Volver al listado

Utiliza el Aprendizaje por proyectos para dinamizar el aprendizaje de tu alumnado

La actual situación sanitaria, y las consecuencias que esta ha tenido sobre casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana como pueda ser, sin ir más lejos, la formación reglada, ha popularizado numerosas metodologías pedagógicas relativamente conocidas por amplios sectores de la población. El Aprendizaje por proyectos, metodología que integra diferentes materias curriculares que se ven coordinadas de forma interdisciplinar con la meta final de alcanzar una serie de objetivos previamente establecidos. Un método de aprendizaje que rompe, de algún modo, con toda una tradición pedagógica basada en la adquisición de saberes y conocimientos compartimentados, aislados los unos de los otros, y que gracias al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha incrementado su utilización por parte de la comunidad educativa, especialmente en los últimos meses.

 

Introducción al Aprendizaje por proyectos

Pese a esta remozada popularidad, que perfila al Aprendizaje por proyectos filtrado a través de las TIC como una de las tendencias educativas más pujantes de la actualidad, su existencia se remonta años atrás, mucho antes de las primeras introducciones de las TIC en el aula. La visión de una pedagogía basada en una asimilación holística e interdisciplinar de las diferentes materias que la componen se remonta a los inicios del siglo XX, siendo desarrollada y matizada durante los siguientes cien años. El triángulo educativo ideado por John Dewey (1859-1952), la globalización de la enseñanza según Ovide Decroly (1871-1932), la reconversión del espacio escolar en un lugar proclive a la investigación tanto individual como grupal, tal y como lo entendió Célestin Freinet (1896-1966) o, más próxima en el tiempo, la alfabetización crítica planteada por Paulo Freire (1921-1997) son solo algunos de los precedentes de esta forma de abordar el aprendizaje en el aula.

El Aprendizaje por proyectos toma elementos de todas estas metodologías, pretéritas a su existencia, para plantear a los alumnos que se valgan de él uno o varios proyectos de investigación sobre otras tantas cuestiones que requerirán la asimilación (simultánea e interdependiente) de conocimientos o competencias pertenecientes a materias curriculares diferentes. Pero esta metodología, próxima en algunos de sus aspectos al que parte de la resolución de problemas para promover el aprendizaje de los estudiantes y muy revalorizada hoy por su expansión a través de las TIC bajo formas como, por ejemplo, la robótica o el e-learning, implica, además de la adquisición de conocimientos, una serie de beneficios para sus participantes. Son los siguientes:

  • Al no depender de unos contenidos específicos y predeterminados para todos los casos en los que se lleva a cabo, permite una gran adaptabilidad al entorno y circunstancias estudiantiles en las que se produce el aprendizaje.
  • Esta mayor elasticidad en la planificación del itinerario de aprendizaje del alumnado permite la asimilación de conocimientos no planteados inicialmente, pero no por ello menos valiosos para el desarrollo de los estudiantes.
  • Más allá del aprendizaje de contenidos que permite, también, y simultáneamente, impulsa el desarrollo de competencias como la alfabetización informacional o, en un entorno mediado por las TIC, también digital.
  • Al dejar en manos de los estudiantes el alcanzar los objetivos marcados por la investigación, y basarse en la experiencia y la práctica como método educativo, su grado de motivación e implicación es necesariamente mayor que en un entorno de aprendizaje de contenidos más pasivo para el alumnado.
  • La colaboración entre diferentes estudiantes, requerida de forma casi siempre imprescindible para asumir los objetivos que plantea esta metodología, impulsa sus habilidades sociales y el aprendizaje colaborativo, ya sea de forma presencial o a través de las TIC.

Aunque, en este último caso, resulta necesaria la utilización de plataformas y herramientas que, como Activia de aulaPlaneta, permita numerosas opciones de planificación, cooperación docente y variedad de posibles proyectos que hagan posible el buen desarrollo de la vertiente digital de esta metodología.

 

Cómo introducir el Aprendizaje por proyectos en el aula

Toda variación en el modo en el que se transmiten los conocimientos y competencias en el aula implica un cambio para aquellos que los imparten. La puesta en marcha del Aprendizaje por proyectos supone para el profesorado un cambio de planteamiento más o menos general, haciendo de su labor una muy similar a la de un gestor del proceso de aprendizaje del alumnado, que se desarrolla de forma próxima a lo autodidacta.

Para lograrlo, os apuntamos una serie de pasos que os permitirán implementar el Aprendizaje por proyectos tanto en vuestras aulas como a distancia, a través de las TIC. Son los siguientes:

  • Presentad los objetivos del proyecto de forma sencilla y clara para vuestro alumnado.
  • Compartimentad a vuestro alumnado por equipos más o menos reducidos, para así impedir que ninguno de ellos quede al margen de la labor que deban acometer y facilitar su coordinación.
  • Supervisad los primeros pasos de vuestros alumnos, que deberán presentaros una primera aproximación al problema a resolver y posibles métodos de resolverlo, antes de empezar la investigación en sí.
  • Una vez aprobado este documento previo, aseguraos de mantener la comunicación con vuestros alumnos para asesorarlos en su proceso de elaboración del proyecto, que deberá ser presentado, en clase o a distancia, ante el resto de sus compañeros.
  • En la medida de lo posible, promoved un debate sobre los diferentes resultados obtenidos, y evaluadlos teniendo en cuenta las competencias desarrolladas durante su elaboración.

¿Utilizáis el Aprendizaje por proyectos en vuestros centros? ¿Cuáles han sido los resultados? Compartid vuestras experiencias con nosotros, y este post con vuestros contactos.

Para saber más:

  • Artículo: Construcción del conocimiento en Educación Superior a través del Aprendizaje por proyectos, por Juan Jesús Torres Gordillo.
  • Video: TEDxUSB: Aprendizaje por proyectos, por Sergio Díaz.sino

2 Comentarios

  1. Celia Margarita QUIROZ MENDOZA -

    Utiliza el Aprendizaje por proyectos para dinamizar el aprendizaje de tu alumnado, son estrategias metodològicas positivas

  2. Pingback: Resumen semanal de noticias del 27 de septiembre al 3 de octubre - Agenda Educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *