Volver al listado

Siete tendencias educativas TIC para este 2021

A resultas de la pandemia global generada por el COVID-19, el año 2020 ha sidanómalo como pocos en la historia reciente. Ha traído consigo una nueva realidad que ha afectado casi todas las parcelas de nuestro día a díaen la que la fuerza de la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en ámbitos que van desde lo personal hasta lo educativo, se ha visto enormemente vigorizada, abriendo un nuevo campo de posibilidades como demuestra el meteórico auge del Aprendizaje a distancia en entornos de aprendizaje formal e informal.  

En las próximas líneas, os apuntaremos las siete tendencias educativas relacionadas de un modo u otro con las TIC y que, más allá de su existencia previa, a buen seguro darán mucho que hablar durante este obligadamente digitalizado año 2021. 

Siete tendencias educativas TIC para el 2021 

1) Inteligencia Artificial: También conocida por su acrónimo IA (o incluso su equivalente inglés, AI), la Inteligencia Artificial es una disciplina científica desde la que se crean programas informáticos capaces de aprender o desarrollar razonamientos lógicos cuyo grado de complejidad y rapidez es igual o superior al del ser humano. Una capacidad que se encuentra en el núcleo de todo sistema de Aprendizaje adaptativo (presente en plataformas

Siete tendencias educativas TIC para el 2021 

1) Inteligencia Artificial: También conocida por su acrónimo IA (o incluso su equivalente inglés, AI), la Inteligencia Artificial es una disciplina científica desde la que se crean programas informáticos capaces de aprender o desarrollar razonamientos lógicos cuyo grado de complejidad y rapidez es igual o superior al del ser humano. Una capacidad que se encuentra en el núcleo de todo sistema de Aprendizaje adaptativo (presente en plataformas educativas como aulaPlaneta), y que este año se verá ampliamente expandido con el Machine Learning en un momento en el que el Aprendizaje a distancia a través de las TIC se está convirtiendo no ya en una alternativa educativa para muchos estudiantes, sino en la única forma de acceso posible a una educación formal. 

2) Ciberseguridad y netiqueta: Pese a que ya se encontraba entre las tendencias más pujantes del año 2020, el mentado auge del Aprendizaje a distancia ha hecho de la ciberseguridad y la netiqueta dos aspectos educativos tan interrelacionados entre sí como fundamentales durante este 2021, y probablemente también en años posteriores. Más allá del aumento de la protección que ofrecen unos mínimos conocimientos en ciberseguridad (lo que pasa, a su vez, por una alfabetización digital crítica), tanto dentro como fuera de los entornos educativos, una formación en netiqueta es y será especialmente útil para establecer un cierto orden y concierto en aulas virtuales o en las relaciones entre alumnado y profesorado a través de las TIC. 

3) Automatización: A nivel institucional, la traslación de muchas de las gestiones y actividades propias del espacio público a entornos virtuales ha implicado la urgente automatización (digital) de estos nuevos espacios. Un extremo que, en su vertiente educativa, se traduce en la automatización masiva de exámenes, notas, actividades o aulas virtuales capaces de albergar, en la medida de lo posible, las partes fundamentales de la educación presencial que permitan que la formación del alumnado siga su curso con el mínimo de afectación. 

4) Conexión 5G: Relacionado con el punto anterior, el enorme tráfico generado en Internet a raíz del aumento del uso de las TIC en educación ha dado alas a la necesidad, ya planteada durante el pasado año, de implementar una velocidad de conexión lo suficientemente ágil (y amplia) como para albergar una actividad digital de este calibre. Por este motivo, la demanda de 5G ha aumentado (de la mano de una controversia sobre los efectos de su aplicación que, por otro lado, no ha descendido) en un nuevo entorno educativo mediado por el Aprendizaje a distancia, mientras prosiguen las llamadas de atención que alertan sobre una problemática más amplia, y a buen seguro vigente a lo largo del 2021, como es la falta de conectividad a Internet de una parte de la población mundial. 

5) Aprendizaje cooperativo y digital: La distancia impuesta por la prevención sanitaria para evitar el contagio y propagación del COVID-19 ha puesto en valor una característica tan propia del aprendizaje presencial que hasta ahora se daba casi por supuesta: la pertenencia a un grupo como forma de apoyo y colaboración para la formación. Un terreno en el que, por su peso emocional, se desarrollan otros aprendizajes como el significativo o el social, y al que las TIC en educación pretenden dar respuesta a través de un uso mucho mayor de las Redes Sociales (RRSS) como herramientas educativas y del aprendizaje cooperativo a través de la Red como un sustituto (relativo, en cuanto no logra sustituir las virtudes de la socialización física) de su homónimo presencial.  

6) Realidad mixta: También conocida por el término XR, la llamada Realidad Mixta engloba todo aquello relacionado con la Realidad VirtualAumentada u otras tecnologías digitales de carácter inmersivo, capaces todas ellas de generar entornos formativos con un mayor o menor grado de virtualidad. El incremento del Aprendizaje a distancia ha sembrado el terreno para el resurgimiento de Internet en general y el XR en particular como herramientas educativas capaces de dar acceso a lugares actualmente vetados (o de acceso más difícil que con anterioridad) por motivos sanitarios o también económicos, y al llamado Learning by Doing. 

7) Gamificación: La motivación inherente a esta metodología pedagógica, sumada a la cantidad de contenidos educativos que se han visto digitalizados durante este último año, ha disparado las posibilidades de la gamificación en el aula, ya sea esta presencial o a distancia. Su uso se ve igualmente beneficiado y potenciado por tendencias no necesariamente vinculadas a las TIC como la disolución de las fronteras entre educación formal e informal o el valor del juego como acicate para el aprendizaje y, también, por la popularidad de los videojuegos como forma de ocio, proclives a ser utilizados pedagógicamente. 

¿Utilizáis ya alguna de estas tendencias tecnológicas en vuestras escuelas? Compartid vuestras respuestas con nosotros, así como este post con todos vuestros contactos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *