos es que vuestras clases se conviertan en un espacio en el que vuestros alumnos puedan ejercerlos como individuos sin por ello menoscabar los del resto del grupo clase.
  • Sea aprovechando la efeméride que se celebra cada 10 de diciembre o de forma independiente a esta celebración, informad a vuestro alumnado sobre la existencia de estos Derechos, su fecha de escritura y posterior evolución. No deis por sentado que los conocen y así evitaréis también que los den por supuestos, como si se trataran de un derecho adquirido naturalmente desde siempre. Instruidles en cómo y por qué se defienden estos derechos, para que puedan hacerlos suyos y, llegado el momento, defenderlos con efectividad si fuese necesario.
  • En la medida de lo posible, tratad cuestiones relacionadas con los Derechos Humanos en clase o como motivo principal de dinámicas propias del Aprendizaje por proyectos, que harán partícipe a vuestro alumnado y, al mismo tiempo, le permitirá entrar en contacto con estos derechos desde una perspectiva más práctica y motivadora.
  • Promoved el debate en el aula, ya sea esta presencial o virtual, sobre cuestiones relacionadas con los Derechos Humanos. Moderad estas sesiones de debate, que pueden vincularse al aprendizaje de materias curriculares, para asegurar que además del aprendizaje del tema en disputa se ejerciten los valores y competencias relacionados con el respeto a la alteridad, el valor de la convivencia o la capacidad de desarrollar el sentido crítico de vuestro alumnado a través de la libertad de expresión y pensamiento.
  • Adoptad libros, películas o videojuegos como Contra viento y marea, para impulsar el aprendizaje de estos derechos, ya sea a través de su lectura, visionado y juego en el aula o en el hogar. Siempre dentro de una selección que tenga en cuenta tanto la edad como las capacidades de quienes vayan a hacer uso de estos soportes culturales, su utilización con fines educativos es una buena forma de promover la empatía entre los alumnos. Os recomendamos que no echéis mano de libros, películas o videojuegos que incluyan su propia moraleja, y que a partir de ciertas edades promováis los que sean capaces de incomodarles ni que sea un poco, obligándolos a implicarse y reflexionar sobre estos materiales.
  • Aprovechad los recursos sobre educación en valores disponibles en Internet. Al respecto, os recomendamos que visitéis Educatolerancia, página vinculada al Ministerio de Educación del Gobierno de España y que ofrece múltiples materiales para trabajar los Derechos Humanos en el aula. Además, permite su estudio tanto desde una perspectiva presencial en los centros educativos que lo deseen, como bajo la forma de juegos y actividades que podéis plantear directamente a vuestro alumnado. Igualmente, sacad provecho del hecho de que estos recursos son accesibles a través de la Red para que vuestros alumnos desarrollen competencias en alfabetización digital.

¿Estudiáis o trabajáis los Derechos Humanos en vuestras clases? ¿De qué modo los introducís en vuestras materias? Compartid vuestras metodologías con nosotros, y este post con todos vuestros contactos.

 

Para saber más:

  • Artículo: Una escuela “sentipensante” para el reconocimiento y práctica de los derechos humanos, por Deyby Rodrigo Espinosa-Gómez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *