Volver al listado

Ocho claves para entender la educación islandesa

Islandia es un país que abarca tanto la isla a la que da nombre como a otras menores, todas de origen volcánico, situadas en el océano Atlántico entre Groenlandia y el continente europeo. Cuna de mil y una leyendas nórdicas y gaélicas, llegando hasta el extremo de que parte de su población no descarta la existencia de criaturas mitológicas como los elfos, y fuente de inspiración para el Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne, el hogar de la afamada cantante Bjork ha contado con pocas leyes educativas de calado desde principios del siglo XX. Lo que no es óbice para que analicemos los ocho puntos más característicos de su sistema educativo, cuya última reforma de importancia se remonta al año 1992, cuando se establecieron las bases nacionales para la educación que a día de hoy continúan vigentes.

 

Ocho claves del sistema educativo islandés:

  • La educación en Islandia es obligatoria entre los 6 y 16 años. Este periodo en la vida del alumnado islandés abarca la totalidad del ciclo de primaria y de secundaria inferior. A partir de ese momento, la educación no obligatoria se bifurca en dos opciones para los estudiantes: secundaria superior o Formación Profesional hasta los veinte años. Durante los tres años siguientes pueden cursar educación superior y posteriormente un máster que, tras el mínimo de dos años que comprende su estudio, da acceso a estudiar un doctorado.

 

  • La Educación Preescolar islandesa suele empezar a los dos años de edad y alcanza hasta los seis, en los que da comienzo el periodo educativo obligatorio. Durante estos cuatro años, los niños y niñas se forman a través del juego y muchos elementos propios de la pedagogía libre.

 

  • Según datos aportados durante el año 2018, Islandia destina un 5,9% de su Producto Interior Bruto (PIB) a la educación. Pese a todo, muchas de estas inversiones se producen de forma descentralizada: se calcula que un 73% del dinero del que disponen los centros donde se cursa la educación obligatoria (primaria y secundaria inferior) proviene de gobiernos locales.

 

  • En consonancia con el punto anterior, la gestión de los centros de primaria y secundaria inferior corresponde a la autoridad local. Por el contrario, la educación secundaria superior y la educación superior quedan en manos del estado de Islandia. Y en cualquier caso, el currículo nacional se decide desde el Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura islandés.

 

  • La correlación entre educación pública y privada en Islandia presenta diferencias abismales entre ambos sistemas de gestión. Un 98% de los colegios islandeses son públicos, mientras que solo un 2% de los centros educativos del país son de gestión privada.

 

  • Los estudiantes islandeses tienen un muy buen nivel de ciencias, comprensión lectora y matemáticas. Según el informe PISA, sus resultados en estas materias los sitúan en los puestos 39º, 35º y 31º del ranking de países de la OCDE, respectivamente.

 

  • El sistema educativo islandés se cuenta entre los más respetados del mundo, ya que su cobertura es prácticamente total. Se calcula que el 100% de la población adulta está alfabetizada.

 

  • Las vacaciones escolares en Islandia se reparten en prácticamente todas las estaciones del año. En otoño, a poco del inicio del curso que tiene lugar a mediados de agosto, el alumnado tiene una semana de libranza durante el mes de octubre. Tras las vacaciones navideñas, del 22 de diciembre al 6 de enero, llegan las de invierno, en coincidencia con carnaval, del 18 al 22 de febrero. Finalmente, y tras las vacaciones de Semana Santa, llegan las de verano: entre diez y once semanas que van desde finales de mayo hasta mediados de agosto.

Para saber más:

Web: Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *