Volver al listado

La lectura: un placer pedagógicamente útil

Aunque en este mismo blog no escatiman los artículos desde los que se pone en valor la lectura o en los que podáis encontrar no pocas recomendaciones literarias, no nos cansaremos de repetir que leer un libro es tanto un acto creativo como un elemento fundamental para la formación y el desarrollo educativos de cualquier persona. La lectura proporciona información, permite desarrollar tanto la imaginación como la reflexión, el pensamiento abstracto o la capacidad de concentración y esfuerzo.  

Pero como no todo texto es igual a los demás, tampoco lo es el modo en el que debería abordarse su lectura, ya sea a partir de la palabra impresa o desde textos digitales accesibles a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Una serie de particularidades que, sumadas a los beneficios que ofrece un acto aparentemente tan sencillo en su cotidianeidad como realmente complejo en su dimensión psicopedagógica, se desarrollarán en las siguientes líneas de esta nueva reivindicación de la lectura como sinónimo de conocimiento y, sobre todo, de gozo. 

 

La utilidad (educativa) del placer de leer 

La lectura es uno de esos actos cuyo interés aumenta con el hábito. Siempre que el texto escogido se adapte a nuestras capacidades, edad o apetencias personales, cuanto más leemos, más ganas tenemos de seguir haciéndolo. Pero esta es una máxima que depende, en gran medida, de un acceso a la lectura más o menos fácil, por físicamente accesible, a través de bibliotecas u otros repositorios de textos de todo tipo, y ya sea en su forma impresa o, como viene siendo habitual en los últimos años, también digital. Numerosas iniciativas, que van desde el Plan de Fomento de la Lectura (2017-2020) impulsado por el Gobierno de España, hasta otras más centradas en lo digital y venidas desde el ámbito de lo privado, como es el caso de Leemos, de aulaPlaneta, y que con todas sus diferencias comparten una base común, la de la comprensión lectora 

Una acción de entender, en sentido estricto, lo que el texto explica, pese a gozar de diferentes categorías parte, a su vez, de una serie de características y beneficios fundamentales. Son los siguientes: 

  • La comprensión lectora es una de las llamadas destrezas lingüísticas, que implica poder interpretar el texto que se está leyendo. A su vez, esta cualidad supone el desarrollo, a través de la puesta en práctica, de la capacidad de concentración y atención del lector. 
  • Debido a que la comprensión de un texto va más allá de su mera repetición (esto es, de la comprensión literal) su aplicación da pie a ejercitar el pensamiento abstracto para que el lector pueda extraer un significado a su lecturaCreatividad, capacidad de análisis y de elaboración de un discurso (echando mano de una mayor riqueza lingüística) son algunas de las ventajas formativas de esta característica. 
  • Abre la puerta a la llamada comprensión creativa, que a través del desarrollo del sentido crítico supone interactuar con el texto para confrontar su significado y, desde la experiencia y pensamiento previos del lector, adoptar una postura (a favor o en contra) de lo que en él se explica. 

Pero estas características y cualidades, transversales al acto de leer, no siempre se dan del mismo modo debido a que, como os explicaremos en las siguientes líneas, tanto la tipología del texto a leer como el formato escogido para hacerlo condicionan el modo en el que se aborda su lectura. 

 

Incentiva la lectura en tus clases 

La actitud y recursos cognitivos y memorísticos requeridos por diferentes tipos de lectura son, igualmente, distintos en cada caso. No es lo mismo leer un texto impreso, de una página a la siguiente, que uno digital que el lector amplíe mediante hipervínculos, por ejemplo. Ambos casos dependen de la puesta en marcha de mecanismos de pensamiento diferentes, en un extremo aplicable también a las diferentes tipologías de texto que existen, como puedan ser el ensayo o la narrativa, entre otros. Diferencias que deben tenerse en cuenta de cara al impulso de la lectura en el aula, a partir de los puntos que os proponemos a continuación: 

  • Los textos escogidos para la lectura deben adecuarse a las capacidades del alumnado sin por ello serle acomodaticio. Una forma de lograr este difícil equilibrio es ofrecer lecturas que sean de su interés y, a partir de ciertas edades, que les resulten provocadoras en sus conclusiones, obligándolos a posicionarse ante ellas o, también, contextualizar el texto antes de que los y las estudiantes emprendan su lectura. 
  • Una buena forma de impulsar la lectura es la de valerse del Aprendizaje por proyectos para que el alumnado deba investigar y cotejar información a través de las diferentes fuentes disponibles, sean estas impresas o también digitales. En este último caso, una alfabetización informacional o digital que les advierta sobre las diferencias entre leer en papel y hacerlo en entornos TIC puede ser de gran ayuda. 
  • Clubs de lectura o debates en el aula (presencial o virtual) sobre las diferentes lecturas llevadas a cabo por el alumnado, son algunas de las posibles formas de incentivar la comprensión lectora de vuestro alumnado, desarrollando así también su oratoria y escucha activaLa puesta en común y discusión sobre lo leído obliga a entenderlo a un nivel más profundo que en ausencia de este debate, que os recomendamos sea moderado por vosotros. Y si se da en un espacio digital, impartid a vuestro alumnado unas mínimas nociones de netiqueta. 

¿Impulsáis la lectura desde vuestras clases? ¿Qué estrategias seguís para su implementación? Compartid vuestras experiencias con nosotros y este post con todos vuestros contactos. 

 

Para saber más: 

  • ArtículoLa compleja relación de los docentes con la lectura: El comportamiento lector del profesorado de educación infantil y primaria en educación, por María Elche Larrañaga y Santiago Yubero Jiménez. 
  • VideoTEDXUNAMAcatlánLeer es resistir, por Benito Taibo. 
  • VideoTEDXYouth@GijonLa pasión en la lectura la ponen los jóvenes, por Sebastián García Mouret. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *