Volver al listado

«La digitalización de la educación permite la personalización y la adaptación a los diferentes estilos de aprendizaje ».| St. Mary’s School

Carmen Egea, Directora de Innovación de St. Mary’s School nos explica la historia del centro y la forma en la que han integrado en su proyecto educativo la tecnología

ENTREVISTA

1. ¿Podría explicarnos brevemente la historia del centro y su proyecto educativo?

St.  Mary’s School es un centro privado bilingüe español-inglés situado en Sevilla. Inició su andadura en 2002 y cuenta con dos líneas educativas en todas las etapas.

Nuestro Ideario tiene sus fundamentos en las Escuelas del Padre Manjón y Manuel Siurot y en la Institución Libre de Enseñanza de D. Francisco Giner de los Ríos. Su pedagogía se fundamenta en una enseñanza activa, de carácter lúdico y de élite con acrecentados valores éticos.

Nuestra línea metodológica viene marcada por la neurociencia, el modelo VESS, la teoría de las inteligencias múltiples, el constructivismo y el Learning by doing. Para que el aprendizaje sea contextualizado, el modelo pedagógico de nuestro Centro se basa en metodologías inductivas/activas y estrategias de aprendizaje que favorecen el desarrollo de las inteligencias múltiples. Se trata de un modelo definido por los siguientes rasgos: integrador, orientador, personalizado.

En nuestro centro la carga de horas lectivas es superior a la media, y el desarrollo de las competencias STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) supone un 40% del horario lectivo. Para la introducción del método científico mediante la experimentación, contamos con el programa Galileo Project.

La formación histórica y geográfica, base del humanismo, se desarrolla mediante proyectos, Flipped Classroom y técnicas como las rutinas de pensamiento.

 

2. En su opinión, ¿qué aporta la digitalización a la educación y qué ventajas tiene respecto a la educación tradicional?

La digitalización ofrece nuevas oportunidades y experiencias educativas, facilitando la transformación, y la mejora de la experiencia de aprendizaje.

También permite la personalización y la adaptación a los diferentes estilos de aprendizaje, facilitando la implementación de pedagogías basadas en las inteligencias múltiples.

Gracias a la digitalización se configuran canales digitales que permiten a los docentes y a los alumnos relacionarse de forma más fluida y continua, garantiza la simultaneidad, posibilitando que varios alumnos puedan acceder al mismo documento o puedan trabajar en equipo de forma sincronizada.

 

3. ¿A qué retos tuvo que enfrentarse el centro cuando decidió dar el paso hacia la digitalización de las aulas?

Digitalizar un centro educativo supone adentrarse en un proceso complejo que requiere una profunda reflexión previa. En nuestro caso tuvimos que abordar cuatro dimensiones fundamentales: las infraestructuras, la organización, la mentalidad y la práctica pedagógica

En infraestructura tuvimos que invertir en una red wifi que garantizara el ancho de banda suficiente para poder operar. A nivel organizativo realizamos una reestructuración horaria y de la disposición de los módulos de los profesores.

El reto fundamental giró en torno al cambio de paradigma, tuvimos que adecuar la forma de enfocar la enseñanza. Para ello el primer paso fue la capacitación digital docente, formar a nuestro equipo de profesores para que lideraran esta transformación, superando reticencias y barreras generacionales, en algunos casos. 

Continuamos avanzando, articulando la metodología adecuada para el aprendizaje en un entorno virtual, en la elección de los softwares de gestión y generalistas y en los contenidos educativos digitales.

4. Visto en perspectiva, ¿considera que el camino ha sido fácil?

Considero que aún seguimos en el camino. Lo maravilloso de nuestra profesión es que se nos presentan constantemente nuevas rutas y senderos inexplorados (se abren ahora tantas nuevas vías: aprendizaje inmersivo, XR, inteligencia artificial…).

Viéndolo en retrospectiva podríamos hablar de un camino difícil, lento, con obstáculos y oportunidades para hacer ajustes y aprender en el proceso.

Se trata de un viaje transformador, guiado por la curiosidad, la determinación, la confianza en el equipo que nos rodea, las metas y la vocación docente.

 

5. ¿Ha contado desde el primer momento con la colaboración de toda la comunidad educativa del centro para avanzar en la digitalización de las aulas?

A lo largo de todo el proceso hemos contado con el apoyo de la Comunidad Educativa: profesores, alumnos y padres. Los profesores dejaron a un lado las reticencias iniciales para sumarse al proyecto con ilusión y disposición para la capacitación y el cambio metodológico. Los alumnos dieron impulso al mismo, aprendimos junto a ellos en simbiosis, partiendo de su motivación para desarrollar las competencias y habilidades necesarias. Respecto a los padres, hemos tenido el privilegio de contar con su confianza. Seguimos trabajando en la línea de la información y comunicación, para facilitar el tránsito al modelo One to one con tranquilidad y mucha transparencia.

 

6. Según su opinión y dada la situación actual, ¿cuáles son las competencias que debe incorporar un buen gestor de centro? ¿Han cambiado en los últimos años?

Desde mi punto de vista, un gestor debe asumir el liderazgo y coordinación del equipo de profesores y personal no docente. Debe ser capaz de planificar, organizar, llevar a cabo y evaluar las respuestas y acciones concernientes a las necesidades educativas. Las competencias de los gestores deben abarcar aspectos técnicos, jurídicos y de recursos humanos.

Un buen gestor debe adquirir liderazgo en distintas líneas: educativo, organizacional, de gestión y pedagógico.

Dichas competencias se han ido adecuando a la evolución de los contextos escolares y familiares y a las demandas del mercado.

 

7. Educación y digitalización: ¿cuál debe ser el equilibrio para que se deje de ver como una amenaza desde ciertos sectores?

La transformación digital ha supuesto una disrupción en los modelos de negocios de muchas empresas. No obstante, considero que no afecta de la misma forma al sector educativo. Los centros escolares necesitaban una solución para la mejora y la adecuación de los procesos de enseñanza-aprendizaje. La transformación digital se recibió de forma proactiva, como una oportunidad de dar respuesta a las necesidades que se estaban planteando, proporcionado un apoyo fundamental a los procesos de aprendizaje.

Para que exista un adecuado equilibrio, la digitalización en los centros debe estar vinculada al ámbito de la pedagogía, para contribuir así a la consecución de objetivos pedagógicos específicos.

Es necesario partir de la capacitación docente y el fortalecimiento de estructuras pedagógicas que contemplen la digitalización como medio para alcanzar la educación personalizada, las competencias digitales, el autoaprendizaje a través de la práctica adaptativa…

 

8. Como centro usuario de aulaPlaneta, ¿cómo cree que podemos ayudar a los centros educativos a superar temores o limitaciones en el uso de la tecnología en el aula?

La irrupción de aulaPlaneta en nuestra estructura pedagógica nos ha facilitado la organización y secuenciación de los contenidos curriculares. En el amplio abanico de recursos digitales que ofrece aulaPlaneta,  hemos podido encontrar una solución digital que permite establecer las adaptaciones curriculares necesarias,  y personalizar la plataforma en base a nuestro proyecto, en el marco de una propuesta flexible y abierta.

AulaPlaneta se ha convertido en el espacio personal de aprendizaje y en un entorno de referencia para los alumnos y sus familias.

Las múltiples funcionalidades nos posibilitan el seguimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje por parte del profesor, lo que favorece la evaluación continua y posibilita la individualización del aprendizaje.

Durante todo el proceso contamos con el asesoramiento y acompañamiento de los formadores y asesores, lo que te permite avanzar, guiado por su experiencia en el ámbito educativo.

 

9. ¿Cuántos años lleva dedicada a la docencia? ¿Ha cambiado mucho la educación desde entonces?

Llevo 20 años dedicados a la docencia. La educación sigue en constante evolución, intentando responder a los cambios políticos, sociales, económicos, técnicos y científicos. A lo largo de estos años he tenido el privilegio de participar en procesos de transformación, viviendo de primera mano las nuevas oportunidades que han ido surgiendo: el giro de clases magistrales a entornos de discusión y aprendizaje compartido, la interdisciplinariedad, la digitalización, las nuevas corrientes pedagógicas y métodos de enseñanza, los nuevos materiales y herramientas y el cambio de roles, entre muchos otros avances.

 

10. ¿Cree que veremos desaparecer el libro en papel por completo?

A corto plazo no creo que desaparezca. A día de hoy, son necesarios como complemento a otros materiales en ciertas etapas educativas. En muchos centros siguen siendo imprescindibles como vehículo de organización escolar. No obstante, deberán coexistir en un modelo híbrido y con una reducción de su peso dentro del material escolar. A medio plazo considero que serán remplazados por formatos digitales, aunque el papel perdurará en otras formas y otros tipos de libros.

 

11. Desde su posición y en base a su experiencia, ¿cómo valora la relación entre transformación digital, evolución de la sociedad y cambio del sistema educativo?

Considero que los cambios sociales y económicos de la sociedad actual están marcados por la inclusión de la tecnología en todos los ámbitos. La transformación digital en el ámbito educativo se produce como adecuación a ese proceso de cambio. Para la evolución de la sociedad es prioritario proceder a la transformación digital de las escuelas. La educación es un sector estratégico prioritario, debe asumir la responsabilidad de formar a los alumnos en este mundo cambiante y adecuarse a dicha realidad. Debe responder al reto educativo de formar a los ciudadanos y profesionales del mañana. La necesidad de formación en pensamiento crítico, en atención plena (para focalizar el tiempo) y en la capacitación para la producción de contenidos digitales, entre muchas otras competencias, se postulan como imprescindibles para avanzar en dicho proceso.

12. ¿Qué papel cree que pueden desempeñar las familias en este proceso de transformación digital que se está llevando a cabo en la educación?

 En muchas ocasiones, no tienen nada que ver las herramientas y aplicaciones que se utilizan en la escuela con las que se aplican en el contexto familiar por lo que, al inicio del proceso de digitalización de un centro, y previo a la incorporación del alumnado al sistema One to One, se debe contemplar la necesidad de informar y asesorar a los padres en dicho tránsito.

De forma paulatina deberán apoyar los procesos que se inician en el ámbito escolar para guiar a los alumnos y apoyar a los profesionales en el uso responsable de los dispositivos.

Para los centros escolares es de vital importancia contar con el respaldo y la confianza de las familias para el éxito en la aplicación de las metodologías derivadas de la transformación digital.

 

13. Se ha escuchado en las últimas semanas que se está estudiando pasar a un modelo de enseñanza por competencias y no por asignaturas. ¿Qué opina al respecto?

 Si entendemos las competencias como conjunto de procedimientos, capacidades, conocimientos y actitudes que interactúan entre sí y que capacitan al alumno a actuar de una manera determinada en determinadas situaciones o ante determinados procedimientos, no creo que el trabajar por competencias tenga que ser excluyente al modelo de trabajo por asignaturas. Debería quedar bajo la autonomía de los centros decidir las materias que se trabajan de forma interdisciplinar y las que trabajan por asignaturas, pero en un modelo competencial.

 

14. ¿Qué competencias considera que deberán tener los alumnos que en los próximos años se incorporen al mundo laboral?

Considero que las competencias que debe adquirir el alumno, se enmarcarían desde el ámbito de las Soft Skills, las llamadas habilidades blandas, y las funciones ejecutivas. Deben dominar las competencias básicas, las profesionales y las transversales. Competencias como el liderazgo, emprendimiento, disposición a la innovación y al cambio, toma de decisiones… serán imprescindibles para la incorporación al mercado laboral y para su desarrollo personal.

 

15. Y ya para terminar, ¿cómo cree que será la educación del futuro?

El sistema educativo debe avanzar hacia un modelo de enseñanza flexible, capaz de adaptarse a los vertiginosos cambios que trae parejo la aparición de tecnologías y herramientas cada vez más potentes.

Considero que la educación del futuro deberá dar respuesta a los cambios sociales, económicos y tecnológicos, así como a los avances en neurociencia. Deberán convivir modelos híbridos y nuevas estructuras pedagógicas que garanticen la adquisición de contenidos, de habilidades especificas y de experiencias tecnológicas y de desarrollo personal (haciendo especial hincapié en la inteligencia emocional y el desarrollo de procesos de control cognitivo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *